go to content

Estar soltera en Nueva York según las películas vs. La realidad

Sex and the City nos mintió.

publicado

Realidad:

Via giphy.com

Si tiene perritos y no le importa pagar el Uber (sobre todo si él vive en Brooklyn y tú en Manhattan) de vez en cuando ya eres feliz. Si te compra pizza de $1 o Seamless, piensas seriamente en casarte con él. Puntos extra si vive solo y no tiene 15 roommates.

Realidad:

Via giphy.com

Eres un desastre. Lloras por todo. Antes de dormir, al despertar, cuando hablas con tus amigas etc. Moco suelto todos los días.

Después de la etapa llorona, te desatas. Te bajas todas las aplicaciones para conocer a alguien nuevo, porque un clavo saca otro clavo, ¿no? como dice Drake: empiezas a usar menos y salir más. Eso de los cupcakes aplica también en la vida real, claro, si no te gastaste la quincena pagando el alquiler.

En las películas:

Via giphy.com

En casi todas las películas siempre hay una historia loca y romántica. Llegan a un bar, entra una mujer guapa al mismo tiempo el chico más guapo de la ciudad voltea y sus miradas se encuentran por lo que parecen horas. Luego, el chico obviamente va y se presenta, ella le responde con algo ocurrente y coqueto, y fueron felices para siempre.

Lo mejor es cuando se conocen en el metro, LOL ojalá.

En las películas:

Via iheartchair.tumblr.com

Una cena romántica, una botella de vino y un paseo a caballo por Central Park, típico. Si es invierno, obvio empieza a nevar cuando te da el beso de despedida en frente de tu apartamento en el Upper East Side con walk-in closet.

Realidad:

Via giphy.com

Estrés. Pánico. Dudas.

Empiezas a reevaluar todas tus decisiones: ¿por qué estoy haciendo esto? yo ni quiero novio. Mejor sola que mal acompañada. ¿Y si me mata?

Piensas en cancelar pero te da pena. No sabes qué esperar, así que lo mejor es ir a un bar, así es más casual.

Escogen un punto medio, así no le dices dónde vives, porque es mejor prevenir que lamentar.

Ir a conocer a un extraño esperando tener algún tipo de conexión no es fácil, pero puede ser divertido. Si las cosas no salen bien, lo bueno es que hay tanta gente en Nueva York, que eventualmente conocerás a alguien que te llame la atención.

Realidad:

Via gurl.com

Esto varía. Al igual que el sexo, hay gente con la que no tendrás química al besarse. Pero hay besos de besos, que te hacen sentir un no sé qué que qué sé yo. Lo malo de Nueva York es que siempre hay gente, en todos lados, así que si te besas con alguien el la calle, seguramente alguien te grite algo, en plan: "esoooooo".

Realidad:

Via fotcmb.net

Primero que nada, hay como mil tipos de "artistas" aquí. La gran mayoría hace arte que no entenderás, y por lo general, nunca tienen dinero "porque viven del arte" que nadie compra.

Hay que tener cuidado con el artista, porque puedes terminar financiando su arte sin querer, y mantendiendo a un hombre hecho y derecho que lo único que hace es jugar con Photoshop.

Realidad:

Via popsugar.com.au

Puede que no tengas química con la persona, lo cual hará tu experiencia incómoda e interminable, lamentablemente. Y ya que los apartamentos en Nueva York son mínimos, tu roommate seguro escuchará todo, y tus vecinos también.

En las películas:

Via giphy.com

Se encuentran en la calle o en un puente (así es más dramático) él/ella sale de su taxi en pleno tráfico, porque se dió cuenta del error que cometió al dejarte ir. Después de cruzar la calle y no morir atropellado, dice algo bello y cursi y lo sella con un beso en cámara lenta, y viven felices para siempre.

Realidad:

Via Twitter: @ligoteosua

Nueva York no es una ciudad muy grande, así que hay una gran posibilidad de que te encuentres a tu ex. Las posibilidades de encontrártelo saliendo del gym, sudada, con mal olor y cero maquillaje, son aún más altas.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss