Ir directo al contenido
    28 sept. 2015

    Así es como deberías estar tomando whisky

    (Sin) ice (sin) ice baby.

    1. Un "blended" no es mejor que un whisky puro de malta.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    “Muchos de nuestros visitantes nos preguntan cuál es la diferencia entre un whisky puro de malta y un blended,” explica Julie Trevisan-Hunter de The Scotch Whisky Experience en Edinburgo a BuzzFeed Life. “Pero un blended es como una ginebra mezclada: es sólo una medida que indica el doble.”

    Puro de malta quiere decir que el whisky ha sido hecho con cebada malteada, levadura y agua en una destilación única.

    2. No le des la espalda a un whisky mezclado.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    "Ciertamente no hay nada de inferior en un whisky blended como Famous Grouse o Johnnie Walker", dice Trevisan-Hunter, un consejero certificado en whisky y un Keeper of the Quaich.

    “La percepción de las personas es que como tiende a ser menos costoso, debe ser de menor calidad, pero un blended bien elaborado lleva más intuición que un whisky uro de malta. Es la cuidadosa artesanía de la mezcla de miles de barriles individuales de whisky puro de malta para crear algo muy específico. ¡Ciertamente no se trata de mezclarlos y ya!”

    3. Ten en mente que whiskey no es whisky.

    Brendan Macneill for BuzzFeed
    Brendan Macneill for BuzzFeed

    No sólo se trata de la ortografía: EL americano es muy diferente al escocés. Trevisan-Hunter explica: “El whiskey irlandés es elaborado usando métodos diferentes, mientras que el bourbon de EE.UU. se hace con maíz en vez de cebada y es madurado en barriles frescos (en vez de envejecidos) de roble. El roble fresco contiene los mismos químicos que pueden hallarse en la vainilla, por eso el bourbon muestra una dulzura de la que carece el Scotch.”

    4. Si crees que no te gusta el whisky, puede que no hayas encontrado el apropiado para ti.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    “Los whisky de las tierras bajas son más ligeros de carácter, con notas cítricas y herbáceas”, dice Trevisan-Hunter. “El whisky Speyside tiene una característica frutal que lo hace bastante distintivo: Los mas ligeros tiene notas de pera o manzana. Si vas al extremo mas pesado del espectro con whisky como el Macallan, consigues frutas ricas y navideñas como ciruelas, cerezas y pasas de corinto. El whisky Islay tiene un sabor ahumado y turboso”.

    Prueba numerosos whisky puros de malta de las diferentes regiones productoras de Escocia para descubrir tu favorito.

    5. Más edad no necesariamente significa mejor.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    Por ley, el whisky escocés debe ser madurado al menos 3 año, pero la mayoría lo son por mucho más tiempo. Sin embargo, un barril de whisky llega a su punto óptimo y lo supera con el tiempo. "¡Dejar un whisky más tiempo no necesariamente lo mejora!" dice Trevisan-Hunter. “Una vez probé un whisky puro de malta de 50 años. ¡Sabía asqueroso, a esencia de roble!”

    6. No tengas miedo de usar un whisky puro de malta en un coctel...

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    Usar malta simple en un cóctel solía verse como un sacrilegio, pero las cosas están cambiando. Trevisan-Hunter explica: "Recientemente, los expertos en mezclas han inventado cócteles que aportan los sabores y características de cada malta individual y realzan esas cualidades que crean una bebida auténticamente única".

    Sigue leyendo para un cóctel que mezcla la malta Speyside y tomillo.

    7. ... o en cocoa caliente.

    Ioannis Lachanis / The Scotch Whisky Experience
    Thinkstock / jrwasserman

    Hace poco se ha demostrado que la miel y el limón en agua caliente alivian los dolores de garganta tan bien como otros remedios de venta libre y agregar whisky también puede ser beneficioso.

    "Probablemente no sea medicinal en un sentido técnico", comenta Trevisan-Hunter. "Pero agregar una copita te levantará el ánimo y los sabores funcionen muy bien junto con los otros ingredientes".

    8. Sirve whisky impecable en un vaso Glencairn.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    Trevisan-Hunter explica: "El vaso que usamos fue desarrollado por cristal Glencairn. Todos los maestros mezcladores se reunieron para definir cuál sería la mejor forma del vidrio para el whisky y este fue el resultado. La base más ancha te permite formar remolinos con el whisky y ver los colores, además está estrechado para retener los aromas".

    Si no tienes uno, cualquier vaso con forma de tulipa servirá.

    9. Así que así se disfruta un whisky perfecto. Comienza vertiendo una copita.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    No tengas vergüenza (no te estamos juzgando).

    10. Sostenlo a la luz para comprobar su color.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    Uno puedo saber cuánto tiempo ha sido madurado un whisky por -y de esa manera- su color. No es un regla difícil, pero el whisky añejado en barricas de jerez probablemente será más oscuro, y el whisky añejado en barricas de bourbon será más claro.

    11. Haz girar el whisky en tu vaso.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    Trevisan-Hunter explica: "Esto ayuda a determinar el peso del cuerpo: Después de haberlo hecho girar uno ve que las gotitas caen por el costado muy rápido o de manera lenta y pesada. Esto te ayuda a saber cuán ligero o rico es el whisky antes de probarlo".

    Las "piernas" largas significan que el whisky tiene un buen contenido de alcohol y buena textura.

    12. "Huele" el whisky antes de saborearlo.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    "La nariz es casi más importante que tu boca para saborearlo", comenta Trevisan-Hunter. "Existe una placa en la parte posterior de la nariz llamada epitelio olfatorio que se ocupa de producir el sabor así como el olor, así que uno puede decir mucho de los distintos sabores solo con respirar el aroma del whisky".

    13. Añade un chorrito de agua.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    "Agregar agua es una buena idea ya que libera la cantidad máxima de sabor del whisky", comenta Trevisan-Hunter. "Los maestros mezcladores suelen diluir el whisky con aproximadamente 23% de alcohol, que es el porcentaje probado que da más aroma. Sin embargo, incluso dos gotas de agua te ayudarán a captar todos los pequeños matices".

    14. Puedes añadir soda en vez de agua normal.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    Diluir whisky con agua soda aún liberará los mismos aromas y ayudará a crear una bebida más suave, aunque el whisky y la soda adquieren un sabor un poco especial. La cerveza de jengibre es una opción más sabrosa, pero cambia el sabor.

    15. Puedes añadir hielo si de verdad lo quieres, pero ten en cuenta que adormecerás tus papilas gustativas.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    "El hielo disminuirá por completo la calidad y la cantidad de sabores y de aromas que puedes captar", dice Trevisa-Hunter. "Pero tiene su lugar en términos de crear una bebida que sea más refrescante. Si estás en algún lugar cálido (¡lo cual no ocurrirá en este país este verano!) querrás naturalmente beber tu whisky en las rocas".

    16. O, como refresco extra, prueba un Rusty Nail clásico.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    Necesitarás: Hielo, 50ml de whisky (mezclado o puro de malta), 25ml de Drambuie, espiral de cáscara de naranja para decorar.

    Instrucciones:

    1. Llena el vaso con cubos de hielo.

    2. Prepara la espiral de cáscara de naranja.

    3. Llena la coctelera con hielo.

    4. Vierte whisky y el Drambuie; agita suavemente.

    5. Pasa el contenido por un fino colador al vaso.

    6. Exprime el aceite de naranja de la espiral y frótalo por el borde del vaso.

    7. Pon la espiral en el trago.

    17. O bien, pretende que estás en Mad Men con esta versión escocesa de un Old fashioned.

    Jrwasserman / Getty Images

    Necesitarás: 50 ml de whisky escocés de mezcla, un chorro de amargo Angostura, un terrón de azúcar, una cereza y una rodaja de naranja.

    Instrucciones:

    1. Coloca un terrón de azúcar en un vaso y agrega un chorro de amargo Angostura.

    2. Mezcla hasta que se disuelva.

    3. Llena el vaso con hielo en cubo.

    4. Vierte el whisky sobre el hielo, el amargo y la azúcar.

    5. Adorna con una cereza y una rodaja de naranja.

    18. O para una ocasión realmente especial, prueba un Thyme Well Spent.

    Brendan Macneill for BuzzFeed

    Necesitarás: Hielo, una ramita de tomillo fresco, un disco de piel de limón, jarabe de azúcar con infusión de tomillo (receta aquí), tres chorros de amargo de ruibarbo, 75 ml de whisky de malta simple Ben Riach (u otra malta Speyside).

    Instrucciones:

    1. Prepara un disco pequeño de piel de limón más una tira para adornar.

    2. Agrega el disco de limón, el amarg y el jarabe en un vaso mezclador.

    3. Mezcla suavemente para liberar los aceites del limón.

    4. Agrega whisky en un vaso para mezclar.

    5. Llena el vaso y el vaso mezclador con hielo en cubo.

    6. Agita el vaso mezclador durante 30 o 40 segundos.

    7. Cuela en el vaso.

    8. Adorna con una ramita de tomillo y una tira de piel de limón doblada.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form