back to top

15 De los cuadros más caros del mundo

"El arte es poder salirte con la tuya" — Andy Warhol.

publicado

1. Bandera (1954), de Jasper Johns. $119 400 000.

Tras dos años de servicio en la Guerra de Corea, Jasper Johns soñó que pintaba un cuadro de la bandera de Estados Unidos. A la mañana siguiente, comenzó a trabajar en el que se convertiría en uno de sus trabajos más trascendentales — también en su cuadro más caro.
Jasper Johns / Via moma.org

Tras dos años de servicio en la Guerra de Corea, Jasper Johns soñó que pintaba un cuadro de la bandera de Estados Unidos. A la mañana siguiente, comenzó a trabajar en el que se convertiría en uno de sus trabajos más trascendentales — también en su cuadro más caro.

2. El grito (1893), de Edvard Munch. $119 900 000.

El grito, de Edvard Munch, es uno de los cuadros más reconocidos del arte moderno. No es sorprendente que este cuadro estuviese en el punto de mira de muchos ladrones de cuadros durante años.
Edvard Munch / Via Norway National Gallery

El grito, de Edvard Munch, es uno de los cuadros más reconocidos del arte moderno. No es sorprendente que este cuadro estuviese en el punto de mira de muchos ladrones de cuadros durante años.

3. Salvator Mundi (1506-1513), de Leonardo da Vinci. $127 500 000.

Durante cientos de años, nadie estuvo seguro de saber quién había realizado este cuadro. No fue hasta 2005 cuando un grupo de conservadores de arte especializados en cuadros antiguos pudo confirmar que dicha pintura era obra del mismísimo Leonardo da Vinci.
Leonardo da Vinci / Via Public Domain

Durante cientos de años, nadie estuvo seguro de saber quién había realizado este cuadro. No fue hasta 2005 cuando un grupo de conservadores de arte especializados en cuadros antiguos pudo confirmar que dicha pintura era obra del mismísimo Leonardo da Vinci.

4. Baile en el Moulin de la Galette (1876), de Pierre-Auguste Renoir. $141 500 000.

Con este cuadro debutó en 1877 Pierre-Auguste Renoir en el mundo de la pintura durante una exhibición impresionista en París. Hoy en día es el perfecto ejemplo de una imagen estética de ensueño del estilo impresionista.
Pierre-Auguste Renoir / Via Musée d'Orsay

Con este cuadro debutó en 1877 Pierre-Auguste Renoir en el mundo de la pintura durante una exhibición impresionista en París. Hoy en día es el perfecto ejemplo de una imagen estética de ensueño del estilo impresionista.

Publicidad

5. Tres estudios de Lucian Freud (1969), de Francis Bacon. $144 700 000.

La relación entre los artistas Francis Bacon y Lucian Freud era de amigos y rivales. Ambos artistas trabajaron incansablemente para desarrollar un estilo de pintura que fuera profundamente psicológico y cambiante.
Francis Bacon / Via christies.com

La relación entre los artistas Francis Bacon y Lucian Freud era de amigos y rivales. Ambos artistas trabajaron incansablemente para desarrollar un estilo de pintura que fuera profundamente psicológico y cambiante.

6. Retrato del Dr. Gachet (1890), de Vincent Van Gogh. $149 400 000.

En los últimos meses de vida de Van Gogh, el artista estuvo bajo los cuidados del Dr. Paul Gachet en Auvers-sur-Oise (Francia). Allá fue donde Vincent Van Gogh realizó muchas de las obras más importantes de su trayectoria, incluyendo la del retrato del Dr. Gachet, que lo describió a su hermana como: "Triste pero discreto, incluso claro e inteligente, tal y como se deberían hacer muchos retratos".
Vincent van Gogh / Via Public Domain

En los últimos meses de vida de Van Gogh, el artista estuvo bajo los cuidados del Dr. Paul Gachet en Auvers-sur-Oise (Francia). Allá fue donde Vincent Van Gogh realizó muchas de las obras más importantes de su trayectoria, incluyendo la del retrato del Dr. Gachet, que lo describió a su hermana como: "Triste pero discreto, incluso claro e inteligente, tal y como se deberían hacer muchos retratos".

7. Retrato de Adele Bloch-Bauer I (1907), de Gustav Klimt. $158 500 000.

Gustav Klimt tardó tres años en terminar el retrato de su rica amiga, Adele Bloch-Bauer. Tras la anexión de Austria por parte de los nazis en 1938, este cuadro pasó por varias manos hasta que retornó al heredero de los Bloch-Bauer en 2006. Este cuadro se encuentra hoy en la Neue Galerie de Nueva York.
Gustav Klimt / Via Neue Galerie New York

Gustav Klimt tardó tres años en terminar el retrato de su rica amiga, Adele Bloch-Bauer. Tras la anexión de Austria por parte de los nazis en 1938, este cuadro pasó por varias manos hasta que retornó al heredero de los Bloch-Bauer en 2006. Este cuadro se encuentra hoy en la Neue Galerie de Nueva York.

8. Desnudo acostado (1917), de Amedeo Modigliani. $170 405 000.

Amedeo Modigliani pasó la mayor parte de su vida como un bohemio pobre que vivía en las calles de París. De hecho, la única exposición de arte que realizó fue cerrada inmediatamente por la policía por su obscenidad. Hoy se sorprendería al saber que su obra está entre las de los artistas más grandes del siglo XX.
Amedeo Modigliani / Via christies.com

Amedeo Modigliani pasó la mayor parte de su vida como un bohemio pobre que vivía en las calles de París. De hecho, la única exposición de arte que realizó fue cerrada inmediatamente por la policía por su obscenidad. Hoy se sorprendería al saber que su obra está entre las de los artistas más grandes del siglo XX.

Publicidad

9. Mujeres de Argel (1955), de Pablo Picasso. $179 400 000.

Picasso dijo en una ocasión: "Nadie vio un cuadro de Matisse con tanto cuidado como yo". Tras la muerte de su viejo amigo y rival, Picasso comenzó a realizar una serie de trabajos, entre el que se incluía este, inspirándose en las mujeres curvas que Matisse realizaba en su estilo de pintura.
Pablo Picasso / Via christies.com

Picasso dijo en una ocasión: "Nadie vio un cuadro de Matisse con tanto cuidado como yo". Tras la muerte de su viejo amigo y rival, Picasso comenzó a realizar una serie de trabajos, entre el que se incluía este, inspirándose en las mujeres curvas que Matisse realizaba en su estilo de pintura.

10. Retratos de Maerten Soolmans y Oopjen Coppit (1634), de Rembrandt. $180 000 000

Pintados para su boda en 1634, estos dos retratos de recién casados siempre estuvieron juntos desde su creación, a pesar de existir dos retratos independientes. Ahora es amor eterno.
Rembrandt / Via Louvre and Rijksmuseum

Pintados para su boda en 1634, estos dos retratos de recién casados siempre estuvieron juntos desde su creación, a pesar de existir dos retratos independientes. Ahora es amor eterno.

11. N.º 6 (Violeta, verde y rojo) (1951), de Mark Rothko. $186 000 000.

N.º 6 (Violeta, verde y rojo) ejemplifica los grandes campos de colores y la gran altura de las obras por las que es conocido Mark Rothko. Su rechazo a los objetos tradicionales tiene una importancia alta que crea el sentimiento de una generación de artistas que quedaron demacrados y dañados tras la Segunda Guerra Mundial.
Mark Rothko / Via markrothko.org

N.º 6 (Violeta, verde y rojo) ejemplifica los grandes campos de colores y la gran altura de las obras por las que es conocido Mark Rothko. Su rechazo a los objetos tradicionales tiene una importancia alta que crea el sentimiento de una generación de artistas que quedaron demacrados y dañados tras la Segunda Guerra Mundial.

12. Número 17A (1948), de Jackson Pollock. $200 000 000.

Número 17A se realizó durante un período fecundo en la trayectoria de Pollock, llamado "período goteo", un tiempo en que las obras más emblemáticas del artista fueron realizadas.
Jackson Pollock / Via dailymail.co.uk

Número 17A se realizó durante un período fecundo en la trayectoria de Pollock, llamado "período goteo", un tiempo en que las obras más emblemáticas del artista fueron realizadas.

Publicidad

13. Los jugadores de naipes (1893), de Paul Cézanne. $272 000 000.

El cuadro Los jugadores de naipes pertenece a una serie de pinturas que representan a campesinos provenzales que disfrutan fumando, bebiendo y jugando a las cartas. En cuanto a la quietud de la imagen, algunos críticos la describieron como una pintura de "vidas humanas serenas".
Paul Cézanne / Via musee-orsay.fr

El cuadro Los jugadores de naipes pertenece a una serie de pinturas que representan a campesinos provenzales que disfrutan fumando, bebiendo y jugando a las cartas. En cuanto a la quietud de la imagen, algunos críticos la describieron como una pintura de "vidas humanas serenas".

14. ¿Cuándo te casas? (1892), de Paul Gauguin. $300 000 000.

En 1891 Paul Gauguin viajó a Tahití para escapar de su estilo de vida ocupado en la moderna Europa. Lo que descubrió allá fueron los tonos cálidos reflejados en ¿Cuándo te casas? y una población indígena que siguió inspirando al artista durante el resto de su trayectoria.
Paul Gauguin / Via Fondation Beyeler

En 1891 Paul Gauguin viajó a Tahití para escapar de su estilo de vida ocupado en la moderna Europa. Lo que descubrió allá fueron los tonos cálidos reflejados en ¿Cuándo te casas? y una población indígena que siguió inspirando al artista durante el resto de su trayectoria.

15. Intercambio (1955), de Willem de Kooning. $300 000 000.

Willem de Kooning se convirtió en sinónimo de movimiento artístico posterior a la Segunda Guerra Mundial, el llamado Expresionismo abstracto. Mientras el mundo intentaba reponerse de todo tras la guerra, los artistas como de Kooning acabaron desilusionados y dañados por los acontecimientos ocurridos. La obra de Kooning expresa la cruda realidad del nuevo mundo tras la guerra.
Willem de Kooning / Via Art Institute of Chicago

Willem de Kooning se convirtió en sinónimo de movimiento artístico posterior a la Segunda Guerra Mundial, el llamado Expresionismo abstracto. Mientras el mundo intentaba reponerse de todo tras la guerra, los artistas como de Kooning acabaron desilusionados y dañados por los acontecimientos ocurridos. La obra de Kooning expresa la cruda realidad del nuevo mundo tras la guerra.

* Todos los precios fueron cotizados según el índice de precios al consumidor ajustado al valor de la inflación.