back to top

Este es el verdadero motivo por el que las mujeres chinas se vendaban los pies

Sexo. La razón era, como siempre, el sexo.

publicado

El proceso comienza entre los 4 y los 9 años de edad. Se sumergen los pies en sangre de animal antes de doblar los dedos por debajo de la planta del pie y atarlos con vendas de algodón.

A continuación, el arco y los dedos de los pies se rompían por la presión y los pies se vendaban repetidamente cada vez más apretados, con el fin de conseguir el menor tamaño posible.

Publicidad

Según Splendid Slippers: A Thousand Years of An Erotic Tradition, de Beverley Jackson, se trataba de un asunto sexual.

Como consecuencia de sus diminutos dedos, [las mujeres] se veían obligadas a caminar con una postura y un paso únicos... [que] forzaban el endurecimiento de los músculos de la parte superior de las piernas, las caderas y la vagina. Con el peso del cuerpo apoyado constantemente en los talones, la mujer desarrollaba unos muslos gordos que la hacían más voluptuosa a ojos del hombre chino. La forma de caminar hacía que los músculos de la vagina se apretaran hasta tal extremo que los hombres decían que hacer el amor con una mujer con los pies vendados era como hacer el amor siempre con una virgen.

Por tanto, al ver a una mujer dar esos pasos cautelosos y tambaleantes, el hombre debía de recordar continuamente placeres sexuales exquisitos.

Más información: Post magazine, "Todo sobre el sexo: Los verdaderos motivos por los que las mujeres chinas se vendaban los pies... Y no era por su propio placer". Fotos cortesía de Wellcome Collection.

Este artículo ha sido traducido del inglés.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss