back to top

22 Cosas que deberías saber sobre tu cola

Hablemos de asuntos anales.

publicado

1.

Ok. Colas. Comencemos.
Jenny Chang para BuzzFeed

Ok. Colas. Comencemos.

2.

Los granos en la cola son muy comunes, y se pueden tratar.

La dermatóloga Michele S. Green, residente de Nueva York, dijo a BuzzFeed Life que el acné en el trasero se puede tratar con medicamentos tópicos y lasers. "Se trata muy a menudo", dijo.

3.

Las toallitas de bebé no sólo son malas para la plomería, también te afectan la cola.

"Mucha gente tiene reacciones alérgicas y contrae dermatitis a causa de las toallitas de bebé", dijo Green. "En su lugar, es mejor usar jabón, agua y papel higiénico normal". Si tienes unas pompis muy sensibles, usa un jabón suave sin perfume.

4.

Puedes contraer melanoma (el cáncer de piel más grave) en tus nalgas, incluso si jamás las expusiste a la luz del sol.

"Tengo montones de pacientes con melanomas en el trasero", dijo Green. "Es uno de los lugares más comunes en los que los diagnostico, y también el lugar que la mayoría menos revisa". Así se toma un auto-exámen de piel, según la Sociedad Norteamericana de Cáncer (American Cancer Society). También pregúntale a tu doctor cada cuánto tiempo debes revisarte por cáncer de piel, basado en tu historia familiar y personal.

davidgsteadman / Creative Commons / Via Flickr: davidgsteadman

5.

Es más común que lo que se supone tener picazón o sarpullidos en la zona del trasero.

"Muchos pacientes tienen psoriasis o eczema en ese área y no se dan cuenta", dijo Green. También puede tratarse de alergia al papel higiénico o las cremas que usas. Esto puede darse en las nalgas, en la raya e incluso alrededor del ano.

6.

Si te sucede, deberías consultar a un doctor.

¡Por lo menos para quedarte tranquilo! Si parece que tienes eczema o psoriasis, "Hay muchas cremas, emulsiones, cremas con esteroides… existen varoas opciones para tratarse", dijo Green. Un ano cremoso no es algo penoso.

Si tu problema son hemorroides o alguna otra cosa (como cáncer de ano o colorrectal… ampliaremos en un segundo), es tu doctor quien debe examinarte y determinar el tratamiento a seguir.

7.

Puedes estar constipado por varias razones.

Puede que no estés comiendo suficiente fibra. Quizás estés deshidratado. Algunos medicamentos pueden causar constipación. Puede ser un síntoma de Síndrome de Colon Irritable. ¡Montones de razones! Para mayor información, lee Las las 9 razones por las que no puedes defecar. for some more information.

Si sufres de constipación crónica, consulta a tu doctor. Él puede ayudarte a detectar lo que pasa y cómo tratarlo.

8.

También hay varias razones por las que puedes tener diarrea.

Por ejemplo, cuando estás por menstruar, comiste algo que te cayó mal, tienes un virus o una infección bacterial. De cualquier modo, luego de tu primer instancia de diarrea puedes tratarte con Immodium (para usarlo correctamente, sigue las instrucciones en el paquete), y asegúrate de hidratarte con líquidos transparentes.

Si tu diarrea se extiende por un día o dos, ve al doctor de inmediato. Corres un riesgo serio de deshidratación, y será necesario que te pongan un suero con líquido (y que te hagan un chequeo para asegurarse de que no es nada grave).

9.

La causa de las hemorroides es la dilatación, inflamación o congestión de los vasos sanguíneos alrededor de tu ano.

Esto puede suceder si estás constipado o si tienes diarrea, dijo a BuzzFeed Life Roberta Muldoon, cirujana colorrectal y presidente del comité de relaciones públicas para la sociedad estadounidense de cirujanos de colon y recto.

Básicamente, cada vez que ejerces presión o fuerzas el área alrededor de tu ano, corres el riesgo de irritar tus vasos sanguíneos y provocar hemorroides.

10.

Se pueden curar hemorroides en sus primeras etapas con un cambio de dieta.

"El tratamiento rutinario para las primeras etapas de las hemorroides involucra una dieta alta en fibra y mantenerse bien hidratado", dijo Muldoon. Las hemorroides pueden ser provocadas por esfuerzo (debido a la constipación), así que ingerir más fibra y beber más agua facilitan la deposición. Deposiciones más fáciles = menos esfuerzo = hemorroides menos inflamadas.

"Si estás constipado, es mejor estar de pie y caminar que sentarte y hacer fuerza", dijo Muldoon.

vine.co

11.

Si tus hemorroides son más grandes y complicadas, hay otras maneras de tratarlos.

Como el tratamiento con bandas, en el que el doctor aprieta las hemorroides con bandas de goma para detener la corriente sanguínea. "Es doloroso, por lo que tratamos de no hacerlo" dijo Muldoon. "No lo intenten en sus casas".

12.

Leer en el inodoro puede empeorar tus hemorroides.

Cuando te distraes de realizar tu asunto en forma rápida y eficiente, pasas demasiado tiempo sentado en una posición que (literalmente) no sostiene a tu trasero. El sentarse sin apoyo durante demasiado tiempo puede causar que los vasos sanguíneos se congestionen.

13.

El embarazo también es una gran causa de hemorroides.

"Para empezar, tu bebé está empujando sobre tu estructura pélvica, lo cual congestiona los vasos sanguíneos ahí debajo", dijo Muldoon. El embarazo, por el esfuerzo que ya conlleva, suele ir mano a mano con la constipación. Luego viene el parto que es, básicamente, el esfuerzo más grande que harás en toda tu vida.

14.

En tu exámen de hemorroides, el doctor debe mirar a tu trasero y hacer un exámen digital (es decir, sentirlo con los dedos).

"Está bien chequearse con tu médico clínico o con el doctor de la familia, si están dispuestos a revisar ahí debajo", dijo Muldoon. "Pero si sólo te dicen, 'aquí tienes una crema' y no te examinan, no fuiste revisado adecuadamente. No es de mucha ayuda." Si tu doctor de cabecera no hace chequeos de hemorroides, pide que te derive a un doctor colorrectal.

El examen externo incluye revisar la piel alrededor del ano para detectar anomalías. "[Luego viene el] exámen digital, buscar adentro cualquier tipo de área endurecida o con bultos", dijo Muldoon. En algunas clínicas, como en la que trabaja Muldoon, puede que el doctor también use una sonda corta, llamada anoscopia, que se inserta en el ano y permite que el doctor pueda ver mejor la parte baja del recto o ano.

15.

Los síntomas de las hemorroides son muy similares a síntomas de otras cosas mucho peores, así que aunque estés 110 % convencido de tener hemorroides, igual debes consultar a un doctor.

Muldoon dijo que los síntomas clásicos de las hemorroides pueden variar, e incluyen uno o varios de los siguientes signos:

Picazón alrededor de tu ano.

Un poco de sangre al defecar.

Bastante sangre al defecar.

Un bulto alrededor de tu ano que notas cuando te limpias.

"Todos estos son síntomas de hemorroides, pero también pueden ser síntomas de cáncer", dijo Muldoon. NO ES PARA ASUSTARTE, pero por eso SIEMPRE es mejor revisarse, sea lo que sea, para estar seguro.

16.

Ya que el cáncer de colon, si se detecta inmediatamente, puede ser tratable e incluso curable.

Es cierto, ir a tu doctor y decirle que te pica el ano y que a veces te sangra puede ser vergonzoso. Pero vale la pena si eso significa detectar un cáncer a tiempo para tratarlo.

17.

Si sangras un poco al defecar y tu doctor no detecta hemorroides, te derivará a un cirujano colorrectal, quien revisará en profundidad lo que sucede.

Es probable que el doctor quiera realizar una endoscopía, que es cuando te insertan una luz y una cámara en la cola y ven dentro de tu tracto digestivo para detectar la causa de tus síntomas. Puede que tengas úlceras, o inflamación. También es posible que tengas un pólipo que sangra, que puede extraerse sin necesidad de cirugía. "Podemos retirarlos endoscópicamente, de modo que no tiene oportunidad de convertirse en cáncer, y no necesitas cirugía", dijo Muldoon.

18.

Si no tienes un precedente familiar de cáncer de colon, deberías comenzar a hacerte endoscopías a los 50 años..

Si no tienes pólipos ni te descubren nada, sólo necesitas hacerla una vez cada diez años.

"Si tienes una historia familiar (es decir, que alguien en tu familia tuvo cáncer de colon o pólipos), debes comenzar los exámenes alrededor de 10 años antes de la edad en la que el miembro de tu familia fue diagnosticado por primera vez", dijo Muldoon. Por ejemplo, si tu madre fue diagnosticada con cáncer de colon a los 45 años, tú deberías comenzar a revisarte a los 35 años, en lugar de esperar a cumplir 50.

19.

Cuando te "preparan" para una colonoscopía, debes limpiar tu colon completamente. A través de montones de diarrea.

"Esto es porque en la colonoscopía se mira dentro de tu colon con una sonda, y si hay sólidos adentro se bloquea la vista", dijo Muldoon.

La preparación funciona así: la mayoría comienza el día antes del procedimiento, aunque algunas pueden llevar más de dos días (una "preparación dividida", dijo Muldoon). Debes beber líquidos transparentes a lo largo del día, para mantenerte hidratado. "Agua, jugo, cualquier líquido transparente", dijo Muldoon. Luego, necesitarás beber una cierta cantidad de líquido mezclado con un laxante en particular. El laxante provocará que tengas mucha diarrea. "Hacia el final, parecerá que solo sale agua cuando vas al baño", dijo Muldoon. "Así de limpia debe estar, como orinar por tu recto".

Amarand Agasi / Creative Commons / Via Flickr: theamarand

20.

Segun el Instituto Nacional de Salud (National Institutes of Health - NIH) El síndrome de colon irritable afecta dos veces más a las mujeres que a los hombres.

El SCI provoca dolor e incomodidad en el intestino grueso. Los síntomas incluyen calambres, gas, constipación y diarrea. Puede afectar a diversas personas de diferentes maneras; algunos tienen diarrea, algunos constipación, y otros una combinación de ambas.

21.

Para ser diagnosticado con SCI, los doctores deben descartar previamente varias otras cosas.

Así lo afirma a Gina Sam, directora del centro de motilidad gastrointestinal del hospital Mount Sinai. Para empezar, tu doctor debe descartar cualquier enfermedad celíaca (categorizada por una alergia al gluten). Una vez descartado eso, "no debes tener sangre en tu materia fecal ni síntomas problemáticos, como anemia, y los síntomas tienen que haber continuado por más de tres meses", dijo Sam. Básicamente, los síntomas deben ser continuos, crónicos, y no tener otras causas. "Además, el dolor debería aliviarse al defecar", dijo.

22.

Existen otros dos tipos de desórdenes gastrointestinales crónicos, la enfermedad de Crohn, y la colitis ulcerativa.. Ambas son enfermedades inflamatorias intestinales.

Se las suele confundir con SCI, pero tienen características específicas. "En la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa, hay una inflamación de la mucosa", dice Sam. "Pero con el SCI, no hay inflamación".

La inflamación puede causar llagas y úlceras internas. "La colitis ulcerativa afecta más al colon, que se inflama en su totalidad y produce diarrea con sangre", dice Sam. "Mientras que Crohn provoca úlceras e inflamaciones que se saltean algunas áreas, así que afecta partes del intestino delgado y partes del colon. La colitis ulcerativa es una inflamación total del colon.

Para la gente que las sufre, estas enfermedades pueden ser dolorosas, debilitantes, avergonzantes y muy preocupantes. Los síntomas incluyen diarrea con sangre, diarrea incontrolable, calambres y dolores de estómago, pérdida de peso y de apetito, recto sangrante, y más. Si tienes alguno de estos síntomas, deberías consultar inmediatamente a un doctor. Según tu condición y tu nivel de incomodidad, tu doctor te prescribirá una medicación muy fuerte, o sugerirá una cirugía para extraer parte de tu colon, y luego de la cual usarás una bolsa de ostomía.

23.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

La campaña de #GetYourBellyOut (muestra tu estómago) apunta a tomar conciencia de la gente en la comunidad con síndrome de colon irritable.

La gente se saca fotos de ellas mismas con sus panzas al descubierto, a menudo mostrando cicatrices de cirugías y bolsas de ostomía. Este video da más detalles sobre la campaña.

EN CONCLUSIÓN

Si hay algo curioso, doloroso, problemático, picante o inusual sobre tu cola, lo que sale de ella o lo que se queda dentro… consulta con tu doctor.

Si hay algo curioso, doloroso, problemático, picante o inusual sobre tu cola, lo que sale de ella o lo que se queda dentro… consulta con tu doctor.

Para principiantes, ya que esta lista no es exhaustiva NI DE CERCA: hay montones de cosas relacionadas a la salud de la cola que no hemos cubierto aquí. Y también: ir al doctor cuando tienes un problema es bueno para ti.

"El problema con las cuestiones colorrectales es que nadie quiere hablar de ellas", dijo Muldoon. Vale recordar que, aunque puedas avergonzarte por ello, los doctores tratan estos problemas a diario. En el caso de los cirujanos colorrectales y gastroenterólogos, es su TRABAJO. Recuerda: cuanto antes puedas tratar tus problemas, más chances tendrás de superarlos.

No vale ENCULARSE y poner peros.

instagram.com

Espero que tu día sea tan lindo como tu cola.

Este post fue traducido del inglés por Javier Güelfi.