back to top

Así es cómo la historia del robo de Ryan Lochte se convirtió en un incidente internacional

Toma asiento.

publicado

Aproximadamente a las 6: Los nadadores olímpicos llegan a una estación de servicio, donde supuestamente entran por la fuerza en el baño y se meten en un altercado con los empleados.

En filmaciones de seguridad se ve a los cuatro hombres moverse en un pasillo donde al parecer se encuentra el baño, aunque no está claro lo que está ocurriendo.

Después de salir del baño, los hombres vuelven a entrar al taxi, pero son abordados por los empleados de la estación de servicio. Los hombres vuelven a salir del coche, y uno de ellos tiene levantadas sus manos, como rindiéndose.

Publicidad

En una conferencia de prensa el jueves, la policía brasileña declaró que los empleados y unos guardias de seguridad policiales hablaron con los nadadores, con la ayuda de un traductor, explicando que habían dañado el baño, incluidos puertas y espejos, y debían pagar por los daños.

La policía dijo que los nadadores les dieron 20 dólares y 100 reales (como 30 dólares), antes de irse de la estación de servicio para volver a la Villa Olímpica. Lochte fue el más agresivo del grupo y era evidente su consumo de alcohol o drogas, según la policía.

Hubo un momento en el que un guardia de seguridad apuntó a los nadadores con un arma de fuego, ya que se estaban comportando de manera agresiva, añadió la policía.

Aproximadamente a las 7: Los nadadores llegan a la Villa Olímpica y Lochte golpea amistosamente a Feigen en la cabeza con sus credenciales.

Publicidad

09:27: Fox Sports reporta que Lochte fue robado a punta de pistola.

BREAKING: @USASwimming Gold medallist Ryan Lochte has been held up at gunpoint at a party in Brazil. Details on @FOXSportsNews 500.

10:27: Un portavoz del Comité Olímpico Internacional anuncia que dichas afirmaciones no son ciertas.

IOC director of comms Mark Adams has just said Lochte gunpoint story is "not true."

10:39: Ileana Lochte dice que su hijo la llamó inmediatamente después de haber sido "robado".

"Creo que están todos agitados. Eran varios", le dijo a USA Today. "No, simplemente tomaron sus billeteras y básicamente eso fue todo".

12:45: Lochte le dice a la NBC que ladrones haciéndose pasar por agentes policiales le pusieron una pistola en la frente.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com
Publicidad

Aquí está la primera descripción del incidente de Lochte:

Nos pararon, en el taxi, y unos muchachos salen con una insignia, una placa de policía, sin luces, sin nada, sólo una placa de policía, y nos detuvieron. Sacaron sus armas, les dijeron a los otros nadadores que se tiraran al suelo, se tiraron al suelo. Yo me negué. Dije que no hicimos nada malo, así que no me voy a tirar al suelo.

Entonces el tipo sacó su pistola, la amartilló, la puso sobre mi frente y dijo: "¡al suelo!", entonces yo levanté las manos, y dije "Como sea." Él tomó nuestro dinero, tomó mi billetera, dejó mi teléfono celular, y dejó mis credenciales.

17:57: Lochte reitera en las redes sociales que él y sus compañeros de equipo fueron "víctimas de un robo".

17 de de agosto: Un juez brasileño emite una orden de embargo sobre los pasaportes de Lochte y Feigen, de modo que no puedan salir del país. Sin embargo, Lochte ya se ha ido, y Feigen está desaparecido.

Publicidad

Un abogado representando a los nadadores confirmó que fueron puestos en libertad, pero dijo que no tienen permitido salir de Brasil hasta que testifiquen sobre el robo, informó la Associated Press.

18 de de agosto: En una entrevista con NBC, Lochte se retracta sobre parte de su historia, diciendo que nunca lo apuntaron con una pistola en la frente, pero aún dice que fue robado.

BREAKING NEWS: @MLauer reports after speaking with Ryan Lochte directly: https://t.co/YQHTMLeQfi https://t.co/Y6mWRIuwte

Sin embargo, cuando Matt Lauer, de NBC, cuestionó a Lochte sobre el cambio en su historia, Lochte dijo que él "no inventaría una historia como esta, ni tampoco lo harían los otros".

Publicidad

Sin embargo, en una conferencia de prensa por la tarde, la policía dice que los nadadores olímpicos no fueron robados, y que destrozaron el baño mientras estaban borrachos.

Fue entonces cuando se enfrentaron con el guardia de seguridad, quien dijo a los investigadores que Lochte fue tan errático, que lo amenazó con un arma de fuego.

Más tarde en la noche, los pasaportes de los nadadores fueron liberados, dejándolos libres para irse del país.

Sergio Riera, el abogado de Bentz y Conger, le dijo a BuzzFeed News que los nadadores fueron entrevistados como testigos, no como sospechosos, y que no había ninguna razón para que sus pasaportes fueran retenidos.

Sus clientes pensaban regresar a los Estados Unidos, "tal vez esta noche", añadió Riera.

La policía de Río pasó su investigación a los fiscales, quienes decidirán si presentar cargos en el caso.

Si los fiscales deciden denunciar, un juez también tendría que aprobarlo.

Los nadadores podrían enfrentar cargos de vandalismo y realizar una denuncia falsa, dicen las autoridades. El jefe de la policía de Río de Janeiro, por su parte, les ha pedido que se disculpen, diciendo que sería lo correcto.