back to top

20 Señales de que te encanta armarla de pedo por todo

Te vamos a decir que no leas este post, solo para que nos lleves la contraria.

publicado

1. Mínimo una vez al día tienes que hacerla de pedo.

2. La mayoría de las veces ni siquiera tienes una buena razón para enojarte.

3. Pero eso nunca te ha detenido al dejar libre tu furia.

4. A veces sientes que una fuerza sobrenatural es la que te posee y por eso pierdes la calma tan fácilmente.

CLAMP / Via Twitter: @CesarTeo

5. Pero es que eres extremadamente susceptible a la interacción humana.

6. A estas alturas ya perfeccionaste tu mirada fulminante para los que se atreven a retarte.

CBS

ARDAN EN EL INFIERNO MALDITOS INFIELES.

7. Hasta desarrollaste una habilidad vidente.

8. Un pequeño disturbio en tu vida es capaz de tener consecuencias catastróficas para el mundo.

9. Alguna vez te han preguntado si eres bipolar y por supuesto, la armaste de pedo.

Aunque puede que tengan razón.
Twitter: @ExploreMoree

Aunque puede que tengan razón.

10. En cuanto ves algo que no te parece, no te limitas a dejarlo en tu mente.

"Su pésimo servicio me tiene hasta la madre @Banamex, son LO PEOR" - Tú, siempre.
Twitter: @EnElCieloCG

"Su pésimo servicio me tiene hasta la madre @Banamex, son LO PEOR" - Tú, siempre.

11. Así eres y no tiene nada que ver con tus hormonas.

12. Eso sí, que ni te toquen cuando tienes hambre.

La niña de El Exorcista se queda corta a tu lado.
Twitter: @Grecialumbreras

La niña de El Exorcista se queda corta a tu lado.

13. Basta con que no te contesten en Whatsapp un minuto después para que arda Troya.

14. Y aún cuando todo es miel sobre hojuelas en tu vida, buscas un pretexto para mandar todo al carajo.

15. Te has preguntado si nunca saliste de la pubertad y por eso eres tan adicto al drama.

"No, yo no estoy mal. Es el resto del mundo."
Twitter: @Esa_Carnala

"No, yo no estoy mal. Es el resto del mundo."

16. A veces te gustaría regresar el tiempo para detenerte y no decir cosas hirientes.

17. Sobre todo cuando estás consciente de que no había una razón válida detrás de tu ira.

18. A veces, el destino interviene para que por una vez en la vida dejes de armarla de pedo.

19. Pero luego te acuerdas que es parte de tu naturaleza.

20. No es que seas intensx, simplemente sabes lo que quieres y estás dispuestx a luchar por ello.

O eso dices.