Esta fotógrafa muestra las historias de nueve niñas embarazadas

Linda Forsell y su proyecto Niños que tienen niños relatan la triste realidad que enfrentan muchas menores guatemaltecas por falta de una buena educación.

publicado

Forsell escogió a Guatemala como el punto focal de su proyecto porque es ahí donde se encuentra uno de los índices más altos a nivel mundial de embarazos antes de los 15 años.

"Como periodistas, dependemos mucho de las ayudas de organizaciones y personas que trabajan en los lugares donde estos casos se llevan a cabo. Especialmente porque ellos son los que conocen mejor las historias de estas víctimas. Si no fuera por estas personas con una pasión por ayudar, este proyecto nunca hubiera podido ser posible" le dijo la fotógrafa a BuzzFeed Español.

Lo que más impactó a la fotógrafa sueca fue la "normalización del incesto" que ocurre en muchas partes del país.

Según Forsell, "el 89% de los abusadores que han violado niñas menores de 14 años suelen ser parte de su propio nucleo famliar. Lamentablemente, en muchos casos el violador suele ser el mismo padre". Esto dejó desconcertada a la periodista, quien al mismo tiempo nos reveló que "la razón del porqué esto sucede es extremadamente compleja, pero este tipo de comportamiento es perdonado a través de la degradación de estas niñas".

Según la foto reportera, hay muchas personas que no están al tanto de la situación en Guatemala, y este proyecto puede empujarlos a hablar más sobre el tema.

"Creo que este proyecto puede tocar las vidas de personas en diferentes maneras. Para las personas que tienen conocimiento en el tema de la desigualdad del género, este proyecto puede servirles para tomar acción y empezar a combatir por esta causa".

Estas niñas carecen de cualquier tipo de control sobre sobre el futuro de sus vidas.

"Viven en una prisión sin paredes, atrapadas en entornos donde no existen las oportunidades ni los medios para salir adelante y además tienen la responsabilidad de hacerse cargo de sus hijos. Bajo estas circunstancias, no hay mucho espacio para soñar con un mejor futuro", afirmó la activista.

Por suerte, las niñas que han recibido ayuda y el apoyo de sus familias, han tenido un progreso increíble en los dos años que Forsell ha trabajado con ellas.

"Una de las niñas que quedó embarazada por su tío abuelo a los once años no hablaba ni una sola palabra cuando la conocí por primera vez. Ahora, a pesar de que todavía es un poco tímida, su rostro está lleno de alegría. Especialmente cuando habla de ir a la escuela o cuando juega con sus amigos".

Para Linda, lo más importante es que el mundo entienda la importancia de recibir una buena educación.

"Muchas de estas niñas fueron expulsadas de sus escuelas al momento en que sus pancitas de embarazo se empezaron a notar. A una de las niñas quien fue violada por un hombre de 53 años que la ató a un árbol, le dijeron que era una mala influencia para el resto de sus compañeras de clase. Ella no sólo fue violada, sino que también fue aislada por lo que le sucedió".

En las escuelas no les enseñan educación sexual o sobre los embarazos, por lo que la mayoría de niñas no lo aprenden hasta el momento en que les sucede.

El primer paso para erradicar esta situación empieza por tí mismo, dijo la foto reportera. Hay que empezar a tratar a todas las mujeres con igualdad, especialmente a las niñas.

"Hay muchos obstáculos que impiden una educación sexual adecuada y de equidad de género en Guatemala, ya que en muchas partes del país, aún predomina la idea de que ciertos temas únicamente se deben discutir en casa. Pero yo considero que la clave para erradicar este abuso es una educación apropiada para prevenir que esto continúe en el futuro", agregó Forsell.

Si quieres aprender más sobre este proyecto, visita el sitio de Linda Forsell aquí.

¡Síguenos en Twitter y danos un like en Facebook!