Ir directo al contenido
  • Lola badge

Esto no es un Top 100 de mujeres en Ciencia (porque no existe, todavía)

En el Día de la niña y la mujer en la Ciencia debemos preguntarnos, ¿por qué todavía no son visibles las mejores científicas de nuestro país?

Getty Images

Hace dos años, con motivo de la semana del emprendimiento, me invitaron a participar en una mesa redonda y me llevé una impactante sorpresa al ver el listado de participantes en el panel. Éramos todo tíos. ¿No había una sola emprendedora que tuviera algo que decir?

Inmediatamente escribí de vuelta contestando a los organizadores que yo no participo en eventos donde no haya mujeres y que, si era necesario, tomaran mi puesto para invitar a cualquiera de las magníficas emprendedoras que tenemos en España.

La respuesta fue algo así como: “Tienes razón. Lo sentimos pero es que no encontramos”. Sin salir de mi estupor, abrí Google, tecleé “top 100 mujeres emprendedoras” y allí estaban. Listados y listados de mujeres que están partiendo la pana con su trabajo en el mundo de la tecnología. Muchas son amigas. Copy. Paste. Listado enviado para que escogieran a la que quisieran.

Finalmente se cargaron a uno de los tíos y pusieron a una de las mujeres que les había sugerido. Una de cuatro. No es la igualdad a la que aspiro pero viendo el panorama pude empezar a respirar. Por poco tiempo.

Nos enviaron un correo electrónico los días antes adelantándonos la pregunta inicial con la que el moderador –sí, también un tío– iba a abrir cada uno de nuestros turnos de intervención. La mía era una pregunta sobre el éxito de la plataforma que había construido. Se me cortó la respiración cuando vi la de mi amiga y emprendedora: ¿Cómo es ser emprendedora y mujer?

Todos los días demasiadas niñas deciden no estudiar ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas porque no han tenido una mujer referente que las haya inspirado.

Acudí al evento con un plan. En la reunión antes de subir al estrado estábamos todos los miembros de la mesa y fui directo a hablar con ella en cuanto llegó. A los dos minutos le estaba desvelando mi idea: “Intercambiemos las preguntas. Contesta tú a la mía y yo a la tuya”. Nos reímos. Ella me guiñó el ojo. Subimos al estrado y enseguida ella tomó el control del evento haciendo un discurso que dejó a todo el mundo con la boca abierta. El moderador, esta vez, no se atrevió con la pregunta.

Esta semana he vivido algo parecido. Me invitaron a una cumbre sobre I+D entre varios países organizada por varias fundaciones. Tres horas y media de paneles uno detrás de otro. Ni una sola mujer. Ni una sola científica. ¿Acaso no hay grandes científicas en Europa? Abrí Whatsapp y le envié un mensaje a mi contacto en la organización llamándole la atención sobre el grave error que estaban cometiendo. No quise mencionar que, justo en esta semana, iba a tener lugar el Día de la niña y la mujer en la Ciencia para no hacer más sangre porque él no era el verdadero responsable de lo que estaba ocurriendo.

Hoy es el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia pero, como veis, no nos podemos permitir que solo sea un día. Tiene que ser todos los días. Las mujeres trabajan en ciencia todos los días. Las científicas lideran investigaciones tremendamente importantes todos los días. Todos los días demasiadas niñas deciden no estudiar ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas porque no han tenido una mujer referente que las haya inspirado. Tenemos que cambiar eso de una vez por todas para que lo de “tiene que ser todos los días” no sea un topicazo y por eso me gustaría aportar mi granito de arena hoy con otra de estas ideas locas que a veces me vienen a la cabeza.

Igual que hice hace dos años, he buscado en Google y he escrito: “Top 100 mujeres ciencia”. Y no ha aparecido lo que me hubiera gustado ver. Veo listados de mujeres líderes, listados de mujeres líderes en los que hay algunas científicas, una lista de 10 científicas… Y de ahí la idea:

Os propongo que entre todos y todas (¡arriba el crowdsourcing!) elaboremos en este documento un listado de las 100 científicas más relevantes en España –estoy convencido de que van a salir muchas más así que si hay que ampliar a Top500 o más será fantástico– con las referentes en cada una de las ramas del conocimiento científico. Para que siempre que en una conferencia quieran invitar a “un experto” puedan encontrar también a “una experta” en la misma materia. Para que cuando un periodista quiera consultar a “un científico” sobre la noticia del momento pueda hacerlo también con “una científica”. Para que los niños y niñas de este país puedan ver que ellas también pueden.

¡Adelante!