go to content

Hablamos de todo un poco con el comediante venezolano George Harris

Bueno, reímos más que nada, la verdad.

publicado

El comediante venezolano, George Harris, es prueba de que cuando uno hace lo que ama, el éxito es inminente. Harris lleva una década de carrera haciendo reír a la gente y actualmente se encuentra en medio de una gira que lo ha llevado a todos lados, desde Londres hasta su ciudad natal, Caracas, Venezuela. Su público es fiel, ya que se identifican fácilmente con sus historias cómicas y su manera de contar las cosas. Si el humor todo lo cura, entonces George está aquí para salvarnos a todos a punta de risas.

¿Cómo empezó tu carrera como comediante?

Empezó en España en el año 2005. Arrancó ahí porque me fui a estudiar actuación en Madrid, y allá fue que mis compañeros me empezaron a decir que yo tenía cuentos muy cómicos, que por qué no hacía un monólogo.

En España, monólogo es stand-up, lo que pasa es que si lo españoles dicen stand-up comedy en inglés se pueden morder una parte de la lengua. Entonces no lo dicen.

Ahí empezó todo, y justamente hace poco cumplí diez años de carrera. Digamos que aparte de stand-up me definiría como un storyteller. Yo cuento historias largas, los comediantes de stand-up norteamericanos suelen hacer historias cortas, y hacen rutinas del matrimonio, la universidad, etc. Yo hago historias muy muy muy largas, que hilan muchas situaciones y ese es el tema principal.

Entonces me considero más un storyteller que un comediante de stand-up.

¿Si no fueras comediante, a qué te dedicarías?

Bueno, no vendería el cuerpo porque tengo sobrepeso y entonces la gente diría "no mi amor, tienes que estar fitness". Entonces eso ya lo eliminaría, jajaja aunque me gustaría vender el cuerpo porque es lo más fácil.

A ver... ¿Qué estaría haciendo? Creo que estaría escribiendo. Eso me gusta mucho, escribir.

¿Hay algún comediante que influenció tu carrera?

Sí, Eva Hache en España, fue una de las personas que me dio idea de cómo hacer un stand-up. En España, los comediantes son súper famosos así como en Estados Unidos. Es el mismo sistema. Son gente desconocida, que arranca en bares y de ahí sale una carrera.

No tiene nada que ver con el sistema de nosotros. El sistema de nosotros es, venir de la televisión. Tienes que ser estrella de televisión de estos programas de comedia para así empezar tu carrera de stand-up después.

Entonces yo admiro a mucha gente que empezó de la nada, como Eva Hache, Quequé en España, en mi país (Venezuela) Laureano Márquez, Peter Capusotto en Argentina, Adal Ramones en México. Es que tengo de cada país, tu sabes, voy agarrando para tener un acento bastante neutro. Jajaja.

¿Tienes alguna musa o te basas en experiencia propia para tus rutinas de comedia?

Tengo muchas musas. Sobre todo porque yo cuento cosas que tienen que ver con mi vida. Hablo mucho de mi mamá, porque mi mamá se parece mucho a las madres de todo el mundo, entonces por eso la gente se ríe.

Mi mamá sacaba una chancleta de madera, la de Dr. Scholl's, un doctor asesino que decidió educar a todos los hijos del mundo a punta de una madera grande con cuero, y una hebilla de metal.

Mi mamá refleja a muchas madres y abuelas del mundo, hablo mucho de ella, la meto mucho en mis historias. Tengo un show que se llama "Típico", que es sobre casi toda la vida de mi mamá conmigo, y eso hace que la gente se identifique, porque yo creo que en el humor, para que la gente se ría, tiene que identificarse. La risa es breve, no es muy profunda.

¿Cómo han afectado las redes sociales tu carrera? ¿Para bien o para mal?

Las redes sociales siempre afectan para bien. Yo no creo que afecten para mal, al menos que tú seas Cristian Castro. Si tú eres Cristian Castro mi amor, entonces dejémoslo hasta aquí. Si quieres enseñar tus partes, quieres destruirte a ti mismo.

Yo creo que las redes sociales son una gran herramienta para todos los artistas, por lo menos en mi campo. Porque tú le dices a la gente dónde te vas a presentar, puedes echar chistes, puedes contar historias, la gente se puede enamorar de ti por las redes sociales, y no te conoce.

Yo tengo un montón de fans que nunca me han visto en vivo, solamente por redes sociales. También me ha pasado que llené una función en Londres, nunca me había presentado en Londres, y llené una función de 320 personas porque me siguen por las redes sociales.

¿Lo más extraño que te han pedido o que te han mandado por las redes sociales?

Ah nooooo. Desnudos. Hombre, gato, mujer, de todo. La gente no se respeta, guárdense un poquito, déjense desear. Andan pelando sus cositas por ahí como si nada.

Sí, la gente te manda que si "te amo" y lo próximo que mandan es una foto. O sea, esta es mi demostración de cariño.

¿Qué es lo más difícil de ser comediante?

Hay dos cosas. La primera, es tener que hacer reír a la gente cuando no tienes ganas. Yo siempre tengo ganas, pero hay momentos en los cuales la situación está muy difícil. Yo provengo de un país (Venezuela) en donde la situación política es muy dura, entonces me ha tocado hacer shows con una polarización política muy difícil que no ayuda a que una persona se suba al escenario y pueda decir lo que piensa o lo cree, sino que tiene que cuidar lo que dice, que no quiere herir a nadie. No quieres ser tú el catalizador de una explosión social o algo negativo en un show. Entonces eso es muy complicado.

La segunda, es que hay gente que se toma consideraciones que no tiene que tomarse, solo porque eres comediante. Como que... te vienen a echar chistes malos porque te ven en la calle. Yo no te conozco. No me eches chistes. Jajaja. O sea, la gente cree que ya te conoce y empieza a echarte cuentos o quieren ya venir a agarrarte una nalga, "Ay George Harris de toda la vida".

Puedes conseguir una mesa en un restaurante que esté full. Puedes conseguir cita con el odontólogo que atiende a todas las Misses (Miss Venezuela), no tenemos que hacer las colas de los mortales.

El otro día estaba en el aeropuerto y estaba todo full, y llegó alguien que trabajaba en el aeropuerto y me dice "George Harris, yo siempre veo tu show", y mi mamá, que es una persona que no se rinde ante nada, le ha dicho "sácanos de esta cola, nosotros queremos irnos", y el señor nos sacó y nos pasó ante toda esa gente.

Y por supuesto, es súper cursi pero es verdad, el cariño de la gente, la gente se enamora del trabajo de uno. No como los cantantes, no llega a ese nivel, de que...oigo Luis Miguel y quiero desnudarme, pero sí te quieren, te quieren mucho.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere ser comediante?

Constancia. Porque al principio es muy duro. Yo no conozco a ningún comediante que al principio no le haya ido mmm más o menos. Entonces la gente se rinde y dice "bueno, esto no es lo mío" o "esto es muy difícil". Así que mi consejo sería constancia, mucha constancia y trabajo trabajo trabajo.

Yo tengo diez años haciendo shows y yo siento que ahora, desde hace dos o tres años para acá, por fin me estabilicé. Y son diez años, hay gente que no aguanta ni un año y medio.

¿Qué es lo peor que te puede pasar en un show?

Que te de dolor de estomago, o fiebre una cosa así. A mí se me ha parado gente en el show, me han gritado cosas, gente tomada, gente que grita de repente y me interrumpe el show, todo esto me ha pasado.

Hay gente que se para en medio del show y dice "George Harris yo te quería contar una cosa", y uno como comediante tiene que incluirlos en el show, nunca los puedes ignorar, jamás. Hay que incluirlos, entonces siempre digo que mi show es como un talk show que la gente se quiere subir a echar sus cuentos.

Una vez, me estaba presentando en Barcelona, España y hablé de un caso de una cárcel de Suiza que habían cerrado, y una chica se paró: "George Harris yo te quería decir una cosa, es verdad, cerraron la cárcel de Suiza" en medio del show, y le respondí: "Mi amor, un aplauso para ella, ella tenía su novio preso y lo soltaron" y enseguida la muchacha se dio cuenta que había intervenido el show y se sentó.

He tenido personas borrachas que se paran durante todo el show a decirme cosas "te amo George Harris" e interfieren varias veces y ya como a la segunda cosa que me dicen yo les respondo "Mi amor, como se ve que duermes sola en las noches, estás falta de cariño", y después de eso se ríen y se calman.

Sí. Es para mí una tabla de salvación. Creo que el humor es la mejor manera que tenemos los seres humanos de poder pasar crisis y situaciones difíciles. No es por casualidad que uno en un velorio latinoamericano, siempre echan chistes.

¿Cuál es la clave de echar un buen chiste? ¿Tiene ciencia alguna o es suerte?

Tiene que tener misterio, aunque suene raro, nunca puedes ser muy predecible. Si es predecible no da risa, entonces tiene que tener algo de suspenso, y tiene que tener buen delivery, el delivery es como el remate. Y eso es algo que lo tienes, o no lo tienes. Es como los cantantes, Whitney Houston no se levantó un día y decidió "hoy voy a grabar el Guardaespaldas". Eso es algo que tienes y lo vas puliendo.

¿Tienes algún ritual antes de cada show?

Sí. Rezo un Padre Nuestro.

¿Alguna vez has ofendido a alguien con tu rutina de comedia?

Sí, claro, por supuesto. O sea, no adrede, pero hay gente que se toma ciertas cosas que digo personalmente.

Por ejemplo ayer, ayer me pasaron una foto que me pareció comiquísima por Instagram. Entonces la subí a mi cuenta. Era una foto de una chica que le escribe a Kim Kardashian y le deja un comentario en su foto algo como que "bueno mi amor yo te sigo de siempre, la cosa en mi país está muy difícil, si tu me puedes dar trabajo en la tienda tuya porque yo de tiendas sé muchísimo" algo así. Y al rato de subir la foto, una mujer me escribió por privado y me dice "¿tú crees que es positivo que tu pongas eso como artista sabiendo que la estás humillando frente a todos tus seguidores? Y yo le respondí "tienes razón, metí la pata". Entonces me ha pasado que meto la pata sin querer.

También tuve un problema con Panamá. Yo me fui a Panamá a hacer presentaciones, tuvimos muchas presentaciones y todo bien, sold out, todo bello. Entonces cuando volví, en uno de esos viajes dije que yo no sabía cuál era la locura de los venezolanos con Panamá porque para mi, Panamá era como Maturín (que es una ciudad pequeña de Venezuela, pero la tercera productora de petróleo) dije que Panamá me parecía que era como Maturín pero con billete.

Bueno pues, Panamá en fuego. Porque buscaron ese video y lo cortaron unos comediantes panameños y me agarraron de sopa y eso fue tres semanas de ataque. La gente me escribía desde Panamá "salte de mi país" y yo como que...yo ni vivo allá. Pero también tuve mucha gente de Panamá que me escribía que no se habían ofendido, así que todo depende de cómo lo veas.

Además de un buen rato, ¿qué quieres que la gente se lleve de cada show?

Al final de todos los shows hago una reflexión súper importante sobre los Latinoamericanos y sobre todo la situación que nosotros (venezolanos) estamos viviendo como país. Yo vengo de un país increíble, pero estamos viviendo un momento muy duro, vivamos o no dentro del país, es duro para los que nos sentimos identificados con lo que está pasando.

Siempre doy un mensaje positivo aclarando que esta es un circunstancia negativa. Pero no solamente le hablo a los venezolanos, le hablo a todos los latinos, porque todos los latinos de alguna manera vivimos las mismas situaciones, y sobre todo los que emigramos.

También regalo una estampita del arcángel Miguel, y la gente sale del show llorando y todo, hombres y mujeres, porque nunca se esperaban algo así.

Estamos en mitad de la gira. Después de Nueva York vamos a Boston, y después vamos a Madrid, Gran Canaria, Dublín, Londres, Barcelona, y volvemos a Nueva York el 15 de diciembre para el lanzamiento del periódico El Venezolano.

Si quieres saber más de George puedes seguirlo aquí:

Instagram: @ElGeorgeHarris

Facebook: El George Harris

Twitter: @ElGeorgeHarris

Youtube: El George Harris

¡Síguenos en Twitter y danos un like en Facebook!

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss