back to top

Aquí tienes 34 historias incómodas que pasaron durante el sexo

Prepárate para no querer tener sexo en tu vida.

1. El juego del pie que terminó pésimo.

"Mi novia de la prepa me dijo que fuera a su casa mientras sus papás no estaban. Después de tener sexo, yo estaba frotando mi pie en su pierna y me dijo que lo usara dentro de ella. Después de varios días, me llamó muy alterada y me dijo que le había causado una ETS con inflamación, bultos rojos y comezón. Me envió una foto y me di cuenta de que le había contagiado pie de atleta." —anónimo

2. El reflejo nauseoso.

"Estaba haciéndole sexo oral a mi novio y él metió su pene demasiado, hasta atrás de mi boca sin avisarme. Llegó a mi reflejo nauseoso y vomité en todo su pene y estómago." —anónimo

3. El tímpano roto.

"Conocí a un cadenero en un antro y fuimos a su casa, le dije que me gustaba duro y él me golpeó en la cabeza tan fuerte que me rompió el tímpano. Un año después, todavía tengo el oído dañado." —anónimo

4. El dildo atorado.

"Metí mi pene en su vagina y chocó con un dildo que llevaba atorado ahí una semana. Ella gritó del dolor y tuvimos que ir al hospital. No nos volvimos a ver después de eso." —anónimo

5. El trasero succionador.

"Mi novio y yo eramos súper aventureros y usábamos un vibrador pequeño que tenía. Él lo metió en mi ano. Era excitante hasta que succioné el vibrador y desapareció por completo. Para alguien sin experiencia en sexo anal, le tuve que decir a mi novio que metiera toda la mano por atrás para poder sacarlo." —anónimo

Fox

6. La sorpresa sangrienta.

"Mi amiga hizo una fiesta y un chico que me gustaba estaba ahí, así que comenzamos a hablar y decidimos tener sexo. El único lugar privado que encontramos fue el sauna de mi amiga. Cuando él me lo metió, sentí que algo estaba mal. Empecé a tocar mi vagina y, cuando vi mi mano, estaba cubierta en sangre. No nos detuvimos porque no dolía y el sexo iba muy bien. Prendimos las luces y todo estaba lleno de sangre. Todavía no le he dicho a mi amiga que esas manchas eran mías." —anónimo

7. El vírgen.

"Conocí a un chico y decidimos hacerlo. Resulta que él era vírgen y pensó que el pliegue de mi muslo era mi vagina." —anónimo

8. La piscina de sudor.

"Tuve sexo con un chico que me dio una perspectiva completamente nueva del término 'calentura'. Sudaba mucho y llegó un momento en el que estaba encima de mí y su sudor caía directo a mi boca. Después de eso, se fue. Empecé a ordenar mi cama y me di cuenta de que su sudor había empapado mis sábanas. No fue un poquito, literal, podías escurrirlas." —anónimo

9. El disparo penetrante.

"La primera vez que le hice sexo oral, su semen salió por mi nariz." —anónimo

10. El desastre líquido.

"El chico con el que estaba teniendo sexo tuvo un caso serio de diarrea mientras fajábamos. El olor era tan fuerte que vomité en su cama. ¡No quise tener sexo durante cinco años!" —anónimo

Nickelodeon

11. La del ataque de asma.

"Apenas empezaba a acostarme con el que ahora es mi esposo y teníamos 18. Lo estábamos haciendo por atrás y tuve un ataque de asma. Mi cuerpo completo se cayó en la cama como un fideo." —anónimo

12. El piercing arrancado.

"Mi actual esposo y yo estábamos teniendo sexo por primera vez. Él estaba súper emocionado porque se había puesto un piercing ahí abajo. Después de 15 minutos de haber tenido sexo por primera vez, nos dimos cuenta de que había sangre POR TODOS LADOS. La pieza se había salido y estaba dentro de mí. Tuvo que sacarlo con su mano." —anónimo

13. El virus estomacal incontenible.

"Cuando salíamos, mi novio insinuaba que quería una mamada. Yo apenas me estaba recuperando de un terrible virus estomacal, pero pensé que podía hacerlo sin problema. Quizás pasaron 10 segundos desde que comencé, cuando me vinieron unas ganas incontenibles de vomitar. Intenté pararme, pero el vómito salió antes de que pudiera soltar su pene. Se quedó horrorizado." —anónimo

14. El invitado sorprendido.

"Cuando tenía 19 y todavía vivía en casa de mis papás, la amiga de mi mamá, que también vivía ahí, entró a mi habitación para darme el teléfono y asustó a mi novio. Yo estaba encima y salí volando, me golpeé la cabeza con la cabecera y quedé inconsciente." —anónimo

15. El sangrado nasal.

"Le estaba haciendo sexo oral y las cosas se pusieron un poco violentas. Lo estábamos haciendo tan fuerte que tuve un sangrado nasal." —anónimo

Columbia Pictures

16. La sorpresa gatuna.

"Invité a mi novio y todo estaba fluyendo perfecto. Al poco tiempo, mi gatito de tres meses pensó que era buena idea jugar con sus testículos. Ah sí, todavía tiene sus garras." —anónimo

17. El "chócalas".

"Cuando ella se salió, dijo que no sabía qué hacer y preguntó si quería chocarlas." —anónimo

18. El tragón.

Cuando se trataba de sexo, tenía poca experiencia. Así que cuando empecé a hablar con mi novio actual, no había hecho mucho sexo oral. Una noche, volvimos a casa después de un martes de tacos y margaritas. Comencé a hacerle sexo oral, terminé metiéndomela más de lo que acostumbro y vomité mientras su pene aún estaba en mi boca. Traté de tragármelo tanto como podía." —anónimo

19. Los dedos calientes.

"Cuando mi novio empezó a tocarme con los dedos, sentí dolor como si mi vagina ardiera. Recordé que él había empapado su comida con salsa picante y no se había lavado las manos. Corrí horrorizada al baño, me eché agua y lloré en silencio." —anónimo

20. El condón atorado.

"El condón se resbaló de su pene y se quedó atorado muy dentro de mi vagina. Estaba a punto de ir a la sala de emergencias cuando lo encontré con mis dedos." —anónimo

Universal Pictures

21. El caso del bombero sexy:

"Una noche, salí con mi amiga y regresé a su casa con un bombero guapísimo. Yo dormía en el cuarto de visitas en dos camas juntas. En pleno sexo, él empujó muy fuerte y las camas se separaron, haciendo que me cayera en el piso. Mi amiga entró rápido para ver qué pasó y me vió en el piso con un bombero a medio vestir en shock total." —anónimo

22. El músculo del ano desgarrado.

"Mi novio, con quién todavía ando, y yo lo estábamos haciendo y decidimos intentar una nueva posición, de perrito. Después de que terminamos, mi novio se estaba moviendo y de repente se quedó tieso y se quejó de dolor. Inmediatamente, giró, se puso de costado y se cogió el lado izquierdo del trasero con fuerza. Alarmada, comencé a preguntar qué pasaba y él empezó a llorar diciendo, 'mi trasero, me desgarré un músculo del ano. Me desgarré un músculo de mi ano'" —anónimo

23. El show sexual.

"Una noche, estaba en un encuentro sexual con mi ex en un hotel y la televisión estaba encendida en un canal de noticias que presentaba un reportaje de ETS. Las cosas se calentaron con la frase de 'la sífilis va en aumento...' hasta que finalmente apagué la tele. Ninguno de los dos nos dimos cuenta de que las persianas estaban abiertas y que todos los que habían pasado por nuestra habitación en el primer piso se habían ganado un show gratis." —anónimo

24. El tapón anal.

"La primera vez que accedí a probar sexo anal, mi pareja dijo que quería que yo usara un tapón anal para que me acostumbrara a tener algo ahí. Empezamos a besarnos y me dijo que me volteara para que pudiera sacarlo. Hubo un momento de silencio, después un 'creo que entró todo.' Afortunadamente, su roomie era enfermera." —anónimo

25. La confusión de nombres:

"Comencé a salir con uno de mis amigos. Una noche, después de salir durante tres semanas, estábamos teniendo sexo de perrito en su habitación en el campus. No estoy segura por qué, pero empecé a quedarme dormida. Cuando estaba medio dormida, todavía intentando, gemí diciendo el nombre de mi ex novio por mucho tiempo, Michael. Mi nuevo galán se llamaba Lawrence. Inmediatamente, se detuvo y dijo '¿Qué? ¿Qué dijiste?' Entré en pánico e intenté cubrirlo diciendo , “Mi tobillo, mi tobillo está lastimado y acabas de golpearlo”. Él no dijo nada." —anónimo

Disney

26. El problema de la popó.

"Mi esposo estaba haciéndomelo por atrás y grabamos un video con flash. Yo quería verlo y resultó que tenía un pedacito de popó que se me escapó por el ano. Él no me dijo nada porque no quería avergonzarme, pero lo vio todo el tiempo." —anónimo

27. La abuela cool.

"Estaba saliendo con un chico de 21 años que todavía vivía en casa con su mamá, padrastro y abuela. Todos se habían ido al boliche. Su abuela entró, mientras estábamos en pleno acto y nos preguntó si queríamos cenar pizza." —anónimo

28. La mordelona.

"Mordí su parte por accidente, empezó a sangrar y todo estaba en mi boca. Después, vomité por todo su pene y la parte baja de su cuerpo. Pasé lo que quedaba de la noche en la sala de emergencias." —anónimo

29. El cortador de jalapeños.

"Estaba besándome con este guapísimo inglés después de una comida. Él trajo guacamole. Las cosas se calentaron más cuando sus manos comenzaron a bajar. Empecé a sentir que mi parte inferior estaba caliente, pero después ardía mucho. Resulta que él no se había lavado las manos después de cortar los jalapeños para el guacamole." —anónimo

30. El Super Smash Bros.

"Cuando estaba haciéndole sexo oral a un chico, él me dió un golpecito en la cabeza. Miré hacia arriba y me preguntó si no había problema en que jugara un videojuego. Me reí porque pensé que estaba bromeando. Se puso sus pantalones de vuelta y jugó una ronda de Super Smash Bros. Mientras lo miraba, comencé a cuestionar desnuda todas las decisiones de mi vida." —anónimo

The CW

31. La dolorosa caída.

"Mientras cambiábamos de posición, caí de la cama a un calefactor." —anónimo

32. El gato andante.

"La puerta de la habitación estaba abierta y él estaba atrás de mí cuando sentí algo pesado. Era su gato caminando encima mientras estábamos en plena acción." —anónimo

33. El desgarre de trasero.

"Intentamos hacer sexo anal y mi ano se desgarró. Fui a la sala de emergencias con mi mejor amiga y mi mamá. Cuando la doctora entró, dijo que parecía como si algo grande hubiera entrado o salido de ahí y mi mejor amiga se moría de la risa." —anónimo

34. Y la que se quedó con las ganas.

"Durante nuestra primera vez, mi novio se fue en pleno sexo porque 'quería dejarme con las ganas.' Las peores blue balls en la vida." —anónimo

Le pedimos a miembros de BuzzFeed Community que compartieran sus historias de sexo más incómodas. Estas fueron algunas de sus respuestas más raras.

*Los participantes prefirieron permanecer anónimos.

Este post fue traducido del inglés. Las contribuciones utilizadas en esta publicación se han editado para reducir su extensión y para una mayor claridad.

Connect with As/Is