back to top

10 Diferencias de la vida entre los 18, 25 y 30 años

Porque todo cambia. Todo.

publicado

1. Las amistades:

A los 18: Tus amigos son los mejores amigos para siempre, sin duda alguna.

A los 25: Has perdido algunos en el camino pero tienes a por lo menos 10 personas con quien salir a bailar.

A los 30: Los cuentas con los dedos de una mano pero son prácticamente como familia.

2. La relación con tu cuerpo:

A los 18: Puedes comer de todo sin preocuparte mucho.

A los 25: Estás en tu mejor momento pero aún no lo sabes.

A los 30: Tenían razón, todo se empieza a caer.

3. Tu trabajo:

A los 18: No puedes esperar a terminar de estudiar para trabajar.

A los 25: Empiezas a entender que tipo de carrera quieres.

A los 30: Es donde pasas la mayoría de tu tiempo. Incluyendo los fines de semana.

4. La relación con el sexo opuesto:

A los 18: Todavía crees en el amor para siempre.

A los 25: Te han roto el corazón por lo menos una vez.

A los 30: ¿Amor? ¿Qué amor? Sólo quieres a alguien para superar el invierno.

5. Los viajes:

A los 18: Vas donde vayan tus amigos y duermes en... bueno, cualquier lugar.

A los 25: Quieres explorar las grandes maravillas del mundo y todo tiene que ser una aventura.

A los 30: Necesitas una playa, un cómodo hotel y un mojito en mano.

6. Ejercicio:

A los 18: Tienes toda la energía del mundo para hacerlo.

A los 25: Lo haces para verte bien.

A los 30: Pagas una membresía al gimnasio aunque hayan pasado 2 años desde la última vez que fuiste.

7. Tu casa:

A los 18: Todavía vives con tus padres y tu cuarto es tu escondite del mundo.

A los 25: Vives con tu mejor amigo y comparten comida china los domingos.

A los 30: Puedes correr desnudo por tu apartamento sin que nadie se horrorice.

8. Tu relación con bebés:

A los 18: Aww, tiernos.

A los 25: Tus amigos comienzan a tener bebitos y tu no quieres saber nada con tener uno propio.

A los 30: El reloj biologico no se calla ni por un segundo.

9. Alcohol:

A los 18: Cuanto más, mejor.

A los 25: Te emborrachas en ocasiones especiales.

A los 30: Es tu mejor amigo.

10. La relación con tus padres:

A los 18: Peleas con ellos todo el tiempo. Es que no te entienden.

A los 25: Los llamas antes de cualquier decisión importante.

A los 30: Te has convertido en ellos.