25 postres que son realmente un castigo

Esto no puede estar pasando. ¿Fruta para el postre? No no no no no no no no no no no.

1. Pizza de fruta

Esto carece de un entendimiento fundamental de lo que es una pizza. Cualquiera que se atreva a llamar a esto “pizza” debería ser encarcelado. Si alguien trata de servirte una pizza de frutas, eso es una alarma y deberías considerar excluirlos de tu vida para siempre.

2. Cualquier cosa que tenga pasas

Todos saben que las pasas son el dulce del diablo. Añadir pasas es la forma más rápida de llevar un plato de lo comestible a una tristeza infinita.

3. Regaliz negro

Mientras que la mayoría de los postres se prestan a un debate saludable, sería muy difícil encontrar a una sola persona que no piense que esto sabe a veneno.

4. Arroz en leche

Thinkstock

El arroz en leche tenía UN único trabajo qué hacer: no parecerse a larvas de ningún tipo. Y lo echó a perder. Realmente lo echó a perder.

5. Manzanas horneadas

Thinkstock

¿De quién fue esta idea? Alguien dijo algo como, “Mmmmm, ¿sabes qué suena bien? Manzanas calientes.”

6. Biscotti

Estos fácilmente podrían utilizarse como armas. Solo eso debería descalificarlos como postre. Los humanos realmente no tienen suficiente fuerza en la mandíbula como para darle un mordisco a un biscotti. Necesitarías un león o un oso para hacer una abolladura en uno de éstos e incluso entonces es probable que ni les guste.

7. Sorbete

¿Cuál es el objetivo de esto? Deja de hacer perder el tiempo a todo el mundo, sorbete. ¡NUNCA SERÁS HELADO! NADIE TE QUIERE.

8. Caramelos de maíz

Thinkstock

Los caramelos de maíz saben como a un error.

9. Surtido de galletitas duras

Thinkstock

Estas sirenas te han engañado demasiadas veces. Parecen bonitas y alegres apiladas en un plato. En lo más profundo de tu corazón sabes que sólo saben a basura dura que se desmigaja. Pero quizás esta vez pueda ser diferente. Quizás tan sólo esta vez sepan bien. Tonto. Nunca sabrán bien.

10. Crocante de maní

Thinkstock

Esto es sensacional si simplemente estás cansado de tener dientes y no los quieres más.

11. Macarrones

Thinkstock

El problema con los macarrones no es tanto su sabor como el modo en el que se burlan de ti con su extravagancia. Te restriegan en la cara su extravagancia. Se creen mejores que tú, o mas bien, ellos saben que son mejores que tú. Los macarrones susurran: “Represento un lujoso estilo de vida que nunca podrías alcanzar”. Esos pequeños bastardos.

12. Crujiente de manzana

¿Por qué no puedes ser solo tarta de manzana? ¿Sabes qué? No respondas eso. Porque nunca serás una tarta de manzana. Siempre serás una desilusión lamentable, como si una tarta de manzana se hubiera emborrachado, vomitado por todas partes, se haya ido y, a la mañana siguiente, lo que descubres es que se convirtió en crujiente de manzana.

13. Donas rellenas de jalea

Hay una razón por la que, ir a la nevera, sacar un frasco de jalea y verterlo directamente en tu boca no es una práctica común. Una explosión de jalea en la boca no es precisamente la experiencia que una persona razonable desea.

14. Bastones de caramelo

¿Alguien en realidad disfruta de estos? ¿Alguna vez alguien terminó de comerse uno de estos?

15. Gelatina

Contrariamente a la creencia popular, los alimentos que se contonean no complacen a las multitudes. La gelatina puede ser divertida, pero si esto es lo que estás sirviendo para el postre, significa que no te lo estás tomando en serio. Piensas que el postre es sólo una gran broma.

16. Bananos congelados

No. Un banano con chocolate puede parecer provocativo, pero cuando realmente tratas de comértelo, prácticamente te congelas la boca. Y entonces ahí estás tú, sosteniendo este estúpido banano.

¿Hay algunos programas de televisión que pudieran servir de referencia aquí? Hmmm, nada me viene a la mente.

17. Manzanas caramelizadas

Esto es en definitiva, un concepto sólido. Un concepto de 100 puntos. Pero ¿cómo te comes esto? ¿Cómo diablos te comes algo como esto? Simplemente es imposible. No puedes comerte una manzana caramelizada sin humillarte a ti mismo y provocar vergüenza a tu familia.

18. Cualquier cosa que contenga arce.

Simplemente, ¡puaj!

19. Pastel de fruta

El máximo «cliché» en postres que no apetecen.

20. Natilla

Thinkstock

Todo postre que se pueda describir como «pegajoso y hecho con huevo» ya tiene un punto menos.

21. Ensalada de ambrosía

Esto (¿de alguna manera?) anda por la línea entre un postre y una guarnición, pero aún así se las arregla para ser una pesadilla. Para todos, el adorno favorito de la ensalada es cerezas al marrasquino. Y no hay nada más refrescante o nesesario que combinar la crema batida con malvaviscos. A la persona que invento esto: ¿POR QUÉ LO HICISTE?

22. Caramelo masticable

“Hey, ¿te gustaría un trozo de caramelo masticable salado?” No. La respuesta siempre es no. Algunas veces, si puedes tomar uno de chocolate, es casi como si comieras algo que vale la pena. Pero, incluso entonces, únicamente estas comiendo una decepción masticable.

23. Merengues

Thinkstock

Una persona laica puede pensar que esto es tiza francesa sofisticada que se le entrega a los niños para que dibujen en la pizarra. ¡Incorrecto! ¡Sorpresa - es comida!

24. Galletas Oreo

Mira, las galletas Oreo son fabulosas cuando se agregan a otros postres. Pero ¿solas? Son solo galletas duras y secas con porquería en el medio. Supongamos que no se te permitiera mojarlas en leche - ¿aún así las querrías? Una comida deliciosa no debería necesitar un agente humectante.

25. Plato de frutas

No hay nada de malo con las frutas, pero como postre, son una gran bofetada en la cara.

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Staff Writer
 
  Tu reacción
 

Reacciones

Buzzing ahora