back to top

16 Errores que probablemente cometes al tomar tequila

Mándaselo a tu amigo el que se lo toma todo de un shot.

publicado

1. Pensar que todo el tequila es igual.

Propagandamlm / Getty Images

Como pasa con los vinos, el tipo de tequila depende de muchas cosas: de su preparación, del tiempo de añejamiento, de si es 100% agave.

No te agobies, ahorita te explicamos con calma.

2. Tomar todo el tequila en caballito.

Nikilitov / Getty Images

No porque sea tradición es correcto. El caballito se hizo para imitar el cuerno de bovino que usaban los antiguos hacendados para tomarse de golpe el tequila de aquel entonces, que se destilaba artesanalmente y sabía a puro alcohol.

Actualmente sólo se utiliza para algunos blancos, que son más fuertes.

Para tequilas más aromáticos te conviene conseguirte una de estas:

Herradura

La forma de la copa de flauta hace que los olores se concentren en la boca, para que puedas olfatearlos y familiarizarte con ellos antes de beber.

Publicidad

3. Tomarlo con sal y limón.

5ph / Getty Images

Si te interesa el sabor de agave, prueba tu tequila solo, sin otros ingredientes. El limón es un ácido que barre todo el sabor de la lengua. La sal sirve para realzar los sabores, pero un buen tequila no lo necesita.

4. Beber muy rápido.

YougerTV

Shotear sirve para empedarte sin saborear lo que te metes al cuerpo, pero el tequila ya no sabe a ese aguardiente rasposo del siglo XIX.

Consíguete una copa flauta, llénala a un tercio y respira. Con aire dentro de los pulmones, vierte gentilmente el tequila sobre tu lengua. No lo sorbas o entrará con aire y te sabrá a alcohol de farmacia. Deja que los sabores se deshagan en tu boca antes de tragar.

5. No olerlo antes de beber.

Gilaxia / Getty Images

Antes de tomarle, es buena idea oler el interior de la copa y familiarizarte con los aromas. Así va a ser más fácil identificarlos después en su sabor.

Si tienes ganas de experimentar, agítalo dentro de la copa y mira cómo cambian los olores cuando se oxigenan.

Publicidad

6. Comprar del que no es.

Twitter: @pinkiesliquor

Busca un tequila 100% agave. Los llamados "mixtos" tienen hasta 49% de otros licores y no saben igual.

Cuida también que no sea pirata y que no esté adulterado. De ahí en fuera, el tequila que escojas depende mucho de tu gusto.

7. Escoger la botella por precio.

Twitter: @bigbolacasinos7

Como con todo, el precio no es sinónimo de calidad. Generalmente te cobran más por el diseño, la marca o el origen. A menos que seas un apasionado de las botellas, escoge cualquier tequila que sea 100% agave.

El reposado es el tequila que ha pasado por lo menos seis meses en una barrica de roble.

Twitter: @Tequila_Fan

Es de color ambar y tiene un poco más de cuerpo. Su golpe de alcohol es un poco más suave y su sabor es un poco salado, con aromas de mantequilla, caramelo y especias.

Publicidad

El añejo es el tequila que ha pasado por lo menos 14 meses en una barrica de roble.

Twitter: @LiquoriceBar

Este tequila tiene el golpe de alcohol más suave. Aunque aún sabe a agave, en su sabor predomina el roble ahumado, vainilla, caramelo y especias.

También hay otras creaciones modernas como el tequila cristalino.

Twitter: @TequilaAlacran

No confundir con el tequila blanco. Es un añejo filtrado con carbón para recuperar algunos sabores que se pierden durante el añejamiento. El primer sabor es suave y profundo, como el del añejo, pero el regusto es cítrico y fresco, como el del tequila blanco.

9. Refrigerar el tequila.

Twitter: @Casamigos

Esto depende mucho del gusto personal pero, si disfrutas el sabor del tequila, te recomendamos no refrigerarlo. El frío esconde muchos de sus aromas que necesitan de temperatura ambiente para florecer, también te duerme la lengua y no te deja saborearlo bien.

Lo que puedes hacer es ponerle un hielo.

Casa Dragones

Así no lo enfrías demasiado, sólo lo justo para disminuir el golpe de alcohol. Además, mientras el hielo se derrite, poco a poco, el agua irá desarrollando los aromas y sabores del agave.

10. No atreverte a maridar la comida con tu tequila.

Twitter: @EmbajadorTquila

La pura palabra "maridaje" se oye tan intimidante que preferimos tomarnos el tequila solito, sin arriesgar su sabor. No te preocupes, maridarlo es más fácil de lo que parece y aquí te damos algunos tips para empezar:

Publicidad

El tequila blanco, tómalo con pescados y mariscos.

Twitter: @ChrisParcerisa

Hará que su textura sea más sedosa y el sabor un poco más dulce. Para empezar, prueba un salmón al perejil con aceite de oliva y tu tequila blanco a un lado.

El reposado pruébalo con platillos más fuertes, como carnes, moles y salsas.

Twitter: @JuanC_Sommelier

Como no es tan fresco como el blanco ni tan profundo como el añejo, su sabor se adapta al de estos platillos y realza su sabor.

11. No guardarlo bien.

Kazanovskyandrey / Getty Images

El tequila no se echa a perder, pero sí se puede evaporar. Guárdalo en una botella de vidrio, bien tapado y que no le de directamente la luz del sol, porque puede cambiar su sabor y perder sus propiedades.

12. Mezclarlo irresponsablemente.

Kesu01 / Getty Images

Si a ti te gusta el tequila con refresco y azúcar, limón, gomitas... está muy bien, sigue a tu corazón. En ese caso te recomendamos usar tequila blanco. Otros tequilas suelen ser más caros porque tienen notas y sabores que serán opacados por todos los otros ingredientes de tu coctel.

Básicamente, estás pagando por sabores que no vas a percibir.

Publicidad

13. Negarte a la coctelería.

Twitter: @TDCCDF

Mezclar los sabores más complejos de un reposado o un añejo es difícil, pero no imposible. Este coctel con reposado, por ejemplo, tiene licor de chile ancho, amaro, toronja, lima y agave.

Mejor déjalo en las manos de un profesional.

14. Tomar en exceso.

Dragonimages / Getty Images

Puedes agarrar la peda loca o disfrutar de un buen tequila, pero no los dos. Si tu objetivo es perder la consciencia, bebe algo más barato.

Si buscas apreciar una buena bebida, tómatelo con calma.

15. Tolerar tequilas que raspan o dejan resaca.

G-stockstudio / Getty Images

Si un tequila te quema al tomarlo o te deja en agonía al día siguiente, no es bueno. Claro que, si te tomas toda la botella, hasta el rompope te hará amanecer con dolor de cabeza.

16. Pensar que sólo hay un modo de tomar tequila.

Antonio_diaz / Getty Images

Aquí sólo te dimos algunos consejos. Ahora te toca a ti descubrir cómo te gusta más. El mejor modo de beberlo es rodeado de amigos y con la intención de divertirte.

Si alguien más quiere enseñarte a tomar tequila, invítale uno y enséñale cómo se hace.

Queremos agradecer a Enrique de Colsa, maestro tequilero de Destilería Don Julio y a Luis Miguel Moreno, su embajador de marca, por su invaluable ayuda en la elaboración de este post.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss