back to top

Esta es la razón por la que los atletas olímpicos muerden las medallas en las fotos

¡Las medallas doradas en realidad son de chocolate! (Son mentiras).

publicado

Probablemente hayas visto millones o miles de millones de fotos de atletas olímpicos mordiendo sus flamantes medallas.

Mmm, ¿son ricas?
Laurence Griffiths / Getty Images

Mmm, ¿son ricas?

Tampoco es un fenómeno nuevo.

Este es el equipo británico de atletismo en 1991.
Gray Mortimore / Getty Images

Este es el equipo británico de atletismo en 1991.

Entonces ¿por qué todos muerden sus medallas como si fueran un trozo de carne?

Al Bello / Getty Images
Clive Owen / Getty Images
Damien Meyer / Getty

La respuesta es que los fotógrafos los obligan a hacerlo (jeje).

"Se ha convertido en una obsesión de los fotógrafos", le contó a CNN David Wallechinsky, presidente de la Sociedad Internacional de Historiadores Olímpicos. "Creo que lo ven como una imagen icónica, algo que se puede vender. No creo que sea algo que los atletas harían por sí solos".
Eric Feferberg / AFP / Getty Images

"Se ha convertido en una obsesión de los fotógrafos", le contó a CNN David Wallechinsky, presidente de la Sociedad Internacional de Historiadores Olímpicos. "Creo que lo ven como una imagen icónica, algo que se puede vender. No creo que sea algo que los atletas harían por sí solos".

Es que solo sacamos miles de fotos estúpidas de medallistas sonriendo de pie, ¿no?

Martin Meissner / AP

Y, por supuesto, una manera histórica de saber si el oro es real es morderlo.

Los dientes dejan marcas en el oro verdadero, que es blando.
Heritage Auctions / Wikipedia / Via en.wikipedia.org

Los dientes dejan marcas en el oro verdadero, que es blando.

(¡Shhhh! La medalla dorada en realidad está hecha en mayor parte de plata).

Las medallas de oro de Río, como todas las medallas doradas desde 1912, no son de oro sólido. (Solo tienen aproximadamente 1,2% de oro este año).
Pascal Le Segretain / Getty Images

Las medallas de oro de Río, como todas las medallas doradas desde 1912, no son de oro sólido. (Solo tienen aproximadamente 1,2% de oro este año).

Morder la medalla puede ser riesgoso. En 2010, el competidor alemán en trineo David Moeller (a la izquierda) se partió un diente delantero al morder su medalla de plata ante los fotógrafos.

Alberto Pizzoli / AFP / Getty Images

Sí, es una tradición bastante extraña.

Carl De Souza / AFP / Getty Images

Algunos deportistas olímpicos, en cambio, prefieren besar sus medallas.

Jewel Samad / AFP / Getty Images

Pero, así, nunca hubiéramos sabido de los legendarios frenos de Ryan Lochte en 2010.

Patrick Baz / AFP / Getty Images
Clive Rose / Getty

Ahora solo necesitamos una foto de alguien dándole un mordisco a su colorida estatuilla de Río.

TU TURNO, SIMONE.
Alex Livesey / Getty

TU TURNO, SIMONE.

Si no logras ver el casillero de inscripción arriba, tan solo ¡entra aquí para registrarte!