back to top

15 Temas que deben dejar de ser tabú

El sexo es hermoso en casi todas sus formas.

publicado

1. El sexo mortal del quol.

Updogdesigns / Getty Images

La esperanza de vida del quol es de sólo un año porque vive para el sexo. Sus sesiones de apareamiento suelen durar días enteros y el sexo entre estos marsupiales es tan violento que a veces termina matando a la hembra. Semanas después de aparearse, el quol macho se enferma, empieza a perder pelo y muere con una sonrisa en la boca.

2. La inserción traumática de las chinches.

Solomonphotos / Getty Images

Para aparearse, la chinche macho empala a la hembra en el estómago, deposita su esperma y se va. Luego la borra de WhatsApp e ignora sus mensajes.

3. El pene desechable de la babosa marina.

Andamanse / Getty Images

¿Nunca has olvidado tus audífonos en casa de tu novia? Estos animalitos hermafroditas pueden romper su pene y dejarlo dentro de su pareja mientras van a que les crezca otro y a presumirle a sus amig@s babosas que tuvieron sexo. Tampoco lo hacen cada fin de semana, sólo pueden regenerar su pene hasta tres veces.

4. El distanciamiento emocional de las abejas.

Themorra / Getty Images

¡LOS PENES DE LAS ABEJAS EXPLOTAN DENTRO DE LA REINA! Una vez que la reina se aparea con una docena de galanes, abandona los cadáveres de sus amantes y se retira, con todo el esperma que necesitará en vida, en su interior.

5. La codependencia del rape de mar profundo.

Sergio Andrés Segovia / Via en.wikipedia.org

El rape de mar profundo macho es hasta diez veces más chico que la hembra. Para preñarla debe morder parte de su cuerpo y fusionarse con ella. Su cerebro y sus órganos internos son absorbidos por la hembra, hasta que del macho sólo quedan sus testículos, bombeando semen periódicamente.

6. El sexo ruidoso de los macacos.

Tfalotico / Via pt.wikipedia.org

Los macacos, como mis vecinos, sólo pueden tener sexo muy ruidoso. Un estudio reciente demuestra que, si la hembra no grita al ser penetrada, el macho macaco sólo tiene 2% de probabilidades de eyacular.

7. La fluidez sexual de los caracoles.

Wavebreakmedia Ltd / Getty Images

El sexo de los caracoles es más civilizado que el del ser humano. Como todos son hermafroditas, cuando dos caracoles se gustan, se apuñalan mutuamente con picos de tejido calcificado, intercambian paquetes de esperma y se van, cada quién por su lado, a describir la experiencia en sus Tumblrs.

8. La esgrima genital del gusano plano.

Jupiterimages / Getty Images

El gusano plano también es hermafrodita, pero no es tan civilizado. Para decidir quién será el macho y quién la hembra, ambos gusanos desenvainan sus penes y luchan con ellos hasta que uno es apuñalado en los genitales. Como en la cárcel.

9. El pene de pala de la libélula.

Mercedes Rancaño / Getty Images

La libélula macho es tan celosa que evolucionó con un pene en forma de pala para sacar el esperma que otros machos hayan dejado en la hembra. Algunos científicos difieren y opinan que su pene tiene más la forma de una cuchara para helado.

10. La variedad penisia de la serpiente.

Joesayhello / Getty Images

Para evitar mezclas genéticas entre especies, las partes pudendas de las serpientes son como llaves y cerraduras. El pene de cada especie de serpiente tiene picos y salientes que sólo coinciden con el órgano reproductor de las hembras de su especie.

#TodosLosPenesSonHermosos

11. La lluvia dorada de los puercoespines.

Fuse / Getty Images

El puercoespín no puede sólo penetrar a la hembra, podría acabar empalado como en un fatality de Mortal Kombat. Para convencerla de aparearse, en un despliegue de seducción y erotismo, el macho se orina en la hembra. Ni siquiera los expertos saben por qué, pero funciona.

12. La salirofilia de los loros.

Snowmanradio / Via en.wikipedia.org

Los loros de frente blanca del Amazonas empiezan su encuentro sexual como cualquier ser humano: con un beso. Luego continúan como sólo algunos humanos: con vómito. Después de intercambiar guacareadas y cumplidos, tienen sexo como cualquier otro pájaro. #RelationshipGoals.

13. El bukake del pez cíclido.

Pixabay / Via pixabay.com

Luego de poner sus huevos, la hembra del pez cíclido debe cargarlos en su boca. El macho posee, muy cerca de sus genitales, una zona que se parece a dichos huevos. Al ver al macho, la hembra cree que se le cayeron algunos huevos y, cuando va a recogerlos.. ¡BOOM! el macho eyacula en su boca.

14. El pene raro del pato.

Abzerit / Getty Images

Cuando Dios creó al pato, le dijo: “Va la buena: tienes un pene de 20 cm. Va la mala: te vienes en 20 segundos. Va la rara: tu pene tiene forma de espiral. Bueno, voy a hacer que los loros se vomiten en la cara, bye.”

(Vía)

15. La prostitución entre pingüinos.

Volodymyr Goinyk / Getty Images

Los pingüinos Adelia sólo tienen un objetivo: tener el nido más bonito. Todos los pinguinos deben encontrar los materiales para su nido, pero algunas hembras intercambian piedritas por sexo, como en Mardi Gras.

Es casi trágico, porque los pingüinos son monógamos. Una hembra de pingüino Adelia puede tener a una pareja estable y a la vez tener sexo con otros machos a cambio de piedras.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss