go to content

12 Mitos y realidades que todos los que beben cerveza deben saber

Toda tu vida la has estado tomando mal.

publicado

1. Las cervezas no siempre han sido claras.

Via giphy.com

Verdadero: de hecho la cerveza clara fue un invento de la era moderna, pues inicialmente todas eran oscuras. Su origen data de inicios del siglo XIX, en la República Checa.

2. De hecho, se dividen por color.

Via giphy.com

Falso: diferenciarlas entre claras y oscuras no sirve de nada, lo sentimos. Aunque hay varios estilos (entre 100 y 120 dependiendo de la fuente que consultes), principalmente se clasifican en dos ramas: lager y ale, y dependen del proceso de fermentación, no de su coloración.

3. Lo que estás probando no son ~sabores~, son diferentes lúpulos.

20th Century Fox / Via giphy.com

Verdadero: El lúpulo es uno de los 4 ingredientes fundamentales de la cerveza y es lo que le da distintos aromas y sabores.

4. La cerveza empanzona.

Via giphy.com

Falso: seguramente éste es de los mitos más comunes que rondan por ahí. Ese sentimiento de pesadez se debe a la carbonatación de la cerveza, no a la bebida en sí. Y si sientes que te estás llenando seguramente se debe a que...

5. La cerveza se bebe de la botella.

Fox / Via giphy.com

Falso: beber cerveza de la botella es el peor error, pues además de no dejar que salga esa carbonatación, impide que los aromas suban apropiadamente y la disfrutes como realmente se debe.

6. Hay un vaso para cada cerveza.

Falso: sí, hay una infinidad de vasos destinados para esta bebida pero definitivamente no existen 100 diferentes vasos para cada cerveza. Sin embargo, estos cuatro te pueden ayudar a pedir el correcto la próxima vez que la bebas:

Karla Agis / BuzzFeed México

Ideal para: cervezas ligeras (lager, por ejemplo), pues la carbonatación sube rápidamente. El mango previene que la cerveza se caliente con tu mano además de que el vaso es más grueso pues está hecho para brindar con él.

Karla Agis / BuzzFeed México

Ideal para: adivinaste, las cervezas tipo pilsner. Cuando surgieron en el siglo XIX, este vaso fue creado para presumir la novedad del color. Al ser más abierto permite que el carbono suba. Lo recomendado son dos dedos de espuma para disfrutarla como se debe.

Karla Agis / BuzzFeed México

Ideal para: cervezas más aromáticas como una american pale ale. También conocido como vaso de pinta, su forma encierra la carbonatación para retener más espuma al igual que atrapar los aromas de la cerveza. Una cerveza más tostada, con toques de caramelo o chocolate, puede ser la ideal para beber así.

Karla Agis / BuzzFeed México

Ideal para: las cervezas más amargas y espesas. Su diseño ancho y grande pero con boca pequeña permite retener el sabor pero sobre todo, la espuma, la cual puede rebasar los 2 centímetros en ciertos estilos de cerveza.

7. El más grande error es pedirla por marca o color.

Dovemead Films / Via giphy.com

Verdadero: aunque tal vez asocies la marca como una de tus favoritas, en realidad debería depender de con qué la vas a comer. Así como ordenas un vino, lo mejor es preguntar qué cervezas ale o lager tienen o cuál va mejor con lo que vas a comer y partir de ahí.

8. La cerveza en lata es lo peor.

Fox / Via giphy.com

Falso: se cree que esta presentación es antónimo de calidad pero en realidad el sabor a aluminio que percibes es por tomarla de la lata y no vaciarla en un vaso apropiado.

9. Por nada debes congelarla.

Via giphy.com

Verdadero: hay a quien le gusta bien fría pero por nada debe pasar de los 4 grados centígrados. Una ligera, como las lager, debe estar entre 4 a 7 grados, las pale ale a 8 grados y las más complejas o con más alcohol de 12 a 14 grados.

10. La cerveza se quema.

Fox / Via giphy.com

Falso: la realidad es que ese sabor agrio no tiene nada que ver con que "se caliente y se enfríe de nuevo", sino con la oxidación que ocurre por la luz. Si siempre las tuvieras guardadas en una hielera, aún sin hielo, no pasaría nada.

11. Sin embargo, un shock térmico si puede afectar el sabor.

Via giphy.com

Verdadero: si metes al refrigerador una cerveza que venía en el coche, a 27 grados, es muy probable que su sabor se altere. Si te sabe a queso, mantequilla, o agria, significa que ya perdió sus propiedades iniciales.

12. Hay una cerveza para cada platillo.

Universal Pictures / Via giphy.com

Verdadero: depende mucho de qué se te antoje pero hay algunas que pueden ayudar a destacar ciertos sabores de tu platillo. Por ejemplo, una cerveza dulce (como una american pale ale) es una buena acompañante para unos tacos al pastor mientras que unas enchiladas siempre harán buena combinación con una cerveza amarga como la stout.

Gracias a Guillermo Ysusi, apasionado y experto del mundo de la cerveza, que nos proporcionó toda esta información junto con Cerveceros de México.

Más sobre el mejor elixir de todos los tiempos en BuzzFeed México.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss