back to top

19 cosas que los periodistas no te contarán sobre su trabajo

O igual sí te las cuentan, que somos muy de quejarnos.

publicado

Hemos hablado con varios periodistas de distintos medios generalistas y especializados para que nos cuenten lo que no sabe el público sobre el Periodismo. Estas son algunas de sus respuestas.

1. Leemos los comentarios.

Intentamos no hacerlo, pero terminamos cayendo. Y duelen. También da un poco de miedo que nos busquéis en redes sociales para insultarnos, especialmente si no las tenemos conectadas a nuestro perfil.

Publicidad

2. Hacemos mercadillos con las promociones.

Es bastante común que una o dos veces al año se hagan mercadillos en los que se venden los productos sobrantes de las promociones que se han hecho en los medios del grupo. Son muy baratos y el dinero suele ir destinado a ONG o causas sociales.

3. No nos gusta que nos toquen los textos.

Es muy normal hacer un trabajo de edición (corregir erratas y buscar posibles errores) en el texto de un compañero, pero para hacer algo más, lo correcto es hablarlo con él antes de cambiar algo que podría afectar al sentido.

4. Pero casi nunca nos respetan el titular.

Al menos, en el caso de lo que se ve en portada. Ahí lo importante es que destaque y que quepa y se retocará lo que haga falta para que cumpla ambos requisitos.

5. Y en papel se cambia la separación que hay entre las letras.

Fíjate en cualquier periódico y es muy probable que veas titulares con distinta separación entre las letras. Esto ha ocurrido porque alguna de las palabras se quedaba suelta en una línea o creaba una línea de más. Y esto probablemente haya cabreado mucho al jefe de maquetación.

6. Discutimos hasta por las comas.

En una redacción es fácil ver un grupo de tres o más personas discutiendo por la utilización de una coma, un gerundio o una palabra concreta.

Publicidad

7. Usamos Wikipedia.

No podemos saber de todo y no siempre hay tiempo para llamar a un experto para que te lo explique. Además, la mayoría de las veces el medio ni se planteará pagar a alguien por su ayuda.

9. Somos los primeros que estamos en contra de no pagar.

Nada nos jode más que el ‘pagar con visibilidad’. No es ya solo que sea inaceptable desde un punto de vista social, sino que si nos ponemos egoístas, sería el fin de nuestro trabajo. A pesar de ello, siempre habrá un jefe que intentará que alguien colabore de forma gratuita o usar la foto de un tuitero y el que tendrá que ponerse en contacto será el periodista.

10. Dependemos de la persona que lleva las redes.

Suena exagerado, pero hay quien mira mucho las visitas y gran parte del tráfico viene de las redes sociales. Lo normal es que una vez que un tema abandona la portada (si es que llega a salir) solo se leerá si sale en alguna de las redes del medio.

Publicidad

11. La culpa nunca es de los becarios.

Para empezar, ellos nunca se ocupan de la maquetación final. Y, aparte, al igual que ocurre en el resto de trabajos, si cometen un error la culpa es de su supervisor.

12. Estamos muy expuestos.

Es uno de los trabajos en los que más fácil es ver tus equivocaciones y tus errores.

13. Casi no leemos nuestro medio.

No tenemos tiempo. Nos centramos en las secciones en las que estamos especializados, en las noticias de última hora y cosas concretas.

14. Pero sí leemos otros medios.

Constantemente. Y los jefes normalmente están más atentos a lo que publican los rivales que a lo que sacamos nosotros, así que es normal que nos pidan que publiquemos algo que ya hemos sacado porque lo ven en otro medio.

Publicidad

15. Somos todos amigos.

Aunque trabajemos para medios de distintos grupos y de ideologías contrarias, el de los periodistas es un medio muy endogámico y corporativista, también para bien.

16. No somos todos amigos.

Porque entre los amigos lo que hacemos es poner a parir a otros periodistas que no son del grupo. Esto es así desde que el mundo es mundo.

17. El periodismo no es rentable.

A todos nos gustaría hacer reportajes, pero no todos podemos. Para que haya gente que dedique una semana a escribir un tema hacen falta otros periodistas detrás que hagan el trabajo que sí da dinero. Hay mucha gente detrás de los periodistas famosos.

18. Está prohibido decir que el día está siendo tranquilo.

Es una frase que mata jefes de estado, o peor. No se dice.

19. No somos nuestro medio.

En muchos casos, no nos identificamos en absoluto con la línea editorial del medio para el que escribimos, pero estamos en una sección en la que no tenemos que hacer sacrificios ideológicos o, sencillamente, no nos queda otra.

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss