Ir directo al contenido

    La expectativa versus la realidad de tener un perro

    Sorpresa: ellos son aún una mejor adición a tu vida de lo que siempre te has imaginado.

    Los cachorros dormirán durante la noche y se te acurrucarán.

    Realidad: te mantendrán despierto toda la noche, pero comenzarán a cansarse cuando tengas que levantarte.

    Ellos amarán tus sofisticados premios para perros y realmente apreciarán lo bonitos que son.

    Realidad: ellos están bien con tu sofa.

    Expectativa: ellos dormirán en la super A++ cómoda cama que les compres.

    Realidad: los encontrarás metidos en tu cama.

    Expectativa: tendrás el mejor compañero de siesta.

    Realidad: él sera un buen compañero de siesta pero podría ser más apestoso de lo que hayas imaginado.

    Expectativa: ¡tu perro te mantendrá en forma!

    Realidad: es mucho más divertido comer un bocadillo con tu perro.

    Expectativa: ellos te ayudarán a conocer toda clase de nuevos amigos.

    Realidad: tienes un nuevo y perfecto mejor amigo: ¿por qué necesitarías a alguien más?

    Expectativa: tu perro se apuntará a tu juego de los "autorretratos".

    Realidad: ellos se adueñarán de todas las actividades relacionadas con los "autorretratos".

    Expectativa: Si estás soltero, tu perro será un excelente compañero.

    Realidad: él puede abalanzarse y distraer con su propio factor gracioso.

    Expectativa: tu perro hará tú vida infinitamente mejor.

    Realidad: tu perro hará tú vida infinitamente mejor.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form