back to top

13 cosas que entenderán los que odien hablar antes del café

Ssssssh.

publicado

1. Sabes que está mal, pero has llegado a ODIAR a un persona sociable solo porque te ha hablado.

Twitter: Mc_Caroline_thy / Via Twitter: @Mc_Caroline_thy

2. Y has deseado su muerte si es de los que encima cuando te habla TE TOCAN.

3. Por la mañana sales de casa con gafas de sol, gorro, auriculares y gabardina.

Y aun así sabes que habrá alguien que no captará las señales e intentará hablarte.
Twitter: @xmichaelraymond

Y aun así sabes que habrá alguien que no captará las señales e intentará hablarte.

4. Básicamente, desde el momento en que sales de casa hasta que te sientes persona intentas estar mirando una pantalla con cara de concentración.

NBC

5. O miras muy fuerte por la ventana.

Y si no hay ventana, te miras los pies. Lo importante es no establecer contacto visual con nadie.
Twitter: @theCHIVE

Y si no hay ventana, te miras los pies. Lo importante es no establecer contacto visual con nadie.

6. Alguna vez te ha salido un gallo a media mañana porque no habías emitido sonido alguno hasta ese momento.

Warner Bros.

7. Te has ocultado para no hablar con alguien conocido por la mañana.

Fox

Es más, es muy probable que se lo hayas hecho a un familiar o hasta A TU PAREJA.

8. O has cambiado ligeramente tu rutina porque coincide con la de un vecino.

Universal Pictures / BuzzFeed

9. No podrías explicar la horrible sensación que experimentas cuando se te acerca alguien que SABES que te va a hablar.

Especialmente si es una persona a la que no conoces de nada.
NBC

Especialmente si es una persona a la que no conoces de nada.

10. Y cuando LO HACE.

11. Al despertarte, hasta ignoras todos los whatsapps que te llegaron por la noche.

Si tienes que elegir entre hablar y escribir, prefieres escribir. Pero, puestos a elegir, prefieres no hacer ninguna de las dos.
Twitter: @yousefnlilly

Si tienes que elegir entre hablar y escribir, prefieres escribir. Pero, puestos a elegir, prefieres no hacer ninguna de las dos.

12. Pero finalmente llega ese momento en el que te tomas el café, que es como un nirvana en el que no escuchas lo que pasa a tu alrededor.

Globomedia / Via Twitter: @juanlugrh

Y sigues sin ganas de hablar con la gente, pero al menos ya tienes cafeína en el cuerpo.

13. Así que, por favor, callaos.

Yo por las mañanas no sé hablar. Ni vivir, ya que estamos.