back to top

15 Consejos que te cambiarán la vida si te cuesta trabajo ir al baño

Tus mañanas no serán iguales.

publicado

1. Tomar café puede ayudarte, pero no es para todos.

Paulina Benitez, nutrióloga certificada en Nutrition Care Process y Medical Nutrition Therapy, le dijo a BuzzFeed México que "el efecto se puede ver en menos de 5 minutos, pero solo se da en 3 de cada 10 personas". Y pasa porque "el café aumenta la acidez en el estómago y hace que se vacíe el alimento más rápido."
Probuxtor / Getty Images

Paulina Benitez, nutrióloga certificada en Nutrition Care Process y Medical Nutrition Therapy, le dijo a BuzzFeed México que "el efecto se puede ver en menos de 5 minutos, pero solo se da en 3 de cada 10 personas". Y pasa porque "el café aumenta la acidez en el estómago y hace que se vacíe el alimento más rápido."

2. Come una dieta alta en fibras.

"Hay dos tipos", explica Paulina, "la soluble y la insoluble. La primera se encarga de absorber agua en tu intestino y la segunda de darle forma a las heces." Algunas fibras solubles son la avena, legumbres, cebada, manzana, frutas cítricas y zanahorias, mientras que algunas insolubles incluyen los cereales integrales, semillas, lechuga, espinacas, acelga, repollo, brócoli, uvas y frutas secas.
Stephaniefrey / Getty Images

"Hay dos tipos", explica Paulina, "la soluble y la insoluble. La primera se encarga de absorber agua en tu intestino y la segunda de darle forma a las heces." Algunas fibras solubles son la avena, legumbres, cebada, manzana, frutas cítricas y zanahorias, mientras que algunas insolubles incluyen los cereales integrales, semillas, lechuga, espinacas, acelga, repollo, brócoli, uvas y frutas secas.

3. Y consume alimentos bajos en grasas.

Como dice Paulina, "las dietas muy altas en grasas son difíciles de digerir y hacen más lento el movimiento de la comida a través de tu intestino." Lo mejor que puedes hacer es bajarle a los fritos, empanizados, aderezos, cremas, etc.
zeljkosantrac / Getty Images

Como dice Paulina, "las dietas muy altas en grasas son difíciles de digerir y hacen más lento el movimiento de la comida a través de tu intestino." Lo mejor que puedes hacer es bajarle a los fritos, empanizados, aderezos, cremas, etc.

4. ¡Pero no elimines los carbohidratos de tu dieta!

La razón es sencilla según Benitez, "las dietas bajas en carbohidratos pueden estreñir porque suelen ser naturalmente bajas en fibra."
A_namenko / Getty Images

La razón es sencilla según Benitez, "las dietas bajas en carbohidratos pueden estreñir porque suelen ser naturalmente bajas en fibra."

5. Consume proteína en forma de carnes magras y evita las grasosas.

El principio es el mismo del consumo de grasas: menos grasas, mejor digestión. Las carnes magras son las que tienen menos del 10% de grasa e incluyen: pavo, conejo, pollo sin piel, la ternera, el lomo, solomillo y paleta del cerdo, el lomo y la pierna del cordero y el filete, el lomo y la falda de la res.
Oliwkowygaj / Getty Images

El principio es el mismo del consumo de grasas: menos grasas, mejor digestión. Las carnes magras son las que tienen menos del 10% de grasa e incluyen: pavo, conejo, pollo sin piel, la ternera, el lomo, solomillo y paleta del cerdo, el lomo y la pierna del cordero y el filete, el lomo y la falda de la res.

6. Agrega probióticos a tu dieta.

Ayudan a que tu cuerpo absorba más nutrientes, refuerzan tu sistema inmune y hasta pueden servir para calmar el colón irritable. Los puedes encontrar en yogurt, vinagre de manzana y miso, entre otros.
marekuliasz/gettyimages

Ayudan a que tu cuerpo absorba más nutrientes, refuerzan tu sistema inmune y hasta pueden servir para calmar el colón irritable. Los puedes encontrar en yogurt, vinagre de manzana y miso, entre otros.

7. Ten una rutina alimenticia.

Desayuna, come, cena y botanea a la misma hora, esto es óptimo para que tu cuerpo se acostumbre a un plan y funcione mejor.
Tatomm / Getty Images

Desayuna, come, cena y botanea a la misma hora, esto es óptimo para que tu cuerpo se acostumbre a un plan y funcione mejor.

8. Toma mucha agua.

La deshidratación alenta la digestión y el agua "hace que tus heces tengan una consistencia que les permite atravesar el intestino sin tanto problema", explica Benitez.
LenkaSerbina

La deshidratación alenta la digestión y el agua "hace que tus heces tengan una consistencia que les permite atravesar el intestino sin tanto problema", explica Benitez.

9. Haz ejercicio para mantener tu aparato digestivo en constante movimiento.

Como dice Benitez, "entre más te muevas, más irás al baño". Caminar y correr es bueno para el colon, y estimula el tracto intestinal para que tus idas al WC sean mejores.
Nadia_bormotova / Getty Images

Como dice Benitez, "entre más te muevas, más irás al baño". Caminar y correr es bueno para el colon, y estimula el tracto intestinal para que tus idas al WC sean mejores.

10. Mastica bien y bonito.

La digestión empieza en la boca. Si la comida está bien deshecha, digerirla es más sencillo, y desecharla, también.
Demaerre / Getty Images

La digestión empieza en la boca. Si la comida está bien deshecha, digerirla es más sencillo, y desecharla, también.

11. Mantén tu peso ideal.

Cuando subes de peso, las posibilidades de reflujo y estreñimiento aumentan. Mejor ahórrate esa extra presión abdominal.
Dash_med / Getty Images

Cuando subes de peso, las posibilidades de reflujo y estreñimiento aumentan. Mejor ahórrate esa extra presión abdominal.

12. Elige comida natural y orgánica.

Deja las latas y los conservadores para otro momento.
Jeffbergen / Getty Images

Deja las latas y los conservadores para otro momento.

13. Prueba hacer cuclillas en lugar de sentarte sobre el escusado.

Jonathan108/wikipedia
jehsomwang/getty images

jehsomwang/getty images

Si te parece muy extremo, puedes ayudarte con un banquito. A diferencia de cuando te sientas, tu cuerpo no tiene que hacer ningún esfuerzo extra para desechar tu heces, más bien, el pasaje se vuelve más directo y se elimina más fácilmente.

14. Intenta hacer yoga. Ciertas posiciones, como ésta, son buenísimas para movilizar el sistema digestivo.

Esta en particular, estimula el colón, el estómago y los intestinos. Solo tienes que flexionar la rodilla sobre tu pecho y hacer de 3 a 5 respiraciones profundas con cada pierna.
Wavebreakmedia Ltd / Getty Images

Esta en particular, estimula el colón, el estómago y los intestinos. Solo tienes que flexionar la rodilla sobre tu pecho y hacer de 3 a 5 respiraciones profundas con cada pierna.

15. Relájate.

Una vida estresante exige mucho del aparato digestivo y eso se ve reflejado en tus idas al baño.
G-stockstudio / Getty Images

Una vida estresante exige mucho del aparato digestivo y eso se ve reflejado en tus idas al baño.