back to top

21 Cosas que nadie te dice acerca de tener un bebé

Crees que sabes, pero no tienes ni idea.

publicado

4. Lloras mucho.

Columbia Pictures / Via ferrisbuellerexperience.tumblr.com

Tus hormonas están VOLVIENDOSE LOCAS, y esto hace que tus emociones se intensifiquen. Afortunadamente, pocas semanas después de que nazca el bebé, tus niveles de estrógeno y progesterona volverán a la normalidad y no estarás caminando por ahí como Carrie Mathison.

5. Sentirás dolores punzantes en el abdomen.

AMC / Via gq.com

A medida que los ligamentos alrededor del útero se estiran y fortalecen para apoyar su crecimiento, puedes sentir breves dolores punzantes alrededor de la línea del bikini. ¡Es totalmente normal! Pero si estos dolores punzantes vienen con sangrado u otra secreción, llama a tu médico de inmediato.

6. Los antojos del embarazo en realidad tienen un propósito.

NBC / Via thementaliz.tumblr.com

Algunos médicos creen que los antojos de una mujer se relacionan a algo que su cuerpo o bebé necesita. Los antojos a carne roja (necesitas hierro) y helados (un indicador de una caída de azúcar en la sangre) son normales, pero llama a tu médico de inmediato si tienes la necesidad de comer artículos no comestibles, tales como almidón de lavandería , tierra y cascarillas de pintura (es posible que tengas pica).

7. Tus pies se vuelven más grandes.

Flickr: kewl

Durante el embarazo los ligamentos de todo el cuerpo se aflojan, haciendo que los pies se extiendan. En algunas mujeres, los pies se encogen gradualmente. ¡Las demás pueden ir a comprar zapatos!

8. Sentir el movimiento del bebé es increíblemente asombroso... y también puede doler.

Via 101greatgoals.com

No hay mucho espacio ahí adentro, así que tus órganos internos se van a ablandar por los pequeños puños y pies del bebé.

9. Todo el mundo tendrá una opinión acerca de como debes criar a tu bebé...

CBS / Via fanpop.com

¡Ponle este nombre al bebé! ¡Dale de comer esto al bebé! ¿Ya le reservaste un espacio en el mejor preescolar?

14. Los dolores de los gases post-cesárea pueden ser tan dolorosos como el parto.

Universal Pictures / Via imgur.com

Tus intestinos trabajan lento después de la cirugía y el dolor del gas puede ser tan intenso que sentirás que estás muriendo. El gas acumulado algunas veces presiona tu diafragma causando un dolor referido en los hombros. Es muy divertido.

16. Podrías no tener esa "explosión e amor" en el momento en que conoces a tu bebé.

Summit Entertainment / Via jogolo.tumblr.com

No eres un monstruo si no experimentas esa ola de emociones estilo Hollywood cuando conoces a tu bebé por primera vez. Acabas de dar a luz a otro ser humano y tus hormonas están fuera de control. Esto puede ser causado por la depresión post-parto, así que se amable contigo mismo y toma en cuenta que cada uno siente las emociones de forma diferente.

17. Amamantar puede ser realmente difícil.

TNT / Via wifflegif.com

Algunas mamás y bebés lo logran dominar en seguida, mientras otras necesitan meses para adaptarse. Con expectativas realistas (será doloroso al principio) y tener un buen sistema de apoyo (asesores de lactancia, grupos de nuevas mamás) hará un mundo de diferencia. Y siempre podrás cambiar a leche en polvo si eso es lo mejor para ti y tu bebé.

19. Tendrás contracciones cuando amamantes...

Flickr: gzap

Amamantar provoca la relajación de una hormona llamada oxitocina, que se convierte en la causa de las contracciones que ayudan al útero a encogerse al tamaño que tenía antes del embarazo. Estas contracciones son buenas — ¡están haciendo que tu vientre se vuelva más pequeño!

20. ...y se vuelven más fuertes con cada embarazo.

company pictures / Via skinsxoxo.tumblr.com

Las mamás primerizas tienen los músculos uterinos mucho más fuertes, permitiendo al útero contraerse y mantenerse contraído, en vez de relajarse y contraerse una y otra vez.

Foto miniatura por Creative Portraits.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss