Ir directo al contenido

    Esta es la razón por la cual siempre debes ducharte antes de meterte en una piscina

    Según un informe reciente, la mayoría de los adultos nadan luego de tener diarrea.

    ¿Amas sumergirte en una piscina?

    bTV / Via imgur.com

    Pues aquí hay algo para arruinar tu diversión: un nuevo informe reportó básicamente que las piscinas están llenas de diarrea.

    Roman Sigaev / Getty Images / Via thinkstockphotos.com

    El estudio, realizado por el Consejo de Salud y Calidad del Agua de Estados Unidos, descubrió lo siguiente:

    * 1 de cada 4 adultos (25%) nada luego de una hora o menos de tener diarrea.

    * La mitad de los adultos (52%) raramente o nunca se duchan antes de nadar en una piscina.

    * 3 de cada 5 adultos (60%) admiten haber tragado agua al nadar.

    Antes de ir a los descubrimientos, hablemos rápidamente sobre los gérmenes que hay en las piscinas. Cuando entras a una piscina, todo lo que hay en tu cuerpo —sudor, polvo, aceites, fluidos corporales— termina en el agua, como en una gran bañera. Así que sí, la mayoría de las piscinas están llenas de gérmenes, y en general esto no es un problema. No vivimos en un mundo estéril, y la mayoría de los gérmenes son inofensivos. Además, existen químicos como el cloro para mantener las piscinas limpias.

    Sin embargo, hay gérmenes malos que definitivamente no quieres en una piscina —éstos son patógenos, o cualquier bacteria, virus u otro organismo que cause infecciones o enfermedades. Estos gérmenes pueden llegar a la piscina en nuestros cuerpos o en materia fecal e infectar a otros nadadores, lo que genera brotes de enfermedades que se transmiten a través del agua.

    Así que, aparentemente, 1 de cada 4 adultos se metería en una piscina dentro de la hora siguiente a sufrir de diarrea —pero se supone que debes esperar dos semanas para evitar contaminar la piscina.

    Instagram: @miekoc.harr / Via instagram.com

    Sí, dos semanas parece demasiado, pero el CDC advierte que ese es el período de tiempo durante el cual el cuerpo puede liberar patógenos causantes de la diarrea que pueden enfermar a otras personas.

    "Incluso si ya te sientes mejor y no tienes síntomas, igual puedes estar liberando millones, o incluso miles de millones de gérmenes de diarrea en la piscina", dijo anteriormente a BuzzFeed Health Kelly Reynolds, PhD, experta en gérmenes de la Universidad de Arizona.

    Lamentablemente, no muchos saben de la regla de dos semanas, ni la siguen. Dado que 89 millones de personas nadan en piscinas cada verano y 25% de los adultos nadaría inmediatamente luego de tener diarrea, el riesgo de contaminación es bastante alto. Por eso es clave ducharse antes de nadar y evitar tragar agua de la piscina —pero las personas tampoco siguen siempre estas reglas, y de eso hablaremos en un momento.

    La diarrea es un problema porque puede contaminar una piscina entera con patógenos y enfermar a otros nadadores.

    Ya sabemos que las piscinas contienen materia fecal —y no solo de niños que han sufrido accidentes. Todos tenemos un poco de residuo de heces en nuestros cuerpos, a menos que nos enjabonemos literalmente todo el cuerpo o usemos un bidet constantemente durante todo el día.

    "Los adultos liberan un promedio de 0,14 gramos de heces cada vez que se meten a la piscina, lo cual equivale al peso de un chícharo", contó Reynolds previamente a BuzzFeed Health. Los niños liberan aún más caca—y ni hablemos de esos "pañales para nadar".

    Pero al contrario de la caca normal, la diarrea a veces contiene patógenos. Estos incluyen bacterias (E. coli, shigella, campylobacter), virus (hepatitis A, tifoidea), y parásitos (giardia, cryptosporidium). Estos patógenos de la diarrea se transmiten a través de agua, comida o superficies contaminadas, por la ruta fecal oral.

    La mayor preocupación es un feo parásito llamado Cryptosporidium, que es la causa más común de diarrea y brotes en piscinas.

    CDC / Via cdc.gov

    El crypto se propaga cuando alguien traga agua de piscina contaminada con diarrea de un nadador infectado. Un pequeño número de gérmenes crypto es suficiente para enfermar a alguien. El crypto puede causar diarrea, náuseas, falta de apetito, vómitos, pérdida de peso, calambres o dolor de estómago, y fiebre.

    Incluso en personas con un sistema inmunológico sano, el crypto puede quedarse en tu intestino y causarte síntomas durante semanas; no tiene cura ni antibióticos, así que solo queda esperar a que pase. Generalmente desaparece solo, pero puede causar problemas serios en personas con sistemas inmunológicos debilitados, como los que tienen VIH/SIDA.

    A pesar de lo común que es, el parásito no es muy conocido —72% de los adultos en este sondeo no sabían que el crypto era un parásito a menudo transmitido a través del agua. Y puede desprenderse de tu organismo a través de la materia fecal durante semanas, incluso cuando ya te sientes mejor.

    Claro, el cloro es muy bueno para destruir gérmenes —pero el crypto, en realidad, es tolerante al cloro y puede vivir en la piscina durante días.

    Davizro / Via gettyimages.com

    Según el CDC, el crypto tiene un caparazón exterior duro que le permite sobrevivir en piscinas incluso si estas tienen cloro.

    "El crypto no se mata fácilmente con cloro y puede vivir hasta 10 días en piscinas bien tratadas", dijo en el informe Michele Hlavsa, jefa del programa Healthy Swimming del CDC. Por eso es importante mantener al parásito fuera de las piscinas como primera medida, ya que es muy difícil de quitar.

    Lavar tu cuerpo (todo tu cuerpo) puede reducir el riesgo de contaminación, pero la mayoría de la gente no se ducha antes de nadar.

    Simplycreativephotography / Via gettyimages.com

    Ducharse antes de meterse al agua puede parecer contraintuitivo, pero piénsalo —si no te lavas, la piscina prácticamente se convierte en una bañera gigante de cuerpos sucios.

    Sin mencionar que el cloro de la pileta se reduce por el efecto del sudor, el filtro solar, y los productos para el pelo o la piel —así que quítatelos en la ducha antes de zambullirte.

    Pero según este informe, los estadounidenses son particularmente malos en esto de ducharse antes de meterse en la piscina, así que es un hábito del que todos deberían ser más conscientes. Aunque parezca molesto, realmente reduce el riesgo de contaminar la piscina con patógenos de tu cuerpo. Así que piensa en ducharte como una forma de mantenerte a ti y a tus amigos nadadores seguros y sanos.

    También deberías evitar ingerir agua de la piscina, lo cual es más difícil de lo que imaginas.

    Amyleighcook / Getty Images / Via gettyimages.com

    "Los adultos ingieren un promedio de media onza (14g) de agua cada vez que nadan, mientras que los niños tragan el doble", contó Reynolds previamente a BuzzFeed Health. Incluso si no tragas el agua deliberadamente, igual puede llegar a tu boca por salpicaduras, cuando te sumerges, o cuando escupes agua.

    Piensa en cómo evitas usar agua del grifo, incluso para lavarte los dientes, en países que no tienen servicios sanitarios. Debes pensar de esa misma forma y tomar precauciones similares con el agua de la piscina. Aunque solo haya un poquito de agua de piscina contaminada, esta puede meterse en tu organismo y enfermarte.

    Así que, para resumir: Sigue la regla de dos semanas luego de un período de diarrea. Dúchate siempre antes de entrar a la piscina. Y no tragues agua de la piscina, porque no puedes confiar en que nadie siga estas reglas.

    Incluso si nunca te has enfermado por una piscina contaminada y no crees que te pasará, igual es bueno seguir estos consejos por el bien de todos.

    Mantener una piscina limpia, y por lo tanto divertida, para todos depende de que los nadadores sean considerados unos con otros y sigan las reglas. Y estamos hablando de piscinas públicas y privadas, así que no creas que te has librado porque estás nadando en tu propio patio trasero.

    Si tienes una piscina o te preocupa el tema, puedes obtener un equipo para hacer una prueba a través del Consejo de Salud y Calidad del Agua (haz clic aquí para obtenerlo). Esta prueba te permite examinar cualquier piscina para asegurarte de que tenga los niveles apropiados de pH y cloro.

    ¡Nada feliz!

    Rihanna / vevo.com / Via peency.com

    Este post fue traducido del inglés.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form