back to top

18 Cosas que solo vas a entender si siempre te duele la espalda

Eres joven de edad, pero en la espalda tienes 93 años.

publicado

1. Empecemos aclarando algo, tener dolor de espalda ya es parte de tu estilo de vida.

Es algo que define tu ser. Una desgracia, la verdad... pero ya lo estás comenzando a aceptar.
Ryanking999 / Getty Images

Es algo que define tu ser. Una desgracia, la verdad... pero ya lo estás comenzando a aceptar.

2. De hecho, puedes admitir que son raras las veces en las que no te has despertado con dolor de espalda.

¿Qué es un alegre despertar?
Elenaleonova / Getty Images

¿Qué es un alegre despertar?

3. Y, obviamente, mucho más raros son los días en los que no vas a dormir con el bendito dolor.

Via giphy.com

Simplemente no hay forma de que se vaya.

4. Cuando tienes confianza con alguien, vives pidiéndole que te de "un masajito rápido".

Via giphy.com

"Más arriba, ahí, dale... no pares... ufffff".

Publicidad

5. Aunque en verdad lo que deseas es que alguien te caiga encima y camine por tu espalda.

Netflix

Básicamente necesitas alguien que te haga trizas, ¿acaso es mucho pedir?

6. A estas alturas has desarrollado el arte de darte auto-masajes.

Consisten en apretar durísimo donde te duela. No sabes si estás haciendo bien o mal, pero qué más da.
Seoterra / Getty Images

Consisten en apretar durísimo donde te duela. No sabes si estás haciendo bien o mal, pero qué más da.

7. Vives haciendo ejercicios de estiramiento porque el dolor nunca se va.

Via giphy.com

Cada vez que puedes, te estiras un poco, mueves los hombros, le das vueltas al cuello como Linda Blair, etc.

8. Lo tienes que admitir: envidias un poco a la gente que pasa todo el día sentada y NO se queja del dolor.

¿Qué son? ¿Aliens? O sea, tú al final del día acabas un poco muerto/a por dentro... y por fuera.
Fizkes / Getty Images

¿Qué son? ¿Aliens? O sea, tú al final del día acabas un poco muerto/a por dentro... y por fuera.

Publicidad

9. Aunque en teoría eres una persona relativamente joven, el dolor hace que actúes como tu abuelito/a.

Tienes 93 años y contando.
Gpointstudio / Getty Images

Tienes 93 años y contando.

10. Has pagado por masajes y tratamientos solo para calmar el dolor por unas cuantas horas.

"¿Y si te casas con un/a masajista, cómo sería tu vida?" Y otras cosas que has llegado a pensar.
Wavebreakmedia / Getty Images

"¿Y si te casas con un/a masajista, cómo sería tu vida?" Y otras cosas que has llegado a pensar.

11. Te identificas en un nivel espiritual con este tweet.

12. Sospechas que el colchón de la cama tiene culpa de tu dolor... y la almohada... y la silla de tu oficina... y el sofá de tu casa... básicamente todos son culpables para ti.

No te preocupes, no hay para dónde correr porque siempre habrá alguien y algo a quien echarle la culpa.
Via Twitter: @ingoodwaysihope

No te preocupes, no hay para dónde correr porque siempre habrá alguien y algo a quien echarle la culpa.

Publicidad

13. Algunas veces el dolor de espalda es más agudo, y has llegado a usar compresas, cremitas y/o medicinas para esconderlo.

Via giphy.com

El maldito olorcito a mentol se ha vuelto tu perfume Chanel N°5.

14. Y no es solo la espalda, también te duele el cuello, la cintura y todo lo que se conecte.

Y, obviamente, cada día se suma algo nuevo, qué emoción.
Dkart / Getty Images

Y, obviamente, cada día se suma algo nuevo, qué emoción.

15. Has llegado a pensar que, tal vez en algún lugar del mundo, hay un muñeco voodoo de ti...

... y le pusieron un kilo de plomo en la espalda. No hay otra explicación.
Fergregory / Getty Images

... y le pusieron un kilo de plomo en la espalda. No hay otra explicación.

16. Admites que has buscado en todas partes ejercicios y consejos para aliviar el dolor.

Nunca pierdes la esperanza en que algún día serás una persona normal.
Google

Nunca pierdes la esperanza en que algún día serás una persona normal.

17. Y aunque existe un 99% de posibilidades de que leer este post te haga doler aún más la espalda...

Sorry...
Antonioguillem / Getty Images

Sorry...

18. Lo importante es saber que no estás solo en esto: somos parte de un club*.

FOX

*Un club un poco lamentable, pero un club al fin. Brindemos.