go to content

16 Terroríficas historias de masturbación que te causarán pena ajena

En serio, cierra con llave la maldita puerta.

publicado

1. Placer oral

Cuando tenía como 14 años, estaba a mitad de una sesión MUY buena con un cepillo de dientes vibratorio y en eso entró mi papá. No tenía idea de qué hacer así que cerré mis ojos y le grité que saliera. Él lo hizo, pero lo oí gritar por el pasillo "DIOS MÍO, ¡¿ES ESE MI CEPILLO DE DIENTES?!" Así que ahora él guarda su cepillo a parte de los demás.

Enviado por kellya44e7aadc9

2. ¡Felicidades! Es una...banana?

Cuando tenía como 13 años era muy ~curiosa~. No terminaba de comprender qué era estar excitada. Así que en un intento desesperado de tocarme de manera que se sintiera bien, decidí meter una banana sin pelar en mis partes femeninas. Traté de sacarla halándola pero una parte de partió y quedó adentro. Traté de agarrarla, pero no tuve éxito. Así que ahí estaba desnuda en el piso con media banana atascada dentro de mí. Literalmente tuve que pujar para que saliera. Básicamente esa tarde terminé dando a luz a una banana.

Enviado por alejandrag44a49db03

3. ¡Tag, eres tú!

¿Sabías que el semen brilla bajo la luz negra? Yo lo supe a los 15 años cuando salí a jugar lasser tag con mis amigos.

Enviado por Jake Caldera, Facebook

4. Rub-a-dub-dub

Para aclarar: Soy trans... Cuando tenía 11 o 12 años había descubierto los placeres de la masturbación y solo lo hacía cuando estaba en el baño. Un día me preguntaba cómo sería el sexo, así que usé la tapa de un envase de champú que parecía la tapa de una barra labial, convirtiéndolo en un consolador muy pequeño y corto, pero utilizable. Me sentí como bien, por eso lo empujé un poco más hacia adentro, pero perdí el agarre y de pronto estaba sentada en el baño con una tapa de champú atascada en mi vagina. Comencé a desesperarme, tratando de pujar para agarrarla y poder sacarla, pero no lo logré. Terminé recurriendo a mi mamá, llorando y explicándole la situación. Su cara era indescriptible: una mezcla de humor, repulsión, pánico y en general con una mirada de "¿por que eres hija mía?". Mi mamá terminó pescando la tapa en mi vagina con su meñique durante cinco minutos. Eso consolidó nuestra relación.

Enviado por Ryan Townsend, Facebook

5. Guacamoleando

Hace unos años estaba haciendo guacamole para llevar a una parrillada a la cual estaba invitada. Aquí en el sur nos gusta la comida picante, por eso le agregué jalapeño al guacamole. Lo terminé y tenía unos 30 minutos de sobra antes de irme, decidí perder ese tiempo tocándome, sin darme cuenta de que no me había lavado las manos antes de empezar. A solo un minuto sentí que mi vagina ardía. Es decir, ¡sentí como que alguien me había bañado el clítoris con salsa picante del infierno! Obviamente no fui a la parrillada y decidí tomar un baño frío y ponerme una bolsa de hielo en la entrepierna.

Enviado por aimeetopaz

6. Toda amarrada

Yo acabo con bondage, entonces estaba acostada en el piso de mi habitación parcialmente amarrada cuando entró mi hermanito. Él procedió a conversar conmigo durante 10 minutos mientras yo trataba de actuar como si nada. Vergonzoso.

Enviado por katw46e15b743

7. Infierno ensangrentado

Cuando tenía 11 o 12 años, una vez estaba masturbándome y cuando saqué la mano de debajo de las sábanas, estaban llenas de sangre. Mi primer período empezó ese día y me asusté muchísimo. Pensé que me había masturbado mal y me había herido mis partes femeninas.

Enviado por jtblckhrt

8. El brazo largo de la ley

Estando en la universidad me iba a reunir con algunos amigos pero no tenía ganas de ir caminando hasta allá. Entré a la habitación de mi compañera de cuarto para pedirle un aventón y la vi masturbándose mientras miraba Law & Order: Unidad de Víctimas Especiales.

Enviado por veronican4bc1b2997

9. Sueño mojado

Cuando todavía vivía con mis padres, estaba sentado en el suelo de baño masturbándome después de ducharme. Era cerca de medianoche y mi mamá entró tropezándose medio dormida solo para verme totalmente desnudo y completamente sorprendido en el acto. Salió sin decir nada y la mañana siguiente comentó que tuvo un sueño extraño.

Enviado por slightlycrazy06

10. Estudiando duro

Había un niño en mi clase de arte que levantó su carpeta y puso su mano debajo de la mesa. Pensé que era un poco extraño y no le hice caso. Unos minutos después, el presidente del centro de estudiantes se levantó y le dijo que fuera al baño. Él comenzó a llorar y salió corriendo del aula y su esperma alcanzó a salpicar a algunos niños. La maestra no se dio cuenta hasta que ellos comenzaron a gritar.

Enviado por induzirei

11. Nota enfermiza

Me declaré enfermo en la escuela cuando asistía al séptimo grado. Me masturbé 14 veces en aproximadamente cuatro horas. Literalmente me froté hasta sangrar. Mi mamá me llevó a emergencias.

Enviado por cattlechestnut

12. Compartiendo el amor

Estaba en Florida visitando por Acción de Gracias a mi antigua compañera de cuarto. Más temprano esa noche, estuve sexteando explícitamente con un tipo nuevo en casa y eso me dejó sintiéndome muy excitada. Cuando volvimos de cenar, muy tarde, decidí hacer una sesión de masturbación/viendo porno en la habitación de huéspedes para aliviar todas las ideas sexuales que había tenido antes. Cuando puse el porno, mi iPad dice, "Su iPad está transmitiendo ahora vía Apple TV". Me asustó y todo queda en silencio en la casa. Mi compañera de cuarto había estado mirando la televisión cuando de repente le apareció pornografía en la pantalla.

Enviado por caitys48d7fe608

13. Tómate tu tiempo

Estaba masturbándome en mi habitación cuando de repente mi abuela entró. Ella me miró por un segundo, pero yo sentí que fue por una eternidad, y dijo, "ay, lo lamento, tómate tu tiempo", después salió. Desde entonces nunca hemos tocado el tema o hablado al respecto.

Enviado por justcallnephil

14. Buenos modales

Mis amigos tienen esta rara habilidad de llamarme justo cuando estoy a mitad de una pajeada y me preguntan "¿En qué andas?" y yo les contesto la verdad, "haciéndome la paja". Entonces sale el inevitable "¿por qué contestaste el teléfono?", es decir, tú llamaste, ¿no? no quise ser grosero.

Enviado por highwayman

15. Películas caseras

En algún momento entre 2003 y 2004 teníamos una videograbadora. Tú sabes, antes de que los celulares fueran cool. Por alguna vergonzosa razón decidí grabar mi sesión y hasta ahí llegó eso. En fin, adelantando a 2013, mi esposa nos sorprende a mí y a mi familia en una ocasión especial con videos de mi mejor amigo y yo. Fundido en medio del video de mi mejor amigo y yo divirtiéndonos, estaba yo frotándome a través de mis pantalones cortos de gimnasia diciendo porquerías raras a la cámara antes de sacármelo y acariciármelo en el video casero. Mi pobre madre se asusta e intenta apagarlo pero termina apretando el botón de adelantado rápido, así que todo se vio en cámara rápida. Nunca en mi vida he salido tan rápido de mi casa.

Enviado por seththomasa

16. Un día de pelo malo

Dos palabras: Loción. Depiladora.

Enviado por ryanf4094c5b04

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss