back to top

Tuvimos 15 citas rápidas en una noche y ni así encontramos el amor

Fuimos a un evento de speed dating y aquí te contamos cómo estuvo.

publicado
Getty Images / BuzzFeed

- En el evento participan 15 hombres y 15 mujeres.

- A cada uno se le asigna un número.

- Cada participante tiene una hojita para marcar quién le gusta.

- Las mujeres se quedan cada quién en su mesa durante todo el evento.

- Los encuentros duran siete minutos, al final se toca una campana y los hombres se recorren a la siguiente mesa.

- Si al final de la noche una pareja coincide, The Matchmakers los pone en contacto para que hagan lo que quieran.

Gio:

En el coche venía pensando qué podría esperar sobre lo que iba a pasar. Puse mi playlist favorita (reggaeton), y la emoción empezó a correr por mis venas. Soy bien malo para ligar, en general, pero más en persona, por lo que no sabía qué preguntas, o qué temas escoger para ser más interesante. Cuando llegué y vi a puro hombre trajeado, de zapatito coqueto y bien peinados, me asusté aún más, por lo que recurrí al alcohol para relajar el cuerpo.

No entendía la mayoría de los chistes godínez y sólo me reía con mis compañeros para aparentar, pero se veían buena onda y amables conmigo... Tal vez les di ternura :(

Mire:

Nos reunieron a todas a platicar mientras tomábamos un trago. Me sentí súper nerviosa al lado de mujeres con rostro, pelazo, cuerpazo y actitud, pero fueron muy lindas conmigo y hasta me dieron consejos. "Dale match a todos y luego friendzonéalos", por ejemplo. De hecho, hubo dos chicas en específico con las que me hubiera gustado hablar más. Si están leyendo esto: las extraño, BFF.

Pepe:

Quince hombres confundidos esperamos en el patio del bar. Uno contaba chistes, dos extraños hacían negocios, amistades se forjaban… Luego llegaron a decirnos que estábamos por comenzar y se desataron nuestros instintos. Se burlaron del de los chistes, los negocios se rompieron y la amistad se convirtió en cortés hostilidad.

Finalmente nos dieron nuestro mezcal gratis, brindamos y nos fuimos a ver qué pasaba.

Gio:

The Matchmakers

De las 15 personas que conocí, cuatro me atraparon. Una tenía un crush con mi jefe y me cuestionó todo sobre él. La segunda era fan de los cómics y videojuegos (me invitó a jugar a su casa si llevaba un control). La tercera tenía un trabajo increíble en una funeraria, y por último, una que salió a fumar conmigo a mitad de la cita. Son banalidades tontas, pero eran cosas que te sacan del estándar “que debíamos tener”.

Así transcurrió mi noche, entre Bacardi, la misma pregunta mil veces, y un sentimiento de derrota bien feo.

Mire:

The Matchmakers

Conocí a un divorciado que hacía el mismo juego para romper el hielo con todas (y yo me había sentido especial), un exdiputado del Edomex que me dijo que ahí hay más feminicidios porque hay más mujeres, un empresario de Guerrero con quien hablé de narco y un guionista de tele increíble. Después de 14 citas y varias chelas, deseaba no haber nacido. Cuando el 15 llegó, le dije "Ya no aguanto, ¿qué hago aquí?". Sorprendentemente le caí bien, me dio match de inmediato y nos caímos chidísimo (según yo).

Pepe:

The Matchmakers

Fue una noche muy divertida pero habría sido mejor si no hubiera pedido un trago en cada cambio de mesa. En la cita uno fui muy elocuente, en la cuatro conté chistes y a la séptima le tiré una cerveza encima.

Una chica me saludó muy sonriente y, después de explicarle por qué debemos poner más atención a nuestra propia mortalidad, me despidió con un rostro taciturno.

El plan original era inventarme una profesión distinta en cada cita. Quise ser bombero, astronauta, y luchador, pero me puse muy nervioso. No recordé las mentiras que había ensayado y en cada cambio de mesa les decía “hola, vengo a escribir un artículo.” A una chica sí le dije que era monje budista y me preguntó “¿entonces por qué tienes pelo?”

Gio:

The Matchmakers

La verdad es que no esperaba nada, al otro día tenía una cruda terrible y lo único que quería era terminar mis chilaquiles sin tener que vomitar. Conseguí ocho matches, pero no me acordaba de más de la mitad y ninguna tenía foto de perfil. Una de mis conversaciones sobrevivió el fin de semana y acabó en algo bien padre. Me invitó a su casa a degustar una deliciosa lasaña de pulpo, carne y muchas cosas deliciosas. Desgraciadamente no pude ir pero sonaba a un plan increíble. Es más, creo que le enviaré otro mensaje en este momento.

Mire:

The matchmakers

A pesar de que varios me cayeron bien, me di cuenta de que realmente no me interesaba conocerlos más. En sólo siete minutos vi cosas que no me latieron y eso que, seguramente, todos estábamos mostrando nuestra mejor versión.

Hice match con cuatro personas y con ninguno hablé más de cinco líneas. Qué triste, de veras.

Aunque no me emocioné con nadie, lo mejor ocurrió esa noche. Varios nos quedamos a chelear. Conocí a dos tipos a quienes no les había prestado atención en la mesa y resultaron ser muy padres. Bebimos, neteamos y aftereamos hasta las cinco de la mañana. Spoiler: ninguno resultó ser el amor de mi vida, pero fueron grandes compañeros de peda.

Pepe:

The matchmakers

Sólo tuve un match pero me divertí mucho. Fue un gran ejercicio de la empatía ver cómo un solo evento, a través de quince pares de ojos, se convertía en quince experiencias distintas.

Todas las mujeres con las que hablé coincidían en que, si bien esta es una ciudad muy poblada, también puede ser muy solitaria. Más allá de los amigos de nuestros amigos, hay una brecha social casi imposible de saltar. Este tipo de eventos son una gran oportunidad de conocer a gente distinta.

Getty Images / BuzzFeed

- Siempre sé tu mismo, si enamoras a alguien con mentiras, ambos la van a pasar mal.

- O, si vas a pretender que eres un monje budista, primero rápate.

- A veces es más fácil conectar con la gente fuera del contexto tradicional de una cita.

- Sigue tus instintos: si no te gusta alguien en siete minutos, tal vez no vale la pena forzarlo.

- Si todo sale mal, enfócate en los tragos gratis.

- Si se te acaban los tragos gratis, consigue más.

- La gente fuera de tu círculo social puede hacer tu visión del mundo mucho más amplia.

- El speed dating es una gran forma de conocer gente que de otro modo no habrías tenido pretextos para encontrarte.

- Si no tienes tanto tiempo libre, o no te late ligar por internet, experimentar con este formato es buena opción.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss