back to top

Aquí te explicamos por qué de pronto Facebook se llenó de palomas locas

No es el fin del mundo, es sólo un meme que nació en Tailandia.

publicado

De la noche a la mañana, este bastardo se apoderó de Facebook.

Syd Weller

Las secciones de comentarios de todo el mundo estaban invadidas por palomas.

Facebook

Colectivamente, pasamos de no conocerla a odiarla.

Cuando quisimos pedir ayuda a las autoridades, ya era demasiado tarde.

Enrique Peña Nieto / Via Facebook: presidentelulz

Así es como se acaba el mundo. No con una explosión, sino con un "cuuu."

Enrique Peña Nieto / Via Facebook: presidentelulz

¿Pero de dónde viene esta paloma?

Classical art memes

Se trata de un set de stickers para Facebook diseñado por Syd Weiler.

Los stickers llevaban ahí desde el 31 de enero, sin hacer daño a nadie.
Twitter: @SydWeiler

Los stickers llevaban ahí desde el 31 de enero, sin hacer daño a nadie.

Un día, en un lugar de Tailandia de cuyo nombre no quiero acordarme, surgió este video:

Facebook: video.php

Hasta el día de hoy, esta joya de Internet lleva casi cuatro millones de views. Este era el impulso que la paloma necesitaba para emprender el vuelo.

El pájaro morado invadió las redes de toda Tailandia.

Trash Dove

Pero este no era cualquier meme. La gente estaba dispuesta a invertirle tiempo a su amor por la paloma.

Hubo pixel art...

w HAT am i even doing with my life #trashdoves #pixelart #pixelanimation @PyxelEdit

Acuarelas...

Maquillaje...

Y todo un estilo de vida.

น้องสู้เพื่อพี่มากค่ะ #JAPANEXPOTHAILAND2017 #trashdoves

En respuesta, la diseñadora agradeció a Tailandia por llevar su amor por la paloma tan lejos.

Poco sabía de los estragos que causaría su arte en todo el mundo.

Gustavo Denis / Via facebook.com

De la noche a la mañana, así empezaron a comentar todos en Facebook.

Lina Durán / Via facebook.com

Llevamos un día de fiebre morada y la gente ya está harta.

Se están tomando medidas preventivas.

Pero no hay reglas que puedan detener al tsunami púrpura.

Que el Dios Paloma nos agarre confesados.