back to top

15 Recetas que te harán fan del kale a la hora de la comida

Hora de agregar este superalimento a tus comidas.

publicado
Karla Agis / BuzzFeed / Via aidamollenkamp.com

1. Papitas de kale.

Para esas veces en los que te urge un snack saladito pero no estás dispuesto a comprometer la figura. Fáciles y ricas, aprende a prepararlas aquí.
Victoria / Via thewellbarjournal.com

Para esas veces en los que te urge un snack saladito pero no estás dispuesto a comprometer la figura. Fáciles y ricas, aprende a prepararlas aquí.

2. Tarta de kale.

Sabes que se te hace agua la boca por probarla... Prepárala así.
Citlalli Barberis / Via saboresdemihuerto.com

Sabes que se te hace agua la boca por probarla... Prepárala así.

3. Ensalada de kale, camote, quinoa y aguacate.

Una comida balanceada para los amantes del buen sabor. Todo lo que necesitas, aquí.
Thinkstock

Una comida balanceada para los amantes del buen sabor. Todo lo que necesitas, aquí.

4. Tortilla de espinacas y kale.

Este platillo se pondrá aún más saludable con esta deliciosa versión. Checa todo lo que necesitas para cocinarlo, aquí.
Pilar Hernandez / Via enmicocinahoy.cl

Este platillo se pondrá aún más saludable con esta deliciosa versión. Checa todo lo que necesitas para cocinarlo, aquí.

5. Licuado de kale y platano.

Una buena dosis de energía para comenzar tu día. Encuentra aquí las instrucciones para prepararlo.
Victoria / Via thewellbarjournal.com

Una buena dosis de energía para comenzar tu día. Encuentra aquí las instrucciones para prepararlo.

6. Ensalada de camote, kale y camarón.

Esos calurosos días de verano se van a poner aún mejores con este platillo.
Thinkstock

Esos calurosos días de verano se van a poner aún mejores con este platillo.

7. Lasagna de vegetales con kale.

¿Quién dijo que tenías que abandonar la pasta para comer balanceado? La receta, aquí.
Thinkstock

¿Quién dijo que tenías que abandonar la pasta para comer balanceado? La receta, aquí.

8. Tortillas con huevos, kale y aguacate.

Desayuno para campeones... o para la cruda. Prepáralo así.
Natalia Salazar / Via healthyhappin3ss.com

Desayuno para campeones... o para la cruda. Prepáralo así.

9. Pasta con pesto de kale, cáñamo y aceite de linaza.

Dale a ese espagueti los poderes mágicos de este superalimento. Preparar este pesto es más fácil de lo que crees.
Thinkstock

Dale a ese espagueti los poderes mágicos de este superalimento. Preparar este pesto es más fácil de lo que crees.

10. Ensalada de kale, remolacha & nueces caramelizadas con vinagreta a la miel y romero.

Justo el platillo que necesitabas para tu día a día en la oficina. Aquí encontrarás todo lo necesario para prepararla.
Victoria / Via thewellbarjournal.com

Justo el platillo que necesitabas para tu día a día en la oficina. Aquí encontrarás todo lo necesario para prepararla.

11. Fusilli con kale.

El único límite para usar el kale es tu imaginación. Prepara esta receta así.
Thinkstock

El único límite para usar el kale es tu imaginación. Prepara esta receta así.

12. Pizza de kale, cebolla y queso de cabra.

Todo es mejor si se come en una pizza. Prepárala así.
Thinkstock

Todo es mejor si se come en una pizza. Prepárala así.

13. Sopa minestrone con kale.

LA sopa. Ya no vas a tener excusa para no comer tus verduras. Checa la receta.
Thinkstock

LA sopa. Ya no vas a tener excusa para no comer tus verduras. Checa la receta.

14. Ensalada de kale, hortalizas y arroz salvaje.

Para esos días en los que tu prioridad es comer rico, saludable y barato. Checa lo que necesitas aquí.
Natalia Salazar / Via healthyhappin3ss.com

Para esos días en los que tu prioridad es comer rico, saludable y barato. Checa lo que necesitas aquí.

15. Hamburguesas de quinoa con kale.

¿Quién dijo que tendrías que despedirte de tu comida favorita para ser más saludable? Esta receta te dirá cómo preparar una hamburguesa a la que no tendrás que agregarle nada más que una pizca de kale.
Thinkstock

¿Quién dijo que tendrías que despedirte de tu comida favorita para ser más saludable? Esta receta te dirá cómo preparar una hamburguesa a la que no tendrás que agregarle nada más que una pizca de kale.