go to content

18 Fotos horripilantes de la sangrienta guerra contra la droga en Filipinas

"Háganlo ustedes mismos. Si tienen armas, tienen mi apoyo". —Presidente Duterte

publicado

En 2016, la Policía Nacional de Filipinas informó que aproximadamente 3600 personas habían muerto como parte de una campaña nacional contra el tráfico de drogas ilegales; casi la mitad murió a manos de presuntos grupos influenciados por las palabras del presidente Duterte: "Háganlo ustedes mismos. Si tienen armas, tienen mi apoyo". Aunque el director general de la PNP, Ronald dela Rosa, dijo que ha habido un descenso del 90% en la oferta de drogas ilícitas, la abrumadora cantidad de muertes y encarcelación, así como del trato inhumano que reciben los prisioneros, ha sido fuertemente criticada por los defensores de los derechos humanos internacionales.

Aquí, el fotógrafo Shaun Swingler le da un vistazo de primera mano a la brutal realidad de la guerra contra la droga en Filipinas:

Uno de los tres presuntos traficantes, muerto a manos de la policía durante la "Operación Tokhang" (tocar y declarar) en el barangay de San Roque, Ciudad Quezón, el 14 de septiembre. Los hombres presuntamente dispararon contra la policía y murieron tras la represalia de la policía. Se encontraron pistolas en la escena, así como dos granadas y sobres de shabu (metanfetamina).


Varios hombres cargan el cuerpo del presunto traficante de drogas Amirudin Sani, de 27 años, asesinado por tres hombres no identificados en la ciudad de Pásig, Gran Manila, el 13 de septiembre.

Familiar de un hombre identificado que murió a manos de la policía en una presunta operación encubierta, barre la sangre después de que retiraron el cuerpo de la escena el 22 de septiembre.

El ataúd de Adonis Dela Rosa es transportado al Cementerio del Norte de Manila para el entierro, el 13 de septiembre. La policía afirma que Dela Rosa, quien resultó muerto durante una operación encubierta, era un asesino a sueldo, pero su esposa lo niega rotundamente.

Presuntos consumidores de droga son procesados en el Departamento de Policía de Ciudad Quezón el 16 de septiembre. Dos operaciones de la policía en Culiat, Ciudad Quezón esa noche, condujeron a la captura de 145 presuntos traficantes de droga. La captura más grande hasta ahora en la guerra contra la droga.

Los hombres que fueron arrestados durante las redadas en Culiat, Ciudad Quezón, son puestos en celdas de detención de la policía mientras esperan los resultados de las pruebas de orina tomadas dos noches antes.


BuzzFeed's resident photo geek.

Contact Gabriel H. Sanchez at gabriel.sanchez@buzzfeed.com.

Got a confidential tip? Submit it here.