back to top

Cataluña declaró su independencia de España (aunque no será inmediata) y esto es lo que necesitas saber

"Vamos a tener un Estado independiente como una República", dijo este martes el presidente de Cataluña, la cual representa una quinta parte de la economía española. La acción no es inmediata, pues se hizo un llamado al diálogo con el Gobierno español.

publicado

Las tensiones en España se han elevado este martes, ya que la región de Cataluña anunció el martes que se independizará (aunque esto no ocurrirá de forma inmediata).

Chris Mcgrath / Getty Images

Cataluña, en el noreste de España, ha estado viviendo con relativa autonomía durante el último medio siglo y el actual líder de la región ha declarado que es el momento de separarse de España.

"No podemos ser forzados a aceptar el status que nos ha sido impuesto", dijo el presidente catalán Carles Puigdemont el martes al parlamento de la región, exponiendo su argumento para la separación de Cataluña.

Juan Medina / Reuters

"Como presidente del gobierno catalán, les voy a contar los resultados del referéndum: tendremos un Estado independiente como República", anunció

ante los legisladores.

Pero inmediatamente hizo una pausa en la declaración. "Proponemos la suspensión de los efectos de la declaración de independencia durante unas semanas, para abrir un período de diálogo", dijo Puigdemont.

El referéndum al que se refería tuvo lugar a inicios de este mes, cuando los catalanes salieron a votar, y el cuál fue declarado ilegal, lo que provocó choques entre policías y ciudadanos.

Publicidad

Para entender por qué la pequeña región, que representa el 20% de la economía nacional, quiere separarse de España, hay que remontarse muy atrás en la historia.

Cuando el rey Fernando y la reina Isabel se casaron en 1469, unieron los reinos de Castilla y Aragón y ambos se convertirían en la España moderna. Cataluña había formado parte del reino de Aragón durante más de 300 años.

aceros-de-hispania.com

Pero los catalanes tenían su propia lengua, costumbres propias y su propia historia, y su unión con Aragón les proporcionaba un pequeño grado de separación del resto de España. Pero a medida que el reino español se consolidaba, y después de un poco de desordenado drama que involucraba a la dinastía de los Habsburgo y a la actual dinastía de los Borbones, la autonomía de Aragón -incluso la de Barcelona y Cataluña en general- fue negada.

La cultura catalana y la independencia disminuyeron hasta que un auge de nacionalismo se convirtiera en la rabia en Europa durante el siglo XIX. En 1922, el e partido del Estado Catalán se convirtió en un movimiento nacionalista de la España moderna.

Después de 1939, España pasó varias décadas bajo el dominio fascista del general Francisco Franco, una dictadura durante la cual la independencia catalana fue un poco discutible.

Str Old / Reuters

Aunque la región se había concedido autonomía en 1932, Franco lo canceló porque Cataluña se había opuesto a su movimiento nacionalista. También prohibió el uso de la lengua catalana y abolió las instituciones catalanas.

Después de la muerte de Franco en 1975, se redactó una nueva constitución y Cataluña y varias otras regiones de España devolvieron su autonomía al reino de España.

En 2006 se celebró un referéndum sobre un nuevo estatuto, que exigía un trato preferencial de la lengua catalana, declaraba a Cataluña como una "nación" y básicamente decía que la región no tenía que cubrir los costes de otras regiones.

Cesar Rangel / AFP / Getty Images

La participación no fue muy alta, dado que el gobierno nacional quería que fuera declarado ilegal y los políticos independentistas pidieron un "no" porque no fue lo suficientemente lejos, pero todavía pasó con un 73% de votos "sí".

Sin embargo, eso no duró mucho. En 2010, la Corte Constitucional española dictaminó que el estatuto no cumplía con los estándares de la Constitución de 1978, y canceló partes de la misma y se reescribieron otras. Los catalanes no estaban contentos y salieron a las calles en protesta.

Josep Lago / AFP / Getty Images

Al mismo tiempo, el resto de España enfrentó graves problemas económicos tras la crisis económica mundial de 2008. A pesar de ser una de las regiones más prósperas del país, un análisis señaló que Cataluña contribuye más a la economía nacional que California para los EEUU.

Cataluña incluso soportó el peso de los recortes presupuestarios, lo que generó más partidarios del nacionalismo catalán de lo que había existido antes.

Otra votación, en 2014, preguntó si los votantes querían que Cataluña se convirtiera en un estado y si querían que ese estado fuera independiente. Después de una larga batalla en la Corte, la votación se convirtió en un asunto no vinculante, a pesar de que Madrid lo llamó ilegal y menos de la mitad de la población decidió votar.

Publicidad

Otro referéndum fue anunciado en junio y esta vez sí sería vinculante, dijo el gobierno catalán. Algo que al gobierno en Madrid no le gustaba (otra vez).

Lluis Gene / AFP / Getty Images

Puigdemont, el presidente de Cataluña, había advertido a Madrid que el referendum se realizaría a finales de 2016 si le gustaba o no. A principios de ese año, Puigdemont "accidentalmente" olvidó rendir un juramento de lealtad al rey y la constitución española al ser jurado como presidente de la región.

Este octubre, el gobierno español calificó una vez más el voto como ilegal, mientras los ciudadanos de Cataluña ignoraron las advertencias, y el referéndum se celebró de todos modos, y los catalanes hallaron maneras creativas de votar, incluso cuando la policía allanó las mesas de votación.

Eloy Alonso / Reuters

La escena se llenó de enfrentamientos violentos entre la policía federal y los votantes, dejando más de 800 heridos.

La mayoría de los países de la Unión Europea respaldaron el rechazo del referéndum.

Pool / Getty Images

Cuando el primer ministro español Mariano Rajoy visitó los EE.UU. días antes de la votación, el presidente Donald Trump acordó que España debería permanecer unida.

A medida que se acercaba la votación, había algunos temores de que la intromisión rusa tratara de causar el caos en otro país de la OTAN.

I ask everyone to support Catalonia's right to self-determination. Spain cannot be permitted to normalize repressive acts to stop the vote.

La mayor parte de la preocupación era menos sobre el voto en sí y más sobre cualquier campaña para influir en los votantes procedentes de Rusia. WikiLeaks y su fundador, Julian Assange, desempeñaron un papel importante en la campaña. El diario El País y otros medios se enfocaron en que Assange y presuntas redes de bots impulsaban el movimiento catalán en Twitter, aunque no ha surgido evidencia de que se trataba de un esfuerzo coordinado desde Moscú.

El Rey Felipe de España, quien normalmente sólo se dirige al país en torno a la Navidad, hizo una rara aparición televisada después de la votación, condenando la división que generó.

Impulsado por el discurso real, Puigdemont y Madrid pasaron las próximas semanas encerrados en negociaciones sobre qué hacer a continuación. Este martes, el líder catalán entró al parlamento y anunció que la región formará una república independiente, PERO NO DE INMEDIATO.

"Pedimos al Gobierno que inicie un diálogo con nosotros para que podamos alcanzar nuestros objetivos", dijo Puigdemont, pidiendo a la Unión Europea que garantice el respeto de los derechos de los catalanes.

David Ramos / Getty Images

"Queremos ser fieles a nuestra historia, a aquellos que sufrieron y se sacrificaron, queremos un buen futuro para nuestros hijos", dijo Puigdemont al concluir su discurso.

El gobierno federal ha rechazado todas las convocatorias de discusión y ha dicho que Puigdemont "sólo es responsable" de la situación en Cataluña. Si las negociaciones son rechazadas, las tensiones entre los que apoyan la independencia y los que están en pie con Madrid podría escalar.

Hayes Brown is a world news editor and reporter for BuzzFeed News and is based in New York.

Contact Hayes Brown at hayes.brown@buzzfeed.com.

Contact Rafael Cabrera at rafael.cabrera@buzzfeed.com.

Got a confidential tip? Submit it here.