back to top

29 Motivos por los cuales tener 29 años es mejor que tener 19

No me estoy consolando a mí misma, aprendí un par de cosas. CREO.

publicado

1. Entendes que no hay nada de malo en estar sola.

giphy.com

A los 19 pensaba que había algo malo conmigo que hacía que no estuviera en pareja. A los 29 prefiero culpar al destino, la mala suerte, o al resto de la sociedad.

Tener pareja no me define, y tampoco a vos.

2. Ya no tenés que soportar adultos diciendo que entienden por lo que estás pasando.

tumblr.com

Mi teoría es que NADIE NUNCA entendió que estaba haciendo con su vida en sus 20s, pero a los 29 ya saben que no te vas a bancar consejos inaplicables y ni se gastan en decírtelos.

Publicidad

3. Si tenías un plan de vida, ya te resignaste a que no va a pasar.

gifwave.com

Tuviste al menos una década de adultez para entender que sin importar qué planes hagas, la vida va a hacer LO QUE SE LE OCURRA CON VOS.

Y ahora te importa bastante menos.

5. Dejaste de confundir el sexo con el buen sexo.

img.pandawhale.com

Si tenés que elegir entre sexo mediocre y una película envuelta en una frazada a los 29, ya sabés la respuesta. Tenemos menos tiempo, más cansancio y dolores musculares que necesitamos que valgan la pena.

6. Probablemente ya te enamoraste y te rompieron el corazón.

giphy.com

Suena como algo malo, ya sé. Y probablemente estás mas cínica que antes y extrañas cómo eras antes de eso. Pero la buena noticia es que a partir de ahora, te vas a enamorar de una manera diferente que hasta te diría, es mucho mejor.

Publicidad

9. Irte a dormir a las 10 p. m. te parece un plan hermoso.

giphy.com

A los 19 irte a dormir un viernes a las 10 de la noche te parecía lo más patético del mundo. Ahora no sólo lo haces sin culpa, sino con una alegría digna de estar en Disney con una lluvia de helado y Bradley Cooper llevándote del brazo.

Lección aprendida: dormir es algo BELLO.

11. Podés hacer un pijama party como niña en tu casa adulta.

pinterest.com

Pocas cosas son tan lindas como pasar toda la noche despierta con tu mejor amiga pintándose las uñas, escuchando música, contándose cosas... sin que nadie les pida que apaguen la luz.

12. Entendiste que el trabajo es una parte de tu vida, no todo.

media.giphy.com

A los 19 un trabajo era una especie de contrato social en el cual además de trabajar, tenías que hacer amigos y sumarte a los after office. Ahora es más parecido a "Me encantaría salir con ustedes, pero son las 6 y ya no estoy obligada a compartir mi vida con ustedes, NO TE CONOZCO BAI."

Publicidad

13. No te interesa impresionar a nadie.

amazon.com

Esto tiene una explicación lógica: probablemente a esta altura de tu vida entendiste que nadie está haciendo nada para que vos te sientas más cómodo en el mundo, y decidiste unirte a esa mentalidad.

Además impresionar a alguien lleva mucho trabajo, y es tiempo valioso que podrías usar comprando cosas que no necesitas online.

14. Finalmente entendiste que compararte es una pérdida de tiempo, y que realmente es mejor estar sola que mal acompañada.

45.media.tumblr.com

Abrís Facebook y es un catálogo de bebés, casamientos, viajes exóticos y un montón de cosas que no tenés.

¿Y QUÉ? Valorás tener lo que tenés y poder dormir ocho horas de corrido sin cambiar pañales, sabiendo que si nunca te toca otra cosa tampoco está NADA mal.

15. Te tomás las rupturas de una forma diferente.

giphy.com

A los 19 que te dejaran o que una relación no funcionara era el equivalente al fin del mundo: llanto ininterrumpido, horas escuchando canciones tristes mirando la lluvia por la ventana, meses de odio al sujeto y gente diciéndote "Él se la pierde" aunque no lo creyeras.

Ahora es bastante más fácil, un click al botón de "Unfollow", una revoleada de pelo a lo Beyonce y a seguir con tu vida porque sabés que "Él se la pierde", es cierto.

16. Aprendiste a decir que no sin necesidad de poner excusas ridículas.

media.giphy.com

A los 19 era inaceptable decir que no porque no tenías ganas de hacer algo. Pensabas excusas complejas, te asegurabas de que nadie se pudiera sentir herido, que nadie descubriera la mentira. Ahora todo se resume a una palabra: NO.

17. Podés comprar las cosas que querías a los 19 sin darle explicaciones a nadie.

media.giphy.com

Ya no tenés que explicarle a nadie, especialmente a tus padres porqué comprarte esos jeans era tan importante.

Solo vas, los comprás, y te lamentás el resto del mes por haber gastado tanto.

Publicidad

18. Dejaste de idealizar a las personas.

tumblr.com

A los 19 estabas mucho más permeable a pensar que las celebridades y hasta incluso, personas conocidas tenían la vida más resuelta que vos. A los 29 es probable que ya hayas visto demasiadas caretas caerse como para idealizar a alguien.

Y como mucho, les envidias el resumen de la tarjeta de crédito.

19. Aprendiste qué buscás en una relación y no te conformás con menos que eso.

anigif.com

A los 19 todavía creias que el desinterés era una manera de captar tu atención y tratarte como un amigo más era demostrar que eran una pareja relajada y para nada poser. Ahora que ya esperaste 29 años y te pasaron un par de cosas, no te conformás con nadie que no te trate como si fueras lo mejor que le pasó en la vida.

20. Elegís mejor el alcohol que vas a tomar, y aprendiste a retirarte a tiempo de una fiesta.

anigif.com

A los 19 cualquier vaso de alcohol era atractivo y no volver a tu casa hasta que no fuera de día no era una opción. Ahora, si vas a tener que lidiar con una resaca casi treintañera, es más factible que elijas tomar algo que no tenga gusto a nafta y te retires a tu casa antes de tener que sostenerle el pelo a nadie.

21. Aceptaste el ejercicio como parte de tu vida.

media.giphy.com

A los 19 estabas disfrutando la libertad de no estar obligada a hacer ejercicio en el colegio y te juraste que nunca más lo harías...hasta que 9 horas diarias sentada frente a la computadora durante diez años, los jeans que no ceden y la gravedad te hicieron dar cuenta que sí, es un mal necesario.

22. Las vacaciones dejaron de ser un viaje de egresados y se convirtieron en un descanso real.

thezoereport.com

¿Compartir un dos ambientes con diez amigas para dormir 3 horas por día y salir toda la noche a reventarse? No, gracias. A los 29 elegís una cama cómoda, un baño propio y lo más importante, que haya wi fi en el hotel.

Publicidad

23. No te tomás las cosas tan a pecho.

data.whicdn.com

Rupturas, despidos, traiciones de amigas, finales de temporada... ¿No te pasa que ya no pensás que te pasa sólo a vos como cuando eras chica sino que le pasan cosas A TODO EL MUNDO?

24. Pensás en tus 19 y te das cuenta cuántas cosas hoy de volver a elegir, no harías.

media.giphy.com

Aunque está buenísimo haber hecho todo lo que hiciste, hay cosas que de volver a tener que elegir, harías completamente diferentes.

Pensá en una.

¿Ya la pensaste?

Bueno, bienvenido a la evolución personal. Tenemos galletitas.

25. Ya no es tan fácil que la sociedad te presione con lo que deberías estar haciendo.

sharegif.com

A los 19 te presionaban tanto como ahora, pero con cosas diferentes: si no era el estudio, era el trabajo, o es tener una pareja, o es tener hijos... siempre hay algo, pero la diferencia es que ahora ante cada "¿No deberías...?" la respuesta es "¿No deberías vos estar haciendo con tu vida algo más importante que esa pregunta?" *tira el micrófono*

27. Ya sabés que ese es tu cuerpo, y que es mejor quererlo como es porque si en 29 años no te despertaste siendo modelo de Victoria's Secret medio que YA FUE.

anigif

Ya pasaste hace rato la etapa de creer que aún hay chances de que ese no sea tu metabolismo real y con esa resignación, vino la revelación: Sos atractiva igual y podés disfrutar de tu cuerpo sea como sea.

(Con suerte, a esta edad ya lo querés y sino, es un buen momento para que empieces a hacerlo.)

28. Prepararte para salir te toma un décimo del tiempo que te llevaba a los 19.

cdn4.teen.com

A los 19 pensabas que taparte la cara con cinco kilos de enduido plástico era sinónimo de belleza. Ahora descubriste que tenés poco tiempo y ganas de hacer lo que ya naturalemente tenés que hacer todos los días para disimular el cansancio, así que con no estar en pijama lo considerás un éxito.

29. Sabés cuánto valés.

cdn2.thegloss.com

Tomaste buenas y malas decisiones, hiciste lo mejor que pudiste y ahora te das cuenta que estás en el momento perfecto en el que todavía tenés toda la vida por delante con una experiencia más que sólida para saber lo que merecés.

Y no vas a aceptar nada menos que eso.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss