back to top

14 Recetas que puedes hacer con una sola charola para hielos

Tu nueva herramienta favorita de cocina.

publicado

1. Crea tus propios chocolates con crema de cacahuate.

Chocolate Covered Katie / Via chocolatecoveredkatie.com

Derrite de dos a cuatro barras de chocolate oscuro y coloca la mezcla en cada espacio de la charola de hielos, hasta la mitad. Ponles tanta crema de cacahuate como quieras y termina por cubrir completamente con más chocolate. Congela por un par de horas y ¡voilá! Tendrás estas delicias para disfrutar mientras ves tu serie favorita ;)

Publicidad

2. Prepara una malteada instantánea y completamente deliciosa.

Dreyer's / Via dreyers.com

Solo necesitarás helado napolitano, tu charola y un poco de leche de tu preferencia. Con una cuchara, rellena los espacios con el helado, ya sea combinado de los tres sabores o de cada uno. Congela, y cada que se te antoje una malteada, sácalos del refri y deposita tus cubos de helado en un vaso con un cuarto de leche. ¡Delicioso!

3. Ponte románticx y arma las mejores mimosas del mundo.

womansday.com

No importa que tengas una charola en forma de corazones o no, el punto es que tu brunch del fin de semana se volverá el mejor del mundo. Empieza por cortar fresas en pequeños pedazos, de manera que quepan varios en los espacios de la charola. Una vez que los acomodes, rellena con un poco de vino blanco y congela. Sirve en una copa de champagne y una fresa de decoración. ¡Salud!

4. Refréscate con una deliciosa agua de menta.

embroider88.blogspot.mx

¡O hasta para limpiar el paladar al final de la comida! Solo tienes que congelar hojas de menta en agua y sacar los cubos cada que quieras darle un toque refrescante a una bebida. Así de fácil.

5. Dale un boost a tu salud con estos cubos de limón y naranja.

theharvestkitchen.com

La pura vitamina C. Coloca jugo de naranja en los espacios y exprime un poco de limón al final, o si prefieres, puedes cambiarlo por jugo de mandarina. Un cubo de estos en las mañanas y mantendrás la gripe a raya.

6. Ponle un toque natural a cualquier bebida con estos cubos florales.

The View From Great Island

¿Quieres impresionar en una comida o cena? ¡Haz estos sencillos cubitos! Solo debes seleccionar flores pequeñas (y que no sean tóxicas) y desinfectarlas. Congélalas en agua y colócalas en la bebida de tu elección. Más hermoso no se puede.

Publicidad

7. Ten a la mano estos cubitos de aceite y especias para cocinar en un segundo.

imgur.com

Congela un poco de aceite con diferentes especias, desde albahaca hasta romero. Cada que quieras cocinar un corte, pollo o pasta, solo necesitarás sacar uno de estos cubitos y ponerlo en el sartén para darle a tu platillo un gran sabor.

8. Prepara un delicioso chocolate caliente con solo un cubito.

blog.paleohacks.com

No hay nada que se antoje más en los días lluviosos que un buen chocolate. Ahórrate el tener que prepararlo una y otra vez y arma una charola con cubos, listos para usarse. Solo necesitarás dos tazas de leche, dos cucharadas de cacao y media cucharadita de vainilla. Congela y cada que se te antoje prepararte un chocolate, deposita un cubo en un vaso de leche caliente y ¡voilá!

9. Haz unos ravioles rellenos de la manera más práctica y fácil.

juliasalbum.com

Esta receta llegó para facilitarte la vida. Utiliza la charola de hielos como base y coloca tu masa ya preparada en ella. Hunde los espacios vacíos lo suficiente para poder rellenarlos con queso de cabra, espinacas o carne, y coloca otra pieza de masa encima. Presiona para que permanezcan juntas las dos partes y corta los ravioles para cocinarlos. Si prefieres, también puedes congelarlos una vez que los hayas partido y hacerlos cuando se te antojen ;)

10. Estos cubitos de café latte serán tu salvación en la mañana.

immaeatthat.com

¿No te da tiempo ni de prepararte un café en las mañanas? No te preocupes, estos cubos llegaron a tu rescate. Deposita tu café favorito hasta la mitad de los huecos y congela. Una vez que esté duro, rellena el resto con leche y regresa la charola al congelador.

Puedes prepararte un café con una taza de leche hirviendo y dos cubos o un buen frappuccino con media taza de leche fría y seis cubos. Tener estos deliciosos amigos en la nevera hará de tus mañanas un pan comido.

11. Dale el toque mágico a cualquier bebida con estos cubos 'unicornio'.

hoorayhouse / Via instagram.com

Aunque puedes hacerlos con colorante rosa, agua y chispas de colores, también puedes ponerles sabor con nieve de frutos del bosque, fresa o zarzamora. ¿La mejor forma para servirlos? Con un poco de vodka :p

12. Arma unas paletas de yogurt como snacks de media tarde.

yoplait.com

Paletas más sencillas que éstas, no existen. Solo tienes que rellenar tu charola con yogurt de tu sabor favorito y colocarle a cada cubo palitos de madera. Si quieres darle el toque extra, añade pedazos pequeños de fresas, mango o moras. Te van a enamorar.

13. Prepara los jello shots más coloridos y fáciles.

sheknows.com

Solo necesitarás gelatina de diferentes sabores, whisky y agua hirviendo. Combina el agua y la gelatina en un recipiente grande y revuelve por dos minutos. Deja que se enfríe a temperatura ambiente y vierte el whisky en lo que revuelves. Coloca la mezcla en tu charola de hielos y refrigera por cuatro horas. Si quieres el efecto arcoíris, repite los mismos pasos con diferentes gelatinas.

14. Y el pilón: utiliza tu charola como tu tupper de snacks.

The Many Little Joys

Ponle de todo un poco, envuelve con papel plástico y llévatela a la oficina. Más fácil, imposible.

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss