go to content

20 Cosas que aprendí planeando mi boda

Todo el mundo tendrá una opinión para dar.

publicado

1. Apenas te comprometas empiezan las preguntas.

instagram.com

Que cuándo es la fiesta. Que dónde será. Que qué diseñador vas a usar.

Mi recomendación es no anunciar inmediatamente después de comprometerse y disfrutar un poco ese tiempo de mágica felicidad antes de ser bombardeados con preguntas a las que seguramente no tengan respuesta.

2. Todo el mundo tendrá una opinión para dar.

NBC / Via media1.popsugar-assets.com!!-:strip_icc-!!-/2014/07/07/881/n/1922441/61b17d7b1a3b7aad_Alicia_saying_talk_to_the_hand/i/right-Talk-hand.gif

Mejor hacerlo de día para que vengan los niños. Mejor de noche para emborracharnos. Barra libre. Catering. Música.

Muchos los hacen desde un lugar de querer ayudar sin darse cuenta que los que van a decidir las cosas son ustedes dos.

3. Es importante alinear tus ideas con las de tu familia antes de empezar a planear cualquier cosa.

Detalles que parecen obvios como quién paga, cuál es el presupuesto, cuáles son las prioridades.

4. Sí, este es TU día, pero también es el de tu familia.

No seas como yo que empecé el proceso de organizar una boda peleando por todo lo que yo creía importante, porque te digo que no fue nada placentero y hubo muchas lágrimas. Entendí que para mis padres este día era un sueño hecho realidad, y que si ellos ~necesitaban~ tener una ceremonia religiosa podíamos llegar a un acuerdo en común.

5. Los libros de planning son un buen comienzo.

instagram.com

No sé ustedes, pero yo no sabía cómo empezar a planear. Una compañera de trabajo me recomendó el libro de A Practical Wedding y puso en perspectiva TANTAS cosas que lo terminé en tiempo récord y con mil ideas para ejecutar.

6. Es común que los precios de los proveedores estén inflados sólo porque es un casamiento.

Muchas veces hay una gran diferencia en precio al decir que es un casamiento o solo un evento. Es triste, si, pero te prometo que no es momento para cambiar las reglas de juego mientras haces malabares con 1,500 otras cosas. Si tienes ganas de cambiar el mundo avísame después de tu fiesta y unimos fuerzas ;)

7. Vas a tener roces con tu pareja.

FOX / Via vignette1.wikia.nocookie.net

Para ti es muy importante la canción del primer baile juntos. Para él la lista de tragos de la barra libre. La tercera guerra mundial está a punto de desatarse en el comedor de tu casa.

Respira hondo y recuerda que ambos están bajo mucha presión y que quieren que el día sea perfecto, pero son dos seres humanos distintos y tienen diferentes prioridades. Hablen todo mucho, expliquen el porqué de cada cosa y cada tanto tómense un día libre de planear la boda en el que no se puede mencionar nada al respecto y disfruten de la compañía del otro. Suena súper autoayuda pero les juro que funciona.

8. Elegir un vestido puede ser una absoluta pesadilla.

Instagram: @conz

Y digo pesadilla porque, contrario a la leyenda, no hay un único vestido hecho para ti como el zapatito de Cenicienta. Hay muchos modelos y diseñadores que te van a gustar, no te agobies.

Yo, por ejemplo, casi compro este vestido de la foto. Luego hice una lista mental de las cosas que tenía y que había dicho que no quería: es strapless y es demasiado liso. Obviamente me sentía bella y lista para dar el sí, pero opté por buscar algo que fuera más cómodo y más mi estilo. Demás esta decir que una vez que compré mi vestido me la pasé dudando si había hecho la elección correcta porque veía en Instagram un millón de otros modelos que me gustaban que no había probado. ES SÚPER COMÚN SENTIRSE ASÍ.

9. Las wedding planners son tus mejores amigas.

Es un costo extra que tiene que estar dentro de tu presupuesto PERO ellas han hecho un millón de fiestas antes que la tuya, mientras que tu experiencia se reduce a tu propia boda. Yo me apoyé mucho en las chicas que contratamos para cosas como timing, cantidad de alcohol por persona, negociación con proveedores, y demás.

10. Muchas de las bodas que ves en Pinterest no son reales.

Hi Miss Puff / Via himisspuff.com

Sí, ya sé, yo también quise la boda en la granja con luces de feria durante un atardecer perfecto y con 500 invitados perfectamente vestidos. PERO, muchas de esas fotos que ves son en realidad producciones armadas por fotográfos o compañías de servicios para bodas. Bú.

11. Lo cual no quita que no te puedas inspirar con ellas.

Conz Preti / Via pinterest.com

Yo robé la idea del altar con flores de una producción profesional y utilicé Pinterest para armar una guía de estilo que pude compartir con todos los involucrados en organizar la boda como referencia.

12. Algunos invitados son un dolor de cabeza.

La mayoría entiende las reglas del juego y sabe que tiene que hacer RSVP con tiempo. Otros te van a avisar a último momento que no pueden ir, haciéndote pagar comida y bebida para nadie. Pasa en todas las bodas. Es normal estresarte y enojarte pero como dicen en Frozen "let it goooooo, let it goooooooo".

13. No todo tiene que ser comprado.

Instagram: @conz

Yo quería que nos tiraran algo mas eco-friendly que arroz al terminar la ceremonia. Nos habían presupuestado pétalos de flores que eran ca-ri-sí-si-mos y nos parecía un gasto innecesario. Así que me puse a buscar opciones caseras y encontré a la venta bolsitas de celofán por un lado y papel picado biodegradable por otro. Nos pasamos una mañana armando las bolsitas con mi madre y novio y fue un gran ejercicio de bonding pre-boda.

Si hay alguien en tu familia con el don de ser DYI, ¡ que te ayude!

14. Todos tenemos un familiar problemático.

No están solos. Algún tío que toma de más o la novia de algún primo que decide usar blanco en tu día. Nos pasa a todos. No te preocupes que salvo que estén haciendo un escándalo durante la cena, nadie se va a dar cuenta.

15. Está bien romper tradiciones.

NBC / Via pinterest.com

Nosotros no tuvimos lecturas religiosas en la ceremonia, optamos por que nuestros amigos escribieran discursos o poemas y leyeran eso.

Nuestro primer baile no fue un vals.

No tuvimos pastel de boda porque nadie lo come y nunca sabe rico.

Al final de la fiesta un amigo nos dijo lo mejor que podía escuchar ese día: "¿Están tratando de revolucionar la industria de casamientos? Porque hicieron lo que quisieron y fue la mejor fiesta a la que fui en mi vida."

16. Pide al servicio de catering que te ponga a alguien siguiéndote a todos lados.

Todo el mundo me dijo que el día de la boda no iba a probar bocado ni beber nada porque iba a estar corriendo de un lado para el otro. Ya estaba mentalizada para eso cuando de la nada apareció un señor que me avisó que iba a estar conmigo toda la noche. Él se ocupó que en la hora de cocktail tuviese un plato con comida cerca. Durante toda la fiesta tuve bebida en la mano. Y al final de la noche me dio suficiente agua como para que no amaneciera con resaca. Lo digo muy en serio, fue una de las mejores cosas del día LOL.

17. Nadie hace caso a la lista de regalos.

Nosotros pedimos dinero para nuestra luna de miel, cosa que es muy común en Argentina. Sin embargo hubo varios que nos regalaron vajilla con la que no podemos viajar. Es un lindo detalle porque lo tendremos para siempre, pero un plato no va a pagar por nuestro hotel.

18. Vas a destruir tus outfits.

Universal Pictures / Via images.hellogiggles.com

Mi marido rasgó sus pantalones haciendo air guitar en el medio de la pista de baile y mi vestido terminó más negro que blanco. No te preocupes, esas cosas se arreglan.

19. DISFRUTA.

Es real que el día pasa volando, pero aún más rápido pasará si no estas disfrutándolo. Nada de preocuparte por si menganita y fulanito están cómodos o si tu primo se peleó con la mujer. Disfruta tu fiesta que ya casi termina.

20. Lo que realmente importa, es que te estás casando con el amor de tu vida.

instagram.com

Puede sonar demasiado cliché y meloso, pero este día es una celebración de su unión y su amor. Y eso, únicamente eso, es lo que importa.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss