back to top

15 Cosas que hacen que tu resaca sea aún peor

¿Por qué te haces esto?

publicado

Nota del editor: La única forma de evitar por completo una resaca es no consumir nada de alcohol. Esta publicación no pretende ser una explicación exhaustiva de la resaca y cómo evitarla, pero esperamos que te ayude a reducir su intensidad.

Las resacas son básicamente castigos malignos contra la humanidad.

instagram.com / Via buzzfeed.com

Hablamos con el doctor Aaron White, especialista en alcohol y resacas y consejero científico del director del National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAAA), para saber si hay alguna forma de hacer que sean un poco menos terribles.

Publicidad

Primero, veamos qué es en realidad una resaca:

Twitter: @DVBBS

White explica que una resaca ocurre cuando demasiado alcohol ingresa al torrente sanguíneo y alcanza el cerebro, lo cual genera un elevado nivel de alcohol en sangre (BAC por sus siglas en inglés). Ese alcohol es metabolizado en forma de subproductos tóxicos y todo esto contribuye a la deshidratación, a la inflamación de tejidos, a la irritación estomacal, al desequilibrio de electrolitos y a un bajo nivel de azúcar en sangre. Todo ello equivale a una dolorosa resaca cuando tu BAC vuelve a cero al día siguiente.

"La forma más obvia de evitar una resaca es observar qué la causa y hacer lo opuesto", comenta White. Así que, ya saben, no beban. Pero si deciden beber y no quieren tener una resaca asquerosa, al menos evitan estas cosas:

1. Beber demasiado rápidamente.

Twitter: @FreddyAmazin

Tienen que pasar entre 30 y 60 minutos para que el alcohol sea absorbido por el intestino delgado y se alcance un BAC máximo y que al alcohol afecte el cerebro. "Tu cerebro puede procesar algo así como un trago por cada hora y media, así que beber rápidamente hará que tu BAC aumente desde muy temprano y que permanezcas ebrio durante mucho tiempo", explica White. Entonces, si no le das a tu cuerpo o a tu cerebro tiempo suficiente para percibir los efectos del alcohol antes de beber el próximo trago, te expones a tomar malas decisiones (tomar más tragos), a desmayarte y a sufrir deshidratación.

Mejor haz esto:Deja pasar tiempo entre los tragos que ordenas y sórbelos lentamente para que el BAC se mantenga más bajo con el paso del tiempo. Necesariamente no prevendrá una resaca, dice White, pero puede hacer que tengas menos probabilidades de que termines tan borracho.

2. Salir y acostarse muy tarde.

Nickelodeon / Twitter: @USABlackout

Salir hasta las 2 a.m no parece ser un gran problema cuando tienes libre el día siguiente para poder dormir. El problema es que el alcohol afecta tanto la calidad como la calidad de tu sueño. "El alcohol te engaña para que pienses que estás durmiendo mejor porque caes dormido un poco más rápido, pero en realidad es muy disruptivo y evita que logres un sueño profundo y reparador", relata White. También es más probable que te despiertes temprano sintiéndote como la mierda y que no puedas volver a dormirte.

Mejor haz esto:No olvides que mañana estarás terriblemente cansado — y cuanto más tarde te acuestes peor será — así que irte antes del cierre puede ser positivo.

3. Beber con el estómago vacío.

Ignis / Via commons.wikimedia.org

"Varios estudios han demostrado que tu BAC puede ser hasta un 30% más alto cuando bebes con el estómago vacío", dice White. Además, el alcohol irrita la membrana del estómago al aumentar la producción de ácido, lo que causa que te sientas hinchado y con náuseas durante una resaca. Así que si estás bebiendo sin haber comido, esta irritación será todavía peor.

Mejor haz esto: Cuando sepas que vas a beber, como una buena y abundante comida. Esto te protegerá de la irritación estomacal y disminuirá la tasa a la que el alcohol es digerido y absorbido al torrente sanguíneo en el intestino delgado, explica White. Aquí están las mejores cosas para comer cuando bebes.

4. Confiar en alguna pastilla como "cura mágica", en un trago de jugo o en un remedio para prevenir una resaca.

Twitter: @TheBoydP

"Si confías en alguna cura milagrosa para prevenir una resaca, entonces bebe todo lo que desees y deja de lado todas las estrategias lógicas para reducir tu BAC, sin dudas empeorarás tu resaca", comenta White. Según él, no existe suficiente evidencia científica acerca de formas de prevenir resacas como para sugerir que realmente funcionen. "Eso no quiere decir que no exista una cura, pero aún no la hemos hallado".

Mejor haz esto: Si realmente quieres hacer cosas para prevenir una resaca, asegúrate de comer, de beber suficiente agua y de no terminar tus tragos demasiado rápido.

Publicidad

5. Pedir muchos tragos azucarados o con varios ingredientes.

Idildemir / Getty Images / Via thinkstockphotos.com

El azúcar no altera los niveles de alcohol en sangre, pero puede hacer que tu resaca sea peor ya que contribuye a que ocurran problemas estomacales y a que sufras de una espantosa hipoglicemia. "Probablemente no comas seis porciones de pastel porque sabes que te hará mal al estómago, pero luego vas y bebes seis tragos con el mismo contenido de azúcar", dice White.

Mejor haz esto: Verdaderamente presta atención a cuánta azúcar hay en tus tragos y en tu bebida — especialmente en esos cócteles que se compran en paquetes. Opta por tragos con más agua y menos azúcar, te hidratarán más.

6. Beber shots cuando ya estás borracho.

Igorr1 / Getty Images / Via thinkstockphotos.com shots/f=CPIHVX/s=DynamicRank

Los shots probablemente no sean la mejor idea en ningún momento de la noche, pero pueden ser incluso peores luego de haber bebido algunos tragos. "La posible lógica detrás de esta idea es que si ya estás alegre por la cerveza, es posible que tomes más shots en menos tiempo porque tu juicio está limitado y no puedes saber cómo te impactará el alcohol", dice White. Entonces los shots hacen aumentar tu BAC, lo que realmente afecta el cerebro.

Mejor haz esto: Si vas a beber un shot, quizás puedes hacerlo cuando estés sobrio, así estarás consciente de cómo te afecta y luego podrás beber menos o dejar de beber.

7. Dejar de comer durante la noche.

Instagram: @mrsvieira35 / Via instagram.com

Si vas a beber durante un largo período de tiempo, lo que hayas comido antes va a ser digerido y no será más una barrera contra el alcohol, el estómago volverá a estar casi vacío.

Mejor haz esto: "El mejor escenario es comer una comida mediana y luego alternar el alcohol con vasos de agua y refrigerios pequeños para desacelerar tanto como puedas la absorción de alcohol en el intestino delgado", explica White. Puede ser una buena idea llevar un refrigerio contigo o quedarte cerca de la mesa de la comida en la próxima fiesta — de todas formas es el mejor lugar, ¿cierto?

8. Intentar actividades físicas riesgosas que probablemente resulten en dolores o lesiones.

BRAVO / Via theunilife.tumblr.com

Correr toda la noche en tacos altos, bailar durante horas, luchar con amigos. Definitivamente sentirás todas esas cosas multiplicadas por 100 en la mañana. El alcohol tiene un efecto inflamatorio en los vasos sanguíneos, tejidos y órganos. "El alcohol en la sangre dispara las mismas señales químicas para la inflamación que cuando el tejido se daña y se lastima — lo que hace que generalmente te sientas enfermo y dolorido", dice White. Así que otra torcedura misteriosa de tobillo o hematoma gigante realmente dolerán.

Mejor haz esto: Toma con calma la ridícula actividad física cuando bebes.

9. Mezclar el alcohol con ciertos medicamentos.

Giselleflissak / Getty Images / Via thinkstockphotos.com

Además de poder hacerte morir, mezclar alcohol con medicamentos puede cambiar la forma en que el alcohol afecta tu cuerpo de un modo que hace que la resaca sea mucho peor. Las interacciones entre medicamentos y el alcohol varía según el tipo de droga y la persona, dice White, pero en general los efectos secundarios son siempre malas noticias. Los medicamentos para el dolor, para la depresión y la ansiedad, o los anticoagulantes (por solo nombrar algunos), pueden interactuar con el alcohol y causar desde sangrado estomacal y problemas cardíacos hasta mareos y comportamiento errático.

Y si piensas que es algo de sentido común, según una encuesta nacional del National Institutes of Health (NIH), un 42% de los estadounidenses admiten haber bebido alcohol a la vez que consumían medicamentos que pueden interactuar de forma negativa con el alcohol. El estudio no mostró si las personas tomaban esos medicamentos mientras bebía, pero muestra que tan grande y común es este problema en los EE.UU.

Mejor haz esto: Habla con tu médico o tu farmacéutico antes de beber mientras tomas medicamentos.

Publicidad

10. Hacer estupideces mientras estás borracho, las cuales sabes que te harán sentir molesto al otro día — como escribirle a tu ex.

Caroline Kee / Via BuzzFeed / memebase.cheezburger.com

La parte emocional de una resaca es una reacción legítima en el cerebro, igual que cualquier otro síntoma de una resaca. "Cuando bebes, al principio te sientes más relajado porque el alcohol calma la parte de tu cerebro involucrada con la ansiedad y el estrés y activa la zona que siente placer", explica White. Pero luego puedes desarrollar una "tolerancia aguda", que te hace seguir bebiendo para poder sentir más euforia.

"Cuando el alcohol se va, la euforia se acaba y las zonas de tu cerebro que estaban apagadas se vuelven más activas por lo que te sientes más ansioso y deprimido hasta que todo vuelve a la normalidad", dice White. Todos hemos pasado por esa odiada sensación de "por qué carajo hice eso anoche".

Mejor haz esto: Trata de no emborracharte cuando estás atravesando alguna situación, porque es probable que eso surja con el alcohol — o con la resaca. También recuerda que tu Yo Borracho es más propenso a tomar malas decisiones que puedes lamentar, así que evita comportamientos o situaciones que te molestarían al estar sobrio.

11. No beber suficiente agua cuando sales.

Twitter: @ksheely

El alcohol es un diurético, explica White, por eso te hace orinar tanto. "Puedes eliminar hasta un litro de agua en una noche de alcohol". Esto te puede dejar deshidratado y sintiéndote como una porquería al día siguiente.

Mejor haz esto:Incluso si piensas beber una botella entera de agua antes de dormir, recuerda también beber agua entre medio de esas margaritas. Esto puede ayudar a minimizar el nivel de BAC y lo fuerte que el alcohol impacta en el cerebro, dice White, lo cual puede reducir lo severa que es una resaca.

12. Beber cualquier cosa que siempre te dé resacas infernales.

Stokkete / Getty Images / Via thinkstockphotos.com

En general, el tipo de alcohol no importa tanto como la cantidad que bebes, dice White, pero algunas personas reaccionan de forma negativa a los compuestos adicionales en diferentes clases de bebidas alcohólicas. "Los congéneres son complejos alcohólicos que no son parte de la bebida y que se producen durante la fermentación para contribuir con el aroma y el sabor de productos como el vino tinto, la cerveza IPA fuerte y el whiskey bourbon", dice White. Si eres sensible a estos congéneres, probablemente lo sepas gracias a las horribles jaquecas o a la sensación de malestar que sufres cada vez que los ingieres.

Mejor haz esto: Presta atención a lo que estabas bebiendo la última vez que tuviste una mala resaca. Si notas algún patrón, aléjate de esas bebidas.

13. Comer TODO cuando estás borracho.

Nickelodeon / Via gimmethatdyick.tumblr.com

Los antojos borrachos posiblemente sean la mejor parte de beber. Pero aunque comer algo si tienes hambre luego de beber sea bueno para tu estómago y para tu BAC, no debes hacerlo en exceso — especialmente con comidas grasosas o irritantes como la pizza, las patatas fritas o los jalapeños fritos...

Si no son parte de tu dieta diaria es posible que mañana sientas más náuseas, hinchazón y acidez. Además de la resaca en tu estómago, también enfrentarás algunos problemas gastrointestinales, comenta White.

Mejor haz esto: Definitivamente come algo si tienes hambre. Pero quizás no deberías comer algo que tu Yo Sobrio odiaría/ no podría digerir.

14. Beber al día siguiente para aliviar los síntomas.

Universal Pictures / Via sudelondres.tumblr.com

Cuando tu resaca sigue encendida luego de algunas aspirinas, de un sandwich grasoso de desayuno y de una siesta, ponerte un poco alegre otra vez parece ser el único alivio. Pero esta vieja lógica solo empeorará la deshidratación y prolongará el tiempo que tu cuerpo tarda en reponerse, dice White.

Mejor haz esto: Bebe agua y vuelve a la cama. "Las resacas son como los resfriados — solo necesitas quedarte en la cama y cómodo hasta que pase", dice White. Lo sentimos pero sí, solo requiere de tiempo.

15. Por último, no aprender de tus resacas.

Flo Perry / Via buzzfeed.com

Las resacas son resultado de un estado tóxico, una intoxicación — literalmente envenenaste tu cuerpo, y mientras trata de librarse del veneno y reponerse, sientes los horribles síntomas de la resaca", explica White. Cuando te intoxicas con comida, generalmente pasas un tiempo sin querer probar la comida que te traicionó. "Las resacas teóricamente deberían hacer lo mismo, ayudarnos a no volver a cometer el error de beber demasiado alcohol."


Mejor haz esto:
Aunque mágicamente el alcohol vuelve a ser atractivo 24 horas después de una resaca, aún así debería ser una lección para cambiar tus hábitos de bebida la próxima vez. Puedes hacerlo bebiendo menos, minimizando la deshidratación y la irritación estomacal y durmiendo mejor.

... Y quizás pensarlo dos veces antes de beber ese shot de whiskey cuando en el bar empieza a sonar tu himno fiestero.

Si tú, o alguien que conoces, está luchando con el abuso de alcohol, por favor visita el sitio web de American Addiction Centers, o llama al 888-987-9927 para obtener más información y apoyo.

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss