back to top

Así es cómo se hace un tatuaje

Todo lo que aprendí cuando me hice uno.

publicado

Un tatuaje requiere de mucha preparación y fuerza de voluntad. Si lo sabré yo... Hace poco me hice mi tercer tatuaje y documenté el proceso para contarle al mundo un poco más sobre cómo es hacerse un tatuaje, desde el proceso de elección del diseño, en qué zonas duele más y hasta cómo mantenerlo saludable mientras cicatriza.

Publicidad

Decide qué quieres y dónde lo quieres.

Ya sea que se trate de tu animal favorito, un diseño maravilloso o un homenaje deberías sentirte seguro acerca de que ese tatuaje es el correcto para ti. Puedes buscar inspiración en fotografías, estéticas que te representen o tu propia imaginación.

Además de saber qué quieres, deberías tener una idea de dónde y qué tan grande quieres que sea tu tatuaje antes de avanzar demasiado en el procedimiento.

En mi caso la decisión de tatuarme me tomó desde un par de meses y hasta varios años. Alrededor de tres años atrás una de mis canciones favoritas me dio la idea para mi nuevo tatuaje y después de un largo tiempo de reflexión quise tatuarme un paracaídas. Decidí hacermelo en el antebrazo izquierdo porque era importante para mí poder verlo y recordar qué estoy tratando de decir con él.

Considera lo siguiente a la hora de elegir tu tienda de tatuajes.

¿Tienes alguna enfermedad?

Hablé con el Doctor Tony Downs, un médico especialista en dermatología del London Skin and Hair Clinic acerca de qué precauciones médicas tomar a la hora de tatuarse. Downs recomienda que si tienes una enfermedad preexistente en la piel, deberías consultar con un médico antes de tatuarte. Él dice que es mejor no tatuarse arriba de un lunar. “La tinta del tatuaje no causará daños al lunar”, dice. “Sin embargo, la tinta puede ocultar futuros cambios en el tamaño, forma o color del lunar, haciendo más difícil de diagnosticar las señales tempranas de cáncer de piel¨.

También hablé con Rebecca Morris, dueña de Vagabond Custom Tattoo Studio (un renombrado estudio de tatuajes en Londres), acerca de cuáles son las condiciones para tatuar cicatrices. Esto puede hacerse “en caso de que la cicatriz no tenga demasiado relieve”, dice. “Es mejor no trabajar sobre la cicatriz hasta que tenga al menos varios años de antigüedad y deje de modificar su forma”.

También deberías consultar con un doctor o con tu tatuador en el caso de que sufras otros problemas importantes de salud.

The Family Business Tattoo Shop en Londres requiere que se informe a la tienda con antelación en caso de sufrir enfermedades del corazón, eczema, impétigo, reacciones alérgicas a jabones medicados, apósitos adhesivos, desinfectantes, riesgo de hemorragias, desmayos, epilepsia o virus de transmisión sanguínea. No deberías tatuarte durante el embarazo o período de lactancia.

¿Eres sensible al dolor?

Si estás preocupado por el dolor deberías ser cuidadoso a la hora de planificar el tamaño y lugar en el que te tatúes. Yo tengo bastante baja tolerancia al dolor y aún así encuentro casi indoloros mis dos primeros tatuajes, pero mi más reciente experiencia me enseñó que el área alrededor de mi codo es extremadamente sensible. Echa un vistazo a esta tabla de dolor para obtener información básica sobre las áreas que tal vez desees evitar.

¿Puedes mostrar tatuajes en tu trabajo?

Si tienes un empleo asegúrate de saber cuál es la postura de tu empleador acerca de los tatuajes. En el caso de que necesites cubrirlos deberás tener en cuenta qué tan fácil será hacerlo. “Aunque en los últimos años se volvió algo mucho más aceptado, la decisión de hacerse un tatuaje en el cuello, las manos o la cara no debería ser tomada a la ligera”, me dice Paul Hill, dueño y artista de Vagabond Custom Tatoo Studio.

¿Quieres ser capaz de verlo?

Yo tengo tatuado un arco en el área de la nuca, tatuaje que nunca veré en directo. Lo amo, pero tuve el fuerte deseo de que mi segundo y tercer tatuaje sean fáciles de ver para mi ya que tenían algo que recordarme acerca de mis propios valores personales.

Investiga a artistas y a estudios.

La decisión más importante que debes tomar para preservar tu salud y felicidad es saber elegir quién será el artista que te tatúe. Cuando hablé con Rebecca Morris de Vagabond Custom Tatoo Studio acerca de qué buscar a la hora de elegir un artista, ella aconseja: “Elige un artista cuyo estilo te guste pero tendrás que estar dispuesto a darle libertad para crear. Haz una investigación antes de tu entrevista con el artista que hayas elegido. Las imágenes que puedas recopilar de Internet, libros e Instagram serán bienvenidas ya que te garantizarán que entiendan tu idea”.

Encontrar un artista con el que te entiendas bien es esencial para el producto final y tu experiencia durante el proceso. Maggy van Eijk, editora de social media en BuzzFeed UK, dijo que le “tomó años encontrar el lugar adecuado” para tatuarse en Londres: “Parecía que si el artista era un poco famoso no querían perder su tiempo realizando tatuajes pequeños. Entonces un amigo me recomendó un lugar cerca del metro en Leicester Square y aunque pensé que podría ser turístico, fueron geniales y muy amables. De verdad les gustó mi diseño, no tuvieron problema con el tamaño y solo quisieron hacerlo lucir lo mejor posible. Además el tatuador era muy divertido lo que ayudó mucho ya que pasé gran parte de mi tiempo riendo pero sin tratar de mover mucho mi brazo”.

Otra de mis colegas, Rebecca Serra, confía en el estilo y la reputación a la hora de direccionar sus elecciones: “Mis primeros dos fueron hechos por Valerie Vargas. Acudí a verla alrededor de diez años atrás sencillamente porque después de ver su estilo online ¡me enamoré de él! Ese es el patrón que me quedó grabado y el que utilizo. Así, cuando quise tatuarme letras busqué a alguien con experiencia y reconocido por eso, Emiliano en Frith Street, por ejemplo… y con el tiempo fui a The Family Business porque tienen una gran reputación y son amistosos”.

La tienda no necesita ser famosa, estar de moda o ser el lugar al que van todos tus amigos. Por supuesto que puede reunir todas esas características pero lo importante es que te sientas cómodo y que haya una buena relación entre tu y el artista. “Estuve en salones de mocosos donde no te van a mirar si no tienes una manga completa o un tatuaje en el pecho”, dice Rebecca. “Pero nunca sentí eso en los lugares en los que me tatué, en los que siempre me escucharon, ofrecieron consejos útiles y de los que salí feliz”.

Haz que la higiene sea prioritaria en tu búsqueda.

Lynzy Billing / BuzzFeed

Un ambiente limpio y que tenga licencia son las cosas esenciales que toda tienda de tatuajes debe tener. En Gran Bretaña las licencias y registros son suministradas por el ayuntamiento local por lo que es mejor que contactes a tu ayuntamiento para poder elegir una tienda que te asegure que su trabajo es aceptado y está en regla.

En Gran Bretaña el Chartered Institute of Environmental Health (CIEH) solicita que las tiendas muestren una licencia en el local, así como también que mantengan la limpieza y esterilización de todos sus instrumentos de trabajo. Hablé con Julie Barratt, directora de CIEH en Gales, acerca de qué deben buscar los clientes a la hora de elegir una tienda limpia y segura. Hay algunos puntos básicos que revelarán el nivel de seguridad y esterilización del local: “Busca que los propietarios estén limpios y prolijos”, dice ella. “Ellos deben tener ropa limpia puesta, nadie debe estar comiendo o tomando en las instalaciones y debe haber un claro límite trazado entre el área en la que se tatúa y el área por la que circulan los clientes”.

Barratt también sugiere que si tu ayuntamiento participa en el voluntariado de Tattoo Hygiene Rating Scheme puede darte mucha información acerca del nivel de seguridad que vas a experimentar en cada tienda. “El objetivo del Tattoo Rating Scheme es permitir que el público sepa con qué se encontrará solo prestando atención a algunos detalles”, dice. Si tu ayuntamiento local participa vas a poder ver un sticker en la vidriera de cada tienda de tatuajes autorizadas en el área, clasificadas entre 1 - 4. Una clasificación 1 indica que la tienda “Necesita mejoras”, mientras que un 4 quiere decir que después de una evaluación, el estudio se declaró “Muy bueno”. Puedes seguir el ránking de Tattoo Hygiene en Twitter para estar al día con los ratings actualizados de las tiendas de toda Inglaterra y Gales.

Aún cuando tu ayuntamiento local no participe en la Tabla de Ratings de Tattoo e Higiene siempre debes asegurarte de que el local esté registrado y pedir ver el certificado en el caso de que no esté visible. Pero Barratt advierte que aunque el propietario esté registrado “eso no significa que sea higiénico”. Cuando se trata de tu salud, depende de ti evaluar el entorno y asegurarte de que te encuentras en un lugar en el que estarás a salvo. Incluso aunque el local cuente con una clasificación debes formar tu propia opinión. “Si te sientes incómodo”, dice Barratt “no vayas, elige otro lugar”.

Publicidad

Londres está bendecida con un importante número de artistas tatuadores y las opciones abundan. Este no fue el caso para mis dos primeros tatuajes que fueron hechos en lugares con limitadas opciones de tiendas disponibles. Maggy me contó una historia similar acerca de su primer tatuaje, hecho en Holanda (>>O Países Bajos<<) donde solo pudo elegir entre dos tiendas de tatuajes. “Fui a la más alternativa”, dice, “principalmente porque allí iba siempre un rockstar holandés que me parecía guapo. A la distancia me hubiese gustado poder ir a otro lugar o a Amsterdam, donde hay mucha más variedad en tiendas de tatuajes”.

Como esta vez sí tuve la oportunidad quise asegurarme de haber hecho la elección correcta. Mi búsqueda de un artista tatuador estuvo enfocada en crear una muy buena experiencia y relación creativa y profesional con él. Mi último tatuaje no resultó exactamente como me hubiese gustado y aunque lo amo y no me arrepiento ni un poquito, aprendí que quería ponerme en manos más que capacitadas y sentirme 110% segura de que estaba en la misma sintonía que mi artista.

Después de muchas recomendaciones personales y la suficiente búsqueda online, me decidí a trabajar con el fantástico Mo Coppoletta, fundador de The Family Business Tattoo, una tienda top de Londres. Puedo decir que fue una gran elección desde el primer momento: la combinación del portfolio de Mo, el ambiente del local y la atención del personal me aseguraron que estaría en muy buenas manos.

Comunícale tus ideas al artista.

Lynzy Billing / BuzzFeed

Cuando te hayas decidido por un tatuaje y un artista es esencial establecer una comunicación abierta y fluida con él, para que puedas sentirte a gusto durante todo el proceso. La confianza y una buena relación te ayudarán a sentirte seguro durante el momento de tatuarte.

Para obtener esto deberías coordinar una consulta antes de tatuarte para que puedas analizar tus ideas con el artista, y para saber cuánto te costará y cómo será el proceso. Si tienes la posibilidad de ponerte en contacto con ellos vía email antes de la consulta será una gran oportunidad para poner tus pensamientos e ideas por escrito, y enviarles tu inspiración visual para dejar que tu artista entienda el sentido de lo que estás buscando.

BuzzFeed

Tuve suerte, después de años de experiencia e intuición artística Mo es la clase de chico que simplemente entiende lo que buscas. Él fue muy rápido en comprender mis ideas y hacer las adaptaciones necesarias basándose en mis pensamientos. “Hay una manera personal para dibujar”, dijo, y era verdad. El recopiló las ideas que le transmití durante la charla y mis emails y creó un diseño que me sentó de manera perfecta.

Uno de los aspectos más maravillosos de tatuarse es trabajar codo a codo y unir tus ideas con las del artista. Cuando hablé con Paul Hill él dijo que “tener la libertad de ser creativo todos los días y el desafío de trasladar las ideas de la gente a la piel” es una de las partes más satisfactorias de su trabajo.

Es muy importante mantener tu mente abierta a las ideas del artista y ver qué surge durante el proceso de personalización y diseño. Siempre tienes que tener la palabra final sobre qué le sienta bien a tu cuerpo, pero permítete la sorpresa y el placer de ver cómo un talentoso artista crea algo solo para ti.

Organiza tu cita.

Chelsey Pippin / BuzzFeed

Una vez que hayas tenido una primera charla con el artista y te sientas cómodo dejando tu piel en sus manos, necesitarás organizar una cita para tatuarte. Algunas tiendas pueden ser capaces de hacerlo el mismo día, mientras que en otras se requerirá varias semanas de antelación. Por eso es importante que conozcas cuáles son las normas que impone el tatuador.

La mayoría de las tiendas de tatuaje solicitan un depósito, por lo que será mejor que acudas a tu consulta preparado para dejar un adelanto de dinero e informarte sobre la política de reembolso. En mi caso el depósito representó alrededor de un tercio del valor total de mi tatuaje.

Deberías tratar de obtener una cotización aproximada que te permita conocer el presupuesto con el que debes contar el día de tu cita. Tu artista podrá decirte que todo depende del tamaño final y el tiempo que le tome hacer el tatuaje, pero en ese caso deberías consultarle cuál será el precio máximo para saber con cuánto dinero debes asistir el día en que te realices el tatuaje.

Publicidad

Seguridad e higiene, en orden.

Cuando llegue el día de tatuarte se te pedirá que firmes un permiso médico. Vas a necesitar proveer cierta información básica para asegurar que estás en buen estado de salud y para deslindar de responsabilidades a la tienda de cualquier daño que pueda ocasionar el tatuaje.

Si realizaste tu investigación acerca de la seguridad de la tienda y pudiste confirmar que cuenta con los estándares de seguridad e higiene necesarios de acuerdo a tu ayuntamiento local, además de estar seguro de que te sientes físicamente cómodo, entonces no habrá ningún problema.

Mi copia del permiso también tenía las instrucciones de cuidado en el dorso. ¡Lo mejor es guardarlas!

Transferir el stencil y tatuar.

Lynzy Billing / BuzzFeed

Ya con el diseño elegido será el momento de acomodarse en la silla, pero antes de que las agujas aparezcan, la mayoría de los estudios te permiten “probar” el tatuaje usando un stencil. Esto también sirve como una guía durante el proceso de tatuado. Algunos artistas dibujan a mano, pero es mejor ser muy cuidadoso con ese tipo de acercamientos.

Mo afeitó mi brazo para suavizar el área a tatuar, luego aplicó un spray desinfectante en mi brazo para limpiar y preparar el área.

Transferir el stencil y tatuar.

Lynzy Billing / BuzzFeed

Ya con el diseño elegido será el momento de acomodarse en la silla, pero antes de que las agujas aparezcan, la mayoría de los estudios te permiten “probar” el tatuaje usando un stencil. Esto también sirve como una guía durante el proceso de tatuado. Algunos artistas dibujan a mano, pero es mejor ser muy cuidadoso con ese tipo de acercamientos.

Mo afeitó mi brazo para suavizar el área a tatuar, luego aplicó un spray desinfectante en mi brazo para limpiar y preparar el área.

Publicidad
Lynzy Billing / BuzzFeed

Una vez que el stencil fue transferido a mi piel, Mo y yo nos tomamos bastante tiempo para asegurarnos de estar contentos con la posición y el tamaño. En mi consulta inicial él me sugirió caminar, dar una vuelta a la manzana y pensar si estaba segura de querer seguir, pero para mi, solo con ver el boceto en mi brazo fue suficiente para darme confianza. ¡Estaba lista para seguir!

Una vez que estás listo, es el momento de dibujar el contorno.

Lynzy Billing / BuzzFeed

Mo usó una aguja eléctrica fina para dibujar el contorno negro de mi tatuaje.

Empezaba a ponerme nerviosa. La preparación tomó mucho tiempo y mis nervios y ansiedad ¡empezaban a crecer!

Dibujar el contorno tomó alrededor de quince minutos y fue bastante indoloro, como un rasguño. Sí noté un poco más de sensibilidad en las zonas superior e inferior del tatuaje. La aguja en esas áreas se siente más como si te pellizcaran con algo afilado.

Publicidad

Esta parte del proceso es, por lejos, la que menos prefiero; requiere del uso de una aguja mucho más grande. “¿Cuántas agujas hay ahí?”, le pregunté a Mo. “Nueve”, me dijo. NUEVE.

Para ser honesta esta parte es la peor, pero vale la pena. El mejor consejo que puedo dar es: trata de quedarte quieto y respira.

El color es el toque final.

Cuando planificas un tatuaje deberías analizar con tu artista cómo lucirán las diferentes tonalidades de sombras en tu piel, y también los diferentes estilos de color que podrían lucir bien con el resto del tatuaje. Al principio estaba interesada en colores pastel, pero luego de hablarlo con Mo decidí tomar una vía más simple ya que el tamaño de mi tatuaje no iba a permitir lucir las distintas sombras de color que un excelente tatuaje de tonos pastel necesita.

El proceso de colorear no es muy diferente de cuándo lo hacen con tinta negra. Una vez más Mo usó el instrumento de nueve agujas para añadir el color azul. Este era mi primer tatuaje de color y no puedo dejar de recomendar mirar esta parte del proceso. Es muy emocionante ver cómo un toque de color se convierte en parte de tu piel.

Mantén tu tatuaje cubierto durante las primeras horas.

Cuando mi tatuaje estuvo listo, Mo envolvió mi brazo de forma segura en un film plástico y me aconsejó quitarlo luego de cuatro horas y lavar el área de manera inmediata.

No vas a necesitar envolver de nuevo el área una vez que hayas removido el vendaje, pero como el tatuaje estará muy fresco será mejor evitar ponerlo en contacto con telas u otros elementos irritantes y mantenerlo limpio de forma regular.

Durante las semanas siguientes tu tatuaje pasará por distintas etapas de cicatrización por lo que es importante darle excelentes cuidados. The Family Business sugiere lavar de forma suave tres veces al día con un jabón hidratante como Dove o Carex y aplicar una crema humectante varias veces al día. Deberías evitar cualquier producto con fragancia.

En mi caso encontré que es mejor aplicar una crema cuando puedo sentarme y dedicarle entre 15 y 20 minutos para esperar a que se seque, ya que el Bepanthen es un poco grasosa y puede manchar la ropa o incluso pegar las prendas a la piel recién tatuada.

Presta atención a la exposición que le das a tu tatuaje mientras cicatriza.

Lynzy Billing / BuzzFeed

Mientras cicatriza es importante que controles todo lo que entre en contacto con tu tatuaje. Cuando hablamos con el Doctor Downs del London Skin and Hair Clinic, él dijo: “Evita aplicar cosméticos o maquillaje de forma directa sobre el tatuaje. Evita el calor o frío excesivos durante el proceso de cicatrización. Protege tu tatuaje del sol o la cama solar ya que los rayos UV pueden desteñir algunos tatuajes e incrementar el riesgo de cáncer de piel”.

Sigue las instrucciones que te dio tu tatuador para el proceso de cuidados posteriores.

Pregúntale al artista cuáles son las instrucciones específicas respecto a los cuidados posteriores y la ropa que debes usar, ya que cada lugar tiene diferentes consejos. Consulta esta guía para los cuidados posteriores y todo lo referente a los tatuajes del Public Health England si tienes dudas o preocupaciones.

Cuando tengas dudas, es mejor seguir el consejo de cabecera de Mo: “Tratalo con cuidado”.

Para más información e inspiración sobre tatuajes, visita esta investigación del Washington Post´s sobre los antecedentes históricos, médicos y culturales de este procedimiento.

Este post fue traducido del inglés por Erica Sánchez.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss