back to top

13 cosas que no deberías preguntarle a una persona soltera

Sí, sé lo que es Tinder.

publicado

1. ¿Ya no estás con…?

2. ¿Y qué pasó?

Netflix / Via zude.tumblr.com

Se nos rompió el amor de tanto usarlo, que, curiosamente, es lo que va a pasar con tu bocaza.

3. O si ya lo saben: ¿y tu ex? ¿Está con alguien?

NBC / Via goodreads.com

4. ¿No has probado Tinder?

HBO / Via thatsoneforamerica.tumblr.com

(Después enumeran el resto de aplicaciones para ligar, no vaya a ser que el problema sea la falta de alternativas).

5. Te lo estarás pasando genial, ¿no?

Disney / Via sayitwithgifs.tumblr.com

Pues mira, es una época de instrospección. Hay días en que sí y hay días en que no. Pero tú hablas de follar.

6. ¿Cuánto llevas sin follar?

¿Ves?
Matten productions

¿Ves?

7. ¿Te importa que venga mi pareja?

NBC / Via theodysseyonline.com

Si habíamos quedado para tomar algo, no; si habíamos quedado para montar en tándem, sí.

8. ¿Vendrás con alguien a [inserte evento social]?

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

Depende: ¿me puedo llevar al perro?

9. Tengo un conocido que también está soltero, ¿quieres que te lo presente?

BBC / Via laurynistired.tumblr.com

No sé, ¿tenemos algo en común más allá de que no nos quiere ni el fuego?

10. ¿Y la amiga esa que te cae tan bien no te gusta?

Warner Bros. Television

Sí. Como amiga.

11. ¿No te deprimes un poco en San Valentín? (o cualquier otra fecha señalada)

20th Century Fox Television / Via rebloggy.com

No, me deprimo lo mismo todos los días.

12. ¿No te da miedo que se te pase el arroz?

Atresmedia

Por seguir con esa rica metáfora, ¿no te da miedo que te abra la cabeza con una paellera?

13. Oye, esa chica/ese chico es mona/mono. ¿Por qué no le dices algo?

20th Century Fox Television / Via community.sparknotes.com

Porque, por un lado, no creo que el hecho de sentirme físicamente atraído hacia una persona de la que no sé absolutamente nada esté por encima de su derecho a pasar una noche divertida sin que se le acerquen extraños a hablar por un interés que en este momento solo podemos definir como sexual. Por otro lado, simplemente pensar en la posibilidad de acercarme hace que me vengan a la mente todos y cada uno de los fracasos afectivos de mi vida y que me pregunte si estoy roto por dentro, si no debería empezar plantearme que el elemento común en todos ellos –es decir, yo– es la causa de dichos fracasos y, por supuesto, tampoco podemos olvidar el terror que me produce la idea del rechazo de esta persona desconocida, pero a la que una pequeña parte de mí ya ha idealizado, y las consecuencias que tendría en mi ya de por sí lamentable autoestima. O, si prefieres la respuesta corta, porque no me sale del coño.