back to top

Cambié de look para ir a una pasarela y descubrí el poder de la moda

Ese día aprendí de moda, deseché prejuicios y hasta creo que me curé de una profunda depresión.

publicado

Hola, mi nombre es Pepe y esta es la ropa que yo, con pleno uso de mis facultades mentales, escogí para ir a trabajar.

Gooz / BuzzFeed

Por eso, cuando nos invitaron al Mercedes Benz Fashion Week, nos pareció que sería muy chistoso mandarme a cubrir el evento.

El primer paso era deshacerme de esta majestuosa melena.

BuzzFeed

El otro día vi un video de un peluquero que le da cortes de cabello a vagabundos y pensé “suertudos.”

Era momento de cambiar.

La estilista me preguntó que cuánto tiempo llevaba sin cortarme el pelo. Cuando le dije “seis meses” me dijo “¡Ay, joven! Quiérase tantito.”

Pepe / BuzzFeed

Esta parte aún no se sentía como Mujer bonita. Era más como Jumanji, cuando Robin Williams regresa de la selva.

Este fue el resultado. Del cuello para arriba me sentía mejor, más persona.

BuzzFeed

Del cuello para abajo aún usaba la misma ropa que en la prepa. Para solucionar esto, les hablamos a nuestros amigos de American Eagle.

Nunca me compro ropa porque las tiendas me intimidan. Adolescentes en bares ordenan su primera chela con más seguridad que yo pidiendo una prenda de mi talla.

BuzzFeed

Por suerte mis amigos de BuzzFeed son la gente con más estilo que conozco y todos juntos me ayudaron a escoger un look.

Esta es la ropa que yo escogí para mí mismo.

BuzzFeed

Pantalones de mi talla, la primera camisa que vi y mi playera de 5 pesos. No sé por qué aún le tengo lealtad a ese viejo trapo sucio.

Después probamos con esta camisa y parece que alguien photoshoppeó mi cabeza en el cuerpo de un señor que va a una boda.

BuzzFeed

Lo padre de este outfit es que puedes parecer un magnate o un mesero, todo depende de la actitud.

A ese look le agregamos un suéter y unos lentes oscuros y me transformé en un profesor ciego.

BuzzFeed

Lo que nadie te dice de este look es que al menor movimiento se desacomoda y tienes que arreglártelo todo el tiempo. Por eso Ted Mosby siempre estaba de malas.

Luego los genios del estilo con los que trabajo me dieron un tip que jamás se me habría ocurrido: Hazle como Hey Arnold.

BuzzFeed

¿Ven esa camisa amarrada a la cintura? No tiene una función práctica, pero casi nada en esta vida lo tiene. Su única misión en este mundo es verse chida.

Misión cumplida.

Mi mente terca quería gritar pestes de la moda, el capitalismo y otros temas que no entiendo.

BuzzFeed

Mi corazón, en cambio, me exigía vestirme así el resto de mi vida. Tantas horas de terapia y tantos libros de sicología probaron ser inútiles frente a una sesión de compras. Vestido como un cholo del futuro, me vi al espejo y pensé, “wow, ya no me odio a mí mismo.”

“¡Toma eso, depresión!”

Paramount Pictures / BuzzFeed

La moraleja de esta historia es: cómprense ropa de su talla.

Muchas gracias a American Eagle por convertirme en un apuesto miembro de la sociedad.

Paramount Pictures / BuzzFeed

La moraleja de esta historia es: cómprense ropa de su talla.

Muchas gracias a American Eagle por convertirme en un apuesto miembro de la sociedad.

← Arrastra →
Paramount Pictures / BuzzFeed

La moraleja de esta historia es: cómprense ropa de su talla.

Muchas gracias a American Eagle por convertirme en un apuesto miembro de la sociedad.

¿Has visto esos anuncios de zapatería que dicen “Así entran / Así salen”?

Pepe / BuzzFeed

Ahora sí, con un nuevo outfit y una nueva perspectiva de la vida, estaba listo para enfrentarme al mundo de la moda.

Llegó la hora de la verdad.

BuzzFeed

Hace mucho que no me sentía tan intimidado. Nunca me encuentro entre tanta gente hermosa y bien vestida. Todos hablaban en voz muy alta y hacían un contacto visual muy fuerte. Por suerte yo tenía dos armas secretas: mi disfraz de J Balvin y una recién descubierta seguridad en mí mismo.

Mi primera parada fue el que parecía un stand de chelas gratis.

BuzzFeed

Con mucha seguridad y aplomo le dije al que atendía “una chela por favor.” Él me respondió “primero hay que pasar a pagar.” Sin romper contacto visual, le agradecí y me fui caminando rumbo a la caja, donde me perdí entre la muchedumbre porque no traía cash.

Luego vino el desfile a desafiar todo lo que había aprendido ese día acerca de la moda.

T. Huxley

Este evento ocurrió en una cocina iluminada por luces de neón. Desde ese momento supe que estaba por ver algo completamente diferente.

Ver la colección de Gypsy Sport se sintió como una colisión de trenes en el cerebro.

T. Huxley

Todo el día mis amigos me enseñaron cómo vestirme para pertenecer. Sánchez Kane, en cambio, hace ropa para destacar y transgredir.

Esto me pareció una genialidad. Las modelos de Alejandra Quesada llevaban estampitas en el rostro.

Maria Fernanda Mollins

Como los parches de los chalecos punk para el siglo XXI. Ni siquiera estoy siendo irónico, quiero unas de pentagramas y calaveras para la próxima vez que salga de mi casa.

Roberto Sánchez, como Superman, nos enseñó que la ropa interior no tiene por qué ir oculta.

T. Huxley

Ahí en el círculo rojo sale un amigo al que no reconocí por andar tomando fotos, es el chavo con el cabello de dos colores. ¡Hola Cas!

En algún momento pensé "¿Cómo le hacen para verse tan bien? Ojalá yo fuera tan cool."

T. Huxley

Y en ese momento tuve una epifanía: Nadie nació cool, nadie nace siendo nada. Todos tenemos un universo interno mucho más vasto que este cuerpo desabrido en el que llegamos al mundo. La ropa con la que cubrimos nuestras tristes carnes es una oportunidad de mostrarle a la gente cómo nos vemos a nosotros mismos.

Y me avergoncé de todas esas veces que me burlé de que nadie en su día a día usaría ropa de pasarela.

Maria Fernanda Mollins

Porque éste no es un desfile de Suburbia. Esta es la punta de lanza de la moda. Eso que hoy transgrede, mañana se volverá norma y alguien más la vendrá a romper.

Aprendí que la moda no es algo que haces para complacer a la sociedad, también lo haces por ti.

BuzzFeed

Llegando a casa todavía me quedé unas horas con el nuevo outfit puesto. Aún solo, me gustaba seguir sintiéndome guapo.

Descubrí que para vestir bien sólo hay que conocerse a uno mismo.

BuzzFeed

Con sólo ponerme ropa de mi talla dejé de parecer vagabundo. ¿Creen que suena como una obviedad? Pues ahí les va otra:

Ese día aprendí que cada pantalón tiene dos tallas. ¯\_(ツ)_/¯

Otras obviedades que aprendí al vestirme como la gente decente:

BuzzFeed

-Vestir bien sale caro, especialmente si nunca lo has hecho.

-No hay un estilo universal. Lo que le funciona a Maluma, a ti tal vez no y viceversa.

-Combinar prendas es una habilidad que mejora con la práctica.

-Como pasa con todas las habilidades, lo mejor es aprender y recibir retroalimentación de gente que sabe más que tú.

-La ropa tiene una función terapéutica. Ahora entiendo a la gente que tiene cuartos llenos de zapatos.

-Hay un calzado para cada ocasión. No puedo usar tenis para correr toda la vida.

-Como te ven te tratan. Por ejemplo, ese día una chava me hizo la plática en un elevador. Antes del nuevo look, eso me había pasado cero veces.

-Hay moda para pertenecer y moda para transgredir. Igual que con el calzado, hay ropa para cada ocasión.

-Los empleados de las tiendas no tienen por qué intimidarte. Su trabajo es ayudarte a encontrar tu estilo.

-Antes pensé que la ropa no me importaba. La verdad es que me daba miedo mostrar interés y mostrarme vulnerable al fracaso.

-La moda es una oportunidad de mostrarle al mundo un vistazo instantáneo de nuestro universo interno.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss