back to top

22 Situaciones que toda mamá primeriza vivió

Traer alguien al mundo no es cosa fácil. Menos por primera vez.

publicado

1. Temes que tu cuerpo nunca vuelva a ser el mismo.

Via giphy.com

2. Y que no vuelvas a ver a tus amigas.

Via giphy.com

Entre el bebé y el cansancio, ¿cómo se supone que tengas tiempo para ti?

3. O la luz del día para ser más precisos.

Atlantic Records / Via giphy.com

Salir de la casa parece ser una tarea tan mortal como tediosa. ¿Cómo lo logran otras mamás?

4. Te pones de lo más creativa.

5. Y definitivamente das gracias a la humanidad por inventos como éste.

Via youtube.com

El mamaRoo, una silla que se mece sola y con cinco velocidades diferentes.

6. Comienzas a valorar las horas - o minutos - en los que tu bebé duerme.

Via giphy.com

7. Y te preguntas si algún día tú volverás a dormir tan profundo como él/ella.

Via giphy.com

8. Todo lo ves como una posible amenaza.

Via giphy.com

Juguetes, muebles, ¿¡la mantita que le regalaron!? No está a salvo con nada...

9. Y pasas horas planificando cada comida, actividad y encargo del día siguiente.

Nickelodeon / Via giphy.com

Sólo para darte cuenta que una tabla de horarios no sirve de nada. DE NADA.

10. Te encuentras llorando por cualquier cosa.

Lynch / Frost Company / Via giphy.com

Tal vez tenga que ver el hecho de que eres el vivo ejemplo del multitasking en ese momento.

11. Pero más que nada, por lo rápido que está creciendo.

Via giphy.com

Cuando menos te das cuenta, ya dejó ese mameluco que le compraste para su primera semana. Corte a: tú rompiendo en llanto.

12. Conviertes la pañalera en la bolsa mágica de Mary Poppins.

The Walt Disney Company / Via blogs.disney.com

No sabes cómo, pero todo cabe ahí.

13. Y te sientes como toda una pro cuando empacaste más de dos mudas, mamilas, chupones, etc.

NBC / Via giphy.com

Mamá prevenida vale por dos.

14. Te preguntas lo qué hacen otras mamás y que tú no estás haciendo.

Bravo / Via giphy.com

15. Y te vuelves fan de foros, grupos y libros.

Via giphy.com

Todos dedicados a la tarea más extenuante del mundo: ser madre.

16. Todo para llegar a la conclusión de que cada bebé es diferente.

Via giphy.com

Aprendes a no comparar y a hacer tus propias reglas. De eso se trata, ¿no?

17. Te aprendes de memoria el teléfono del pediatra.

Via giphy.com

¿No es normal si tiene un grado más de temperatura de la normal o sí?

18. Y nunca te cansas de escuchar la frase "¿Qué haces todo el día en casa?"

Via giphy.com

¡Broma! Si tan sólo te dieran un peso por cada vez que te dicen eso, ya serías rica.

19. Aprendes el arte de traducir sonidos.

The Walt Disney Company / Via giphy.com

Desde el llanto hasta los de respiración por el monitor, al pasar las semanas sabes exactamente cómo está tu bebé y qué necesita.

20. Pero a veces, y sólo a veces, no tienes ni la menor idea...

Via giphy.com

...De nada. Te encuentras abrumada y ni con una pista de porqué llora incontrolablemente.

21. Al final del día, descubrir cómo ser mamá es lo mejor que te ha pasado.

The Walt Disney Company / Via fanpop.com