Ir directo al contenido
    Updated on 28 jul. 2018. Posted on 9 may. 2017

    18 historias de terror sobre masturbación que te harán llorar

    Friendly reminder de que siempre debes asegurarte de que la puerta está cerrada.

    Le pedidos a miembros de la comunidad de BuzzFeed que nos contaran sus más vergonzosas aunque divertidas historias de horror sobre masturbación. Estas son las respuestas más vergonzosas:

    1. Cuanto entró la abuela:

    "Yo tenía unos 15 años o así y estaba pasando una semana de visita con mis abuelos durante el verano. Estaba en su despacho con mi portátil y lo estaba haciendo con el culo desnudo debido a que el aire acondicionado se había estropeado ese día. Mientras estaba en el meollo, mi abuela entra de golpe por la puerta para decirme que la cena está lista. Intenté rápidamente cubrir mis genitales/erección y dije con nerviosismo que estaría en un minuto mientras ella estaba ahí de pie, mirando. Creo que llegó a la conclusión de que solo estaba desnudo por el calor y se disculpó porque la casa estuviera tan calurosa y dijo que el técnico vendría pronto".

    "Hasta ahora, no estoy seguro de si dijo eso para evitar la incomodidad o si realmente pensaba que yo tenía tanto calor que iba por su casa desnudo. Sea como sea, esa cena fue muy incómoda y aprendí que es mejor dejar la masturbación para el dormitorio o para los momentos en los que vas a estar libre de interrupciones".

    ggk328

    2. Cuando esta mujer se dio cuenta de que debería haberse lavado las manos:

    "Aprendí de la manera más dura que lamer el polvillo que dejan los Cheetos picantes en los dedos no los limpia. Dos horas y una botella de vino más tarde, mi vagina estaba ardiendo y estoy segura de que mi vulva se estremece todavía si los Cheetos picantes están cerca".

    amandas4d1002fba

    CBS Films

    3. Cuando la conexión Bluetooth fue un fallo masivo:

    "Me estaba masturbando con un vídeo de Internet y usé el Bluetooth para conectar mis auriculares inalámbricos. Después fui a la sala de estar y mis padres pusieron la mirada en blanco y dijeron: "¿Te has divertido?" ¡Resulta que el Bluetooth se conectó al sistema estéreo en vez de a mis auriculares! Peor. Error. De todos".

    itsmemandyyy

    4. Cuando esta madre hizo una limpieza a conciencia.

    "Soy de una familia súper conservadora pero yo soy totalmente lo opuesto. Cuando tenía 18 años, mi madre decidió limpiar mi armario mientras yo estaba en clase y encontró el vibrador que tenía ahí. Cuando llegué a casa, ella no mencionó el vibrador pero me dio un sermón sobre cómo Dios odia la masturbación y cómo 'luchar contra los impulsos de Satanás'. Y probablemente la peor parte es que nunca más volví a ver ese vibrador. ¡Era caro!".

    joybwithu

    Fox Television

    5. Cuando esta mujer pensó que estaba sola en casa:

    "Vivo con mis abuelos y cada viernes se marchan siempre durante todo el día. Un viernes por la mañana se habían marchado y decidí darme una ducha y hacerme unas cosquillas en el chichi. Estaba en la ducha con el ventilador y la música a tope mientras lo hacía. Hice ruido porque sabía que estaba sola. Cuando terminé, salí y fui derecha a mi habitación. ¡La habitación de mis abuelos está justo al lado de la mía así que cuando escuché su televisión me quedé temblando! Resulta que nunca se fueron esa mañana y lo oyeron todo. No me miraron a los ojos durante semanas. Aún estoy horrorizada".

    kourtneyb45deb9979

    6. Cuando el gato creyó que era un juego:

    "Para aclararlo un poco: mis padres juegan con nuestros gatos a un juego en el que mueven los pies debajo de la cama y los gatos los persiguen y juegan con ellos. Bueno, resumiendo, mientas estaba haciendo mis cosas debajo de la manta, mi gato entró en la habitación y pensó que era algo con lo que jugar. No fue divertido".

    itsyourboykent

    7. Cuando un selfie se vuelve incómodo:

    "Era la mañana después de que acabara de descubrir mi clítoris. Me dolía mucho y estaba intentado dilucidar si eso era normal o no. Así que cogí la cámara (esto fue antes de los teléfonos con cámara), me bajé las bragas y me hice una foto de... bueno, ya sabes. Lo siguiente que pasa es que mi madre entra en la habitación, me ve medio desnuda sosteniendo la cámara y dice "Oh".

    sighsngiggles

    8. Cuando se usó el tipo erróneo de lubricante:

    Soy un tío heterosexual que, debido a haber crecido en una zona muy homofóbica siempre tenía miedo de acabar con algo metido en el culo. Para intentar librarme de toda esa mierda de mi infancia, decidí abrir la caja de Pandora y ver si había algo divertido en eso.

    "Lo que no hice fue tener en cuenta el tipo de lubricante que tenía a mano, que produjo una sensación de cosquilleo que no recomendaría. Me sentí como la mañana después de tomar curry (en el momento en que pica más) durante unas cuantas horas".

    conorc48035b020

    9. Cuando toda la escuela lo descubre:

    "Tenía 13 años y era mi primer año en un internado católico solo para chicos. Todos dormíamos en grandes dormitorios abiertos y no había nada de privacidad, así que decidí irme y darme un poco de amor en una de las cabinas del baño. Cogí mi teléfono y me puse a ello y, aparentemente, no fui tan discreto como creía ya que un compañero saltó y me pilló con las manos en la masa (¿vio lo que estaba haciendo?). En cuestión de horas, la noticia se extendió por todo el internado y, al día siguiente, por la escuela. Hasta ahora tengo el mote del 'tío al que pillaron haciéndose una paja en el servicio'. Al mirar atrás, me alegro de que fuera otro estudiante y no uno de los hermanos".

    baseline

    10. Cuando entró el suegro:

    "Era una bonita mañana y mi esposa y suegros habían salido a tomar el desayuno. Así que estaba encantado de tener toda la casa para mí. Entré en el baño para hacerlo. Estoy viendo porno en el teléfono con los auriculares y, de repente, veo que la puerta se abre y entra mi suegro justo cuando voy a acabar. Puedo deciros que el desayuno nunca ha vuelto a ser lo mismo".

    danielcruz1973

    Universal Pictures

    11. Cuando este tío olvidó cerrar la puerta:

    "Fue en 2003, justo después de que invadiéramos Irak. Nos trasladamos desde Kuwait a Bagdad. Tras parar en nuestra base y prepararnos, estaba mirando la colección de revistas sucias que habían enviado de casa. Tras ponerme a tono decidí ocuparme de algunas cosas. Mientras estaba en la parte de atrás del vehículo empecé a hacerlo con fuerza pero olvidé cerrar la puerta. Cuando estaba a punto de acabar, la puerta se abrió y mi compañero de batalla se quedó ahí un momento y luego gritó al darse cuenta de lo que había visto. No me dieron la mano durante un tiempo después de eso".

    allend49300ec7b

    12. Cuando esta madre llegó pronto a casa:

    "Un día decidí probar algo diferente. Pensé que mirar algunas cosas picantes en una pantalla más grande supondría una mejor experiencia. Así que usé el navegador de Internet de la Wii en mi salón para hacerlo, mientras mis padres estaban fuera. Decidí hacerlo totalmente desnudo, ¿por qué no? Entonces, de repente, oigo pasos en el porche que, ojo, está solo a unos cuatro metros de donde estaba yo. Mi madre había llegado a casa bastante antes de lo que esperaba. Así que entré en pánico, corrí hasta la puerta, aún en pelotas, intentando que no se abriera, sin molestarme siquiera en apagar la Wii porque no había tiempo. Pero, por supuesto, fallé. Tras unos momento de incómodo silencio, mi madre me dijo que me pusiera la ropa y luego bajara a hablar con ella. Tardé horas en salir de mi habitación y volver a mirarla".

    jaded4d3749abd

    Fox Television

    13. Cuando la madre de esta mujer quiso decirle unas palabras de ánimo:

    "Mi madre vivía conmigo en esa época. Era muy temprano por la mañana, tal vez las 3 o las 4. Mi madre estaba durmiendo y yo estaba al otro lado del pasillo, en mi habitación. Me estaba masturbando con un consolador muy realista y con fuerza. Estaba intentado no hacer ruido, amortiguando mi orgasmo con la almohada. Aparentemente mi madre se levantó para ir a beber agua, algo que NUNCA hace. Cuando pasó por mi habitación, escuchó los ruidos amortiguados, creyó que estaba llorando y entró en mi habitación sin llamar. Paré inmediatamente pero mi madre se acercó y se sentó en mi cama para intentar consolarme mientras yo estaba ahí, privada de lo que parecía que iba a ser un orgasmo muy prometedor ¡¡¡CON EL CONSOLADOR AÚN METIDO!!! Intenté e intenté convencerla de que no había estado llorando. Pero ella no se lo tragaba y se sentó ahí durante media hora dándome un discurso motivador". —Gabrielle West, Facebook

    14. Cuando este adolescente tuvo un momento Fast Times at Ridgemont High:

    "Cuando tenía 13 años me quedé unos días en casa de un amigo. Su hermana mayor, por la que yo estaba muy colado, entró en el baño justo cuando yo estaba terminando de hacerlo en la ducha. Lo vio todo cuando me corría y salió del baño. Sentí tanta vergüenza que llamé a mis padres para que vinieran a por mí fingiendo que estaba enfermo. Nunca más pude volver a mirarla a la cara pero, por suerte, nunca se lo dijo a nadie".

    layton99

    Universal

    15. Cuando esta mujer olvidó algo en el baño:

    "Había vuelto a casa de mis padres después de un semestre en la universidad. Un día, tras darme una ducha, escuché a mi hermano de 7 años exclamar en el baño: ¡Hala, es rosa! ¡Y es blando! Tuve que decirle que el vibrador con forma de conejo que me había dejado era para dar masajes de espalda".

    persephone10000

    16. Cuando el historial de búsqueda de este tío llevó a una conversación totalmente distinta:

    "Busco porno gay en mi teléfono y me masturbo con él. Un día, mi madre vio el historial de búsqueda de mi móvil para buscar un sitio web que visitó una vez y, en su lugar, vio todas las veces que yo había buscado porno gay. ¿Tal vez el peor modo de salir del armario?".

    tylerh4ea5c1d10

    Netflix

    17. Cuando el sexo por teléfono sale regular:

    "Mi novio, con el que llevaba tres anos y medio, se había trasladado y yo volví a casa de mis padres. Estábamos intentando mantener nuestra vida sexual "sexy" comunicándonos con FaceTime ocasionalmente y una vez yo estaba metida de lleno en ello cuando mi madre entró y gritó. Entonces mi padre fue a comprobar por qué gritaba mi madre. Puedo asegurar que no salí de mi habitación durante dos días y dicho novio no volvió a visitarnos durante un par de meses". —ellyses3

    18. Cuando sucedió este percance con Grindr:

    "Le di un toque a mi follamigo blanco de Grindr y terminé accediendo a pasar la noche con él, ya que teníamos el sitio para nosotros solos. Hicimos el tonto un rato pero acabamos perdiendo el conocimiento. Avance rápido hasta la mañana: me despierto solo, pensando que él se ha ido al trabajo. Empiezo a hacerme una paja y pasármelo bien, no siendo exageradamente ruidoso. Justo cuando estoy a punto de correrme, le oigo entrar por la puerta y murmuro con una voz increíblemente poco atractiva, atontada y sorprendida: ¡Oh, joder! Tras eso, la puerta se abre de golpe y un tío alto y asiático, con gafas, (claramente no era mi amigo) llega blandiendo un palo de golf hacia mí mientras estoy tirado en la cama con semen saliendo de mi polla. Grito: ¡OH, DIOS MÍO! Resultó que el tío asiático era su compañero de habitación, que sabía que mi follamigo se había ido a trabajar pero no sabía que yo había pasado allí la noche y, dado que había habido algunos allanamientos en la zona del campus, se preparó pensando que yo era un ladrón". —Gucio Marcin Jim Powęska, Facebook

    Nota: Se ha editado la longitud y claridad de los comentarios enviados.

    ¿Quieres aparecer en otras publicaciones como esta? Sigue a la Comunidad de BuzzFeed en Facebook y Twitter.

    Este artículo ha sido traducido del inglés.