Ir directo al contenido
  • Lola badge
Updated on 9 ene. 2019. Posted on 4 ene. 2019

24 momentos de la regla que te van a hacer reír y decir: "yo también lo hago"

Llevar pantalones negros prácticamente todos los días de la regla.

1. Meterte un tampón en la manga para ir al baño...

Crystal Ro / BuzzFeed

2. ... y luego pensar, "pero qué cojones, ¡¿por qué me lo escondo?!"

Porque, seamos sinceras... no tenemos por qué hacer esto. ¡Bien por ti si no lo haces!

3. Prepararte cuando tienes que quitarte un tampón seco.

Esa sensación tan horrible como de pellizco cuando tienes algodón PEGADO al interior de la vagina, es lo peor.

4. Estar paranoica pensando que te has manchado los pantalones de sangre.

Crystal Ro / BuzzFeed

SIEMPRE.

5. Tener la típica conversación "nunca he usado una copa pero me gustaría".

En serio, TIENES PREGUNTAS: ¿y si se queda atascada? ¿Cómo evito que se derrame? ¿Me mancharé las manos de sangre? ¿Y si estoy en el trabajo? ¿Con qué frecuencia tienes que lavarla?

6. Y si usas una, sentirte superintimidada la primera vez que tienes que doblarla.

¡Intimida mucho pensar que tienes que doblar esa cosa como si fuera papiroflexia para metértela en el parrús!

7. Que te de un *ligero* corte cuando compras compresas o tampones en la tienda aunque, una vez más, ¡no debería darte nada de corte!

Crystal Ro / BuzzFeed

8. Sentirte ligeramente culpable cuando envuelves los tampones o las compresas con un montón de papel higiénico antes de tirarlos a la basura.

Sabes que los envoltorios están diseñados para envolver el producto, pero a veces no bastan para cubrirlo todo y el papel higiénico resulta más fácil. La regla es una cosa engorrosa, ¿VALE?

9. Estar estreñida los días antes de la regla.

Y luego sentir el dulce alivio cuando sale todo al empezar la regla.

10. Masajearte las tetas hinchadas y sensibles de una manera totalmente asexual para conseguir un poco de alivio.

Crystal Ro / BuzzFeed

11. Sorprenderte con la cantidad de caca y sangre que acaba en el retrete cuando echas un truño enorme de esos de la regla.

¿Es asqueroso? Sip. Pero... ¿te produce un alivio brutal? YA TE DIGO.

12. Llevar pantalones negros prácticamente todos los días de la regla.

Porque no quieres lidiar con una mancha de sangre si no tienes por qué. Y además también POR SI ACASO.

13. Que te llegue el olor de una compresa usada y empapada de sangre e intentar no echar la pota.

Crystal Ro / BuzzFeed

14. Cuando te levantas, mirar furtivamente la silla en la que estabas sentada para comprobar si hay manchas de sangre.

Seguramente no manchaste la silla de sangre, pero a menudo piensas: "¡nunca se sabe!" y echas un vistazo rápido de todos modos.

15. Dejarte los nudillos en carne viva limpiando sangre de tu ropa interior o de tus sábanas.

¡Quitar la sangre de las sábanas da mucho trabajo!

16. Tener unas bragas (o varias, qué narices) que consideras "bragas de regla".

Crystal Ro / BuzzFeed

17. Odiar el ruido tan enorme que hacen los envoltorios de los tampones. ¿POR QUÉ son así?!

A veces solo quieres cambiarte el tampón en paz y tranquilidad y no hacer que suene como si estuvieras estrujando 10000 papeles.

18. Tener solo un tampón ligero a mano cuando lo que realmente necesitas es uno de tamaño súper.

A veces el flujo se vuelve muy abundante inesperadamente y tú no estás preparada. Son cosas que pasan.

19. Sentirte como una súper heroína cuando alguien necesita un tampón y tienes uno a mano.

Crystal Ro / BuzzFeed

20. Sentir que llevas puesto un maldito pañal cuando te pones una compresa.

A ver, básicamente ES un pañal... solo que es para tu sangre menstrual. *ENCOGIMIENTO DE HOMBROS*

21. Sujetar el cordón del tampón para que no se moje con el chorro del pis si no tienes ganas de cambiártelo.

O si ACABAS de ponerte un tampón y no quieres quitártelo (ver: tampón seco).

22. Reírte del hecho de que los tampones vengan con un empaquetado tan rosa y florido, como si la regla fuera algo adorable.

Crystal Ro / BuzzFeed

23. Querer comerte TODA (no un poco, TODA) la comida que haya a la vista antes de que te venga la regla.

Ningún hidrato de carbono ni azúcar está a salvo los días antes de tu regla.

24. Por último, comparar tu dolor de regla con el peor dolor imaginable de manera creativa: "¡es como si se estuviera librando una guerra dentro de mi útero!"

Crystal Ro / BuzzFeed

Este artículo ha sido traducido del inglés.

BuzzFeed Daily

Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

Newsletter signup form