back to top

22 Consejos importantes para todo hombre que use camisa

El básico del guardarropa, explicado.

publicado

1. Nunca escatimes el poder de una buena camisa.

Tal vez no tengas idea de la diferencia que hay entre una oxford y una de algodón pero algo es cierto: lo barato después sale caro. Ponle atención a la calidad, una muy barata puede llegar a irritarte o desgastarse mucho más rápido.
instagram.com

Tal vez no tengas idea de la diferencia que hay entre una oxford y una de algodón pero algo es cierto: lo barato después sale caro. Ponle atención a la calidad, una muy barata puede llegar a irritarte o desgastarse mucho más rápido.

2. No todas las camisas son iguales.

Aunque tu ojo te diga lo contrario, hay más diferencias de las que te imaginas. ¿La característica básica? El tipo de tejido y el patrón. Aunque sean de algodón, hay diferentes patrones que harán que sea más suave, más rígida o más formal, todo depende de qué tan cómoda te sientas en ella.
dfcscreenprinting.com

Aunque tu ojo te diga lo contrario, hay más diferencias de las que te imaginas. ¿La característica básica? El tipo de tejido y el patrón.

Aunque sean de algodón, hay diferentes patrones que harán que sea más suave, más rígida o más formal, todo depende de qué tan cómoda te sientas en ella.

3. Sin embargo, no importa cuál escojas, lo más importante es encontrar la talla correcta.

Y para esto necesitas ponerle atención a esos dos números mágicos: la talla de tu cuello (15 1/2 en el ejemplo) y la de la manga (32/33).
BuzzFeed México / Salvatore Ferragamo / Via lyst.com

Y para esto necesitas ponerle atención a esos dos números mágicos: la talla de tu cuello (15 1/2 en el ejemplo) y la de la manga (32/33).

4. Para obtener el número del cuello, mídelo alrededor y agrega un poco más de medio centímetro.

Mide a la altura de la manzana de Adán y agrega ese extra para que no te apriete.
wikihow.com

Mide a la altura de la manzana de Adán y agrega ese extra para que no te apriete.

5. Ahi es cuando entra la regla dorada del dedo.

Siempre debe entrar de uno a dos dedos (no más) entre tu cuello y la camisa. De lo contrario, estás comprando la talla incorrecta.
dappered.com

Siempre debe entrar de uno a dos dedos (no más) entre tu cuello y la camisa. De lo contrario, estás comprando la talla incorrecta.

6. Para las mangas, mide justo abajo de los hombros hasta la muñeca.

Querrás que el puño de la camisa quede milímetros abajo de tu muñeca, ni más arriba ni más abajo.
sleeve7.com

Querrás que el puño de la camisa quede milímetros abajo de tu muñeca, ni más arriba ni más abajo.

7. Sin importar qué talla seas NUNCA dejes que la camisa se vea huanga a la altura de la cintura.

Debe quedar relativamente ceñida a tu torso, si no te hará ver con más peso.
Thinkstock

Debe quedar relativamente ceñida a tu torso, si no te hará ver con más peso.

8. El cuello SÍ importa.

No sólo refleja la actitud de la camisa, sino también existen estilos que van mejor con ciertos tipos de cuerpo y con la corbata que usarás.
pinterest.com

No sólo refleja la actitud de la camisa, sino también existen estilos que van mejor con ciertos tipos de cuerpo y con la corbata que usarás.

9. Un cuello puntiagudo o semi-italiano alarga la cara.

10. Pero por si las dudas, siempre opta por el clásico italiano o el americano.

Ambos son la opción más ~neutral~ y favorecen a cualquier tipo de cara.
Hermès / Via moumizafforafattoamano.wordpress.com

Ambos son la opción más ~neutral~ y favorecen a cualquier tipo de cara.

11. De cualquier forma, siempre asegúrate que el cuello sea proporcional a tu cara.

Ni más grande, ni más pequeño.
Ermenegildo Zegna / Via bestsellerdesignerclothing.duckdns.org

Ni más grande, ni más pequeño.

12. Si estás indeciso sobre qué corbata usar, recuerda: llévala un tono más oscuro que tu camisa.

Aquí podrás encontrar todo sobre las corbatas.
instagram.com

Aquí podrás encontrar todo sobre las corbatas.

13. Hay dos tipos principales de puños.

El clásico de botones (sencillo o doble) y el francés. La única diferencia entre ambos es que el segundo necesita mancuernillas y por lo mismo, luce más elegante.
propercloth.com

El clásico de botones (sencillo o doble) y el francés. La única diferencia entre ambos es que el segundo necesita mancuernillas y por lo mismo, luce más elegante.

14. Opta por una camisa blanca para las ocasiones formales y de negocios.

Todo hombre debería tener al menos una camisa blanca en su clóset. Te salvará de cualquier ocasión.
lookastic.com

Todo hombre debería tener al menos una camisa blanca en su clóset. Te salvará de cualquier ocasión.

15. Una camisa con rayas es lo suficientemente formal para el trabajo pero con la ventaja de tener un patrón que rompe el esquema.

Ni muy muy, ni tan tan.
express.com

Ni muy muy, ni tan tan.

16. Los tonos pastel pueden ir de lo más formal a lo más casual de acuerdo al traje o pantalón que lleves.

Azul, morado y hasta rosa (sí, el rosa no es solo para niñas), cualquier camisa en tonos pastel será tu prenda más versátil.
weddingomania.com

Azul, morado y hasta rosa (sí, el rosa no es solo para niñas), cualquier camisa en tonos pastel será tu prenda más versátil.

17. Los patrones demasiado llamativos o las camisas de tonos fuertes suelen ser mejores para las ocasiones casuales.

Aunque si sabes con qué combinarla, puedes convertirla en todo un triunfo formal.
instagram.com

Aunque si sabes con qué combinarla, puedes convertirla en todo un triunfo formal.

18. Nunca subestimes el poder de una playera interior.

Además de mantener a raya el sudor, evitará que se transparente tu camisa. Escoge la playera indicada según el cuello: en V si vas a dejarlo abierto, redondo si va abotonada.
Littlehenrabi / Getty Images

Además de mantener a raya el sudor, evitará que se transparente tu camisa. Escoge la playera indicada según el cuello: en V si vas a dejarlo abierto, redondo si va abotonada.

19. Ahórrate la tintorería y deja perfectas tus camisas.

Solo tú sabes si se manchó aquí o si necesita estar menos arrugada de acá. Es más trabajo pero bien lo vale.
instagram.com

Solo tú sabes si se manchó aquí o si necesita estar menos arrugada de acá. Es más trabajo pero bien lo vale.

20. Una vez que la laves, plánchala cuando esté casi seca.

Así no tendrás que utilizar el modo a vapor. Comienza por la parte de la espalda, sigue a la parte de enfrente y termina con las mangas, de los hombros a los puños.
Moodboard / Getty Images

Así no tendrás que utilizar el modo a vapor. Comienza por la parte de la espalda, sigue a la parte de enfrente y termina con las mangas, de los hombros a los puños.

21. Después de lavar y planchar, utiliza unas varillas para el cuello.

Esas pequeñas lengüetas de metal o plástico se insertan en las costuras del cuello y evitarán que se hagan holgados y pierdan su forma.
artecienciavestir.blogspot.mx

Esas pequeñas lengüetas de metal o plástico se insertan en las costuras del cuello y evitarán que se hagan holgados y pierdan su forma.

22. Y por último, desfaja las camisas que sí están hechas para eso.

Así de fácil: si queda un espacio de 10 cm. entre tu camisa y el tiro del pantalón, está hecha para llevar sin fajar. De lo contrario, fájala, es la forma más rápida de llevar un look con estilo. 👍🏼
BuzzFeed México / I am Galla / Via iamgallla.blogspot.mx

Así de fácil: si queda un espacio de 10 cm. entre tu camisa y el tiro del pantalón, está hecha para llevar sin fajar. De lo contrario, fájala, es la forma más rápida de llevar un look con estilo. 👍🏼