back to top

Estuve un mes bebiendo agua como loca y no soy una supermodelo

Hay que joderse.

publicado

Hola, soy Chelsea. Como a muchos de vosotros, me prometieron un brillo radiante, natural y luminoso... si bebía suficiente agua.

Purestock / Getty Images

Por supuesto, nunca he... (¡VALE, TENGO UNA VEJIGA PEQUEÑA!) Pero cada vez que una modelo, revista o la misma Gwyneth Paltrow juran que beber agua hace la vida mejor, lo considero brevemente y lo olvido con rapidez. Después de todo este tiempo, por fin quería averiguarlo por mí misma: ¿Invocaría el agua a la diosa que vive bajo mi frágil y deshidratada piel?

Para empezar, tuve que descubrir cuánta agua debería estar bebiendo.

Sarah Burton for BuzzFeed

La norma estricta ha sido siempre la de beber ocho vasos de agua al día pero siempre me he preguntado: ¿por qué debería beber tanto como alguien que es mucho más grande o pequeño que yo? Hice algunas investigaciones en Internet pero tampoco puede encontrar ahí una respuesta consistente. WebMD sugería dividir mi peso corporal por la mitad y beber ese número en onzas. Lo que significa que si pesaras 90 kilos beberías 2.9 litros de agua. Dado que confío en WebMD con todo su asesoramiento médico*, decidí hacer eso, añadiendo un poco más cuando hago ejercicio.

*no recomendado.

Las normas:

1. Bebo aproximadamente la cantidad de agua recomendada cada día durante un mes.

2. Añado 1-2 vasos de agua cuando hago ejercicio.

3. Me hago una foto cada lunes sin nada de maquillaje tras el que ocultarme.

Así es cómo me fue:

Publicidad

Yo, antes de comenzar el reto:

Jon Premosch for BuzzFeed

Esta es una foto tomada el día uno. Jon, el fotógrafo, me dijo que me pusiera "seria" y esto es lo más que pude acercarme. Sentía curiosidad por saber si las ojeras bajo mis ojos desaparecerían por arte de magia.

Semana 1: puede que no PAREZCA diferente pero me SIENTO diferente.

Jon Premosch for BuzzFeed

Al final de la semana uno, no me sentía más radiante. Sin embargo, que noté que tenía más energía cuando hacía ejercicio. No obstante, puede ser una coincidencia pero mantenerse hidratado durante el día parece ser una buena preparación para hacer ejercicio, así que reconozco su mérito.

Aparte de tener que orinar constantemente, noté enseguida que mis resacas eran MUCHO MEJORES. Fui a la fiesta de cumpleaños de mi novio y su mejor amigo, en la que había una gran cantidad de bebidas y, por lo general, me levantaría con una resaca de narices. Al día siguiente me sentí un poco resacosa pero no tan mal como suelo estar. Me pregunté si había sido más responsable la noche anterior pero no, fui tan capulla como siempre. Al día siguiente funcionaba bien y el sol no me hacía desear apagarme y morir como una especie de vampiro.

¿Me siento diferente? ¿Parezco sabia? No. ¿Me SIENTO sabia? SÍ.

Semana 2: la verdad es que tengo PEOR aspecto. ¡Hay que joderse!

Jon Premosch for BuzzFeed

MIERDA, PARA EL COCHE. Cambiamos de oficina y la luz será algo diferente desde ahora (observa la ausencia de mis amadas pecas en la nariz) pero AÚN ASÍ. No puede echarse la culpa exclusivamente a la luz. Esta foto es, eeh... ¿algo que preferiría no tener en Internet? Incluso el fotógrafo me dijo que realmente tenía peor aspecto y luego se rió en mi cara.

Había aquí varios factores en juego: había estado haciendo un reto vegetariano la semana anterior, estaba muy estresada y no estaba durmiendo bien. Todas estas cosas, definitivamente, afectaron mi apariencia. Pero SE SUPONÍA QUE EL AGUA CURARÍA ESO. Como si creyera que el agua era el encubrimiento que acabaría con todos los encubrimientos; como que si el Watergate tuviera un poco más de agua, aún estaríamos en la oscuridad.

Siento tener que enseñaros esta foto pero TENGO QUE DESTAPAR AL AGUA POR SUS MENTIRAS.

¿Me siento diferente? Mm, sí, me siento horrible y engañada.

Semana 3: mi cuerpo está al fin acostumbrándose.

Jon Premosch for BuzzFeed

Vale, vuelvo a tener algo de color en la cara. Mi cuerpo se ha habituado al masivo aumento de ingesta de agua y no estoy orinando todo el día cada día. El grano que me salió en la mejilla hace unas semanas no se va, a pesar de regar mis tripas como el césped de LA antes de la sequía.

¿Me siento diferente? No.

Semana 4: parezco más cansada pero me siento bien.

Jon Premosch for BuzzFeed

Al fin he terminado. Me siento bien pero el grano de la mejilla está peor. Es difícil de decir porque la luz era, definitivamente, un poco mejor que la primera semana pero, en el MEJOR de los casos, tengo el mismo aspecto y, en el peor, las ojeras están aullando a la luz de la luna de mi cara.

Me noté más sedienta durante todo el día, especialmente si no me había tomado un vaso de agua a la hora habitual. Mola esto de volver a entrenar el cerebro para querer algo que necesitas.

¿Me siento diferente? Parezco más cansada pero me siento bien. En general, no es nada del otro mundo.

Veredicto: ¿beber bastante agua cambió mi vida?

Jon Premosch for BuzzFeed

Beber bastante agua no me hizo daño y sin duda me ayudó con las resacas. Estoy segura de que mis tripas estaban realmente agradecidas y mis riñones eran como YASS QUEEN cada vez que orinaba claro. También tengo mucha suerte de tener acceso a agua potable y debería ser consciente de ello. Dicho esto, ¿seguiré creyendo que si bebo más agua puedo llegar a ser un unicornio radiante como Gwyneth, Giselle, o Beyoncé? NI DE COÑA. Pero agradezco que trataran de convencerme de que era tan simple cambiar mi genética.

Mis principales conclusiones:

1. El agua HACE las resacas como 1000 veces mejores.

2. Orinar dos veces por hora es molesto de narices.

3. El gua no me convirtió en una diosa radiante que flota por las calles de NYC.

4. Quiero que me devuelvan el dinero de todas las revistas que prometían que el agua cambiaría radicalmente mi aspecto para mejor. ¡Gracias!

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss