back to top

Podrías estar limpiando tu pene incorrectamente

Eres adulto. Es hora de que limpies tu miembro como uno.

publicado

En caso de que no lo supieras, deberías limpiar tu pene prácticamente todos los días.

O, tú sabes, cualquier día que hagas ejercicio, tengas relaciones sexuales, te masturbes o te muevas lo suficiente para quedar sudoroso de la cintura para abajo, le dijo a BuzzFeed Life el Dr. Darius Paduch, urólogo y especialista médico en sexualidad masculina en el Centro Médico Presbiteriano/Weill Cornell de Nueva York. Entonces sí, prácticamente todos los días.

Eso es porque tus ingles pueden ser un caldo de cultivo oscuro y húmedo de bacterias perjudiciales, lo cual las hace tan propensas a generar mal olor como las axilas. Y estando tu pene tan próximo a todas esas bacterias, probablemente querrás mantenerlo aseado. Entonces, usa agua tibia para lavar tu pene, ingles y testículos todos los días.

Ahora, hablemos del jabón.

Nickelodeon / Via wayfaringmd.tumblr.com

Si notas mal olor allá abajo o sientes la necesidad de estar más fresco después de hacer ejercicio o tener relaciones sexuales, deberías enjabonar esa zona. Solo asegúrate de formar espuma en tus manos para lavar tu pene (en vez de pasar el jabón directamente sobre él).

Pero no exageres: La piel de allá abajo es delicada y lavarla de más con tu jabón habitual puede ser irritante. Esto es especialmente cierto si no estás circuncidado, puesto que eso significa que tienes una membrana mucosa en la cabeza del pene que es muy sensible, afirma Paduch. Enjabonarse cada dos días o dos veces por semana debería estar bien para la mayoría de los hombres, dice.

Publicidad

Cuando te enjabones, no uses solo el champú dos en uno.

reddit.com

La mayoría de los geles de ducha como estos irritarán tu pene porque contienen muchos detergentes y químicos. En su lugar, usa un jabón humectante sencillo, con la menor cantidad de ingredientes posible. Y en realidad no necesitas fórmulas antibacteriales, asegura Paduch. Quédate simplemente con tu jabón habitual.

Y ¿qué pasa si no te duchas todos los días? ¿Cuándo/cómo se supone que asees tu pene?

De hecho, la ciencia afirma que probablemente no deberías ducharte todos los días. Eso es conveniente, pero aún así tu pene probablemente necesita ser refrescado la mayoría de los días. En ese caso, pasarse una toallita húmeda o enjuagarse rápidamente con agua tibia debería bastar.

Limpia tu pene antes y después de tener relaciones sexuales.

FOX / Via tommyknockers.tumblr.com

Limpiarte antes del sexo es importante por los buenos modales. Pero asearte después de tener relaciones sexuales puede de hecho ayudarte a evitar una infección. Debes asegurarte de lavar cualesquiera fluidos corporales (ya sean tuyos o de tu pareja), puesto que las bacterias pueden desarrollarse más rápidamente cuando éstos se secan sobre tu piel, dice Paduch.

Obviamente no necesitas saltar inmediatamente fuera de la cama y entrar a la ducha; hay un período de gracia (Paduch sugiere asear tu pene dentro de 10-15 minutos, o al menos antes de irte a dormir). De nuevo, puedes usar una toallita húmeda o simplemente lavarte rápidamente con jabón y agua tibia.

Lavar tu pene de la manera correcta también puede reducir el riesgo de contraer VIH y otras ETS. En serio.

La clave es asegurarte de que te estás aseando lo suficiente (idealmente todos los días o cada dos días), pero no demasiado. Las lesiones en el pene, las cuales pueden ocurrir por asearlo de más o como una reacción a los jabones fuertes, pueden dañar la barrera protectora de la piel y facilitar la penetración de bacterias, virus y ETS, afirma Paduch.

"Es bien sabido que cualesquiera ulceraciones e infecciones de la piel, rozaduras y la higiene deficiente pueden aumentar el riesgo de transmisión del VIH", comenta.

No olvides lavarte también después de masturbarte.

New Line Cinema / Via imgur.com

Claro, en este caso hay menos fluidos corporales, pero aún así querrás lavar cualquier eyaculación. Y si estás usando un Fleshlight o cualesquiera otros juguetes, asegúrate también de lavarlos y secarlos cuidadosamente (con agua y jabón).

Atención lectores no circuncidados: Ustedes tienen un poco más que trabajo que hacer.

"Cualquiera que no esté circuncidado necesita halar el prepucio hasta abajo para ver toda la cabeza del pene y lavarla", explica Paduch. Esto es porque puede haber muchas bacterias y esmegma (la sustancia que se acumula debajo del prepucio) desarrollándose alrededor de esta zona. Es especialmente importante que las personas no circuncidadas se aseen después de masturbarse, puesto que el semen seco puede quedar atrapado debajo del prepucio y albergar bacterias.

También, si no estás circuncidado, deberías usar el jabón con moderación, puesto que es más probable que cause irritación e inflamación en los penes con prepucio.

Finalmente, asegúrate de observar cualquier irritación, mancha o decoloración en tu pene.

Es decir, obviamente. Podría ser señal de que te estás aseando demasiado, de que estás teniendo una reacción a algo que estás usando o de que tienes una infección. Cambia a lavarte solamente con agua para ver si desaparece, pero si sigue allí después de algunos días, llama al médico.

Este post fue traducido del inglés.

Patrocinado