back to top

15 Cosas que no sabías que puedes hacer con tu horno de microondas

Si sólo lo usas para preparar Maruchan, este post es para ti.

publicado

1. Corta cebollas sin lágrimas.

Aaboikis / Getty Images

Rebánale las puntas y mete la cebolla al microondas por 30 segundos. Luego, cuando la cortes, no llorarás, no sentirás nada por dentro.

2. Salva tu azúcar mascabado.

Grafvision / Getty Images

Si tu azúcar ya se hizo piloncillo, sálvale la vida. Pon sobre el azúcar una servitoalla húmeda y mete el azúcar al microondas por 30 segundos.

3. Deja que tu microondas se lave solo.

Thinkstock / Panasonic

¿Aún calientas tu café sobre la mancha seca de todas las sopas Maruchan que te has comido? Sólo necesitas calentar por cinco minutos un plato de agua con vinagre. El vapor hará que la mugre salga sola.

Publicidad

6. Pela tomates y duraznos como un mago.

Xristikes / Via xristikes-simboules.blogspot.mx

Corta por encima la piel, para dividirla en dos. Métela 20 segundos al microondas y déjala enfriar por un minuto. La piel se retirará del jitomate por su propia voluntad.

7. Pon a secar tus yerbas y hazlas inmortales.

Thinkstock

¿Tus especias frescas ya parecen flores de panteón? Ponlas a secar. Coloca tus yerbas sobre una servitoalla y mételas al microondas por diez segundos. Dales la vuelta y repite hasta que queden bien secas y aromáticas

8. Sálvale la vida a tu miel.

Chengyuzheng / Getty Images

Cuando la miel se pone tan dura que te la tienes que comer con cincel, métela al microondas. Dos minutos a media potencia son más efectivos que cien baños María.

Publicidad

9. Engaña al tiempo con frijoles (o maiz, o lentejas, o garbanzos, o…)

Taras_bulba / Getty Images

¿Ves que algunas recetas te piden dejar algún ingrediente remojando toda la noche? No es necesario. Agrega al agua una cucharada de bicarbonato de sodio, luego mételo al horno por diez minutos. Cuando termines, deja que el agua se enfríe otros diez minutos y, voilá: una noche de trabajo en menos de media hora.

10. Dale vida nueva al pan seco.

Gashgeron / Getty Images

Envuelve tu pan seco en una servitoalla húmeda y calienta en el microondas, en intervalos de diez segundos, hasta que quede rico otra vez.

11. Resucita tus papas fritas.

Olgakr / Getty Images

Si tus papas han perdido su crujientosidad, no temas. Sólo envuélvelas en servitoallas secas y calienta en intervalos de diez segundos, hasta que queden como recién salidas del aceite.

12. Aniquila a los gérmenes de tu esponja.

Jevtic / Getty Images

¿No tocarías esa cosa ni con un palo muy largo? Sólo ponla en un tazón de agua y calienta en el microondas durante dos minutos. Saldrá limpia y estéril, como el día que te la compraste.

13. Erradica la población de bichos en tu tabla para cortar.

Veselovaelena / Getty Images

Frótale un limón encima y mételo al microondas por un minuto. Aprovecha ese tiempo para imaginar cómo arden las colonias y civilizaciones que habían cobrado vida en tu tabla.

14. Haz el tocino más crujiente.

Brent Hofacker / Getty Images

Envuelve las tiras de tocino en servitoallas y mételas al microondas por tres minutos. Al absorber el exceso de grasa y humedad, el papel te dejará sólo con tocino crujiente y sabroso.

15. Haz los vegetales al vapor más saludables.

Artcookstudio / Getty Images

Pica tus vegetales con un tenedor y mételos 4 minutos al microondas. Este proceso es más fácil y mata menos nutrientes esenciales que la tradicional vaporizada.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss