back to top

La marca Rapsodia es acusada de plagiar el diseño de indígenas mexicanos

Pero existe una petición para que puedas hacer algo al respecto.

publicado

La página de la marca argentina Rapsodia está en problemas por vender una camiseta con iconografía zapoteca.

Específicamente de la comunidad de San Antonino Castillo Velasco, en Oaxaca.
Rapsodia

Específicamente de la comunidad de San Antonino Castillo Velasco, en Oaxaca.

La descripción dice "Camisola de tejido satinado con brillo. Bordado metálico y puntillas en canesú y manga".

No hace ninguna referencia a la comunidad oaxaqueña y solo la venden en Argentina.
Armando Ambrocio/Wikipedia/Rapsodia

No hace ninguna referencia a la comunidad oaxaqueña y solo la venden en Argentina.

No es la primera vez que las marcas, se apropian de una cultura y una tradición que no es la suya.

Foto de la Banda filarmónica de mujeres de Tlahui con su Huipil y foto de la "blusa de diseñador" Diseño robado!

Utilizan los diseños iconográficos y patrones tradicionales que son propiedad intelectual de los pueblos indígenas y sus artesanos.

Gabriel Bouys / AFP / Getty Images

Además, muchas de ellas manufacturan sus prendas en fábricas en lugares como India o Bangladesh.

Donde los empleados (sobre todo mujeres) trabajan en muy malas condiciones laborales.
Munir Uz Zaman / AFP / Getty Images

Donde los empleados (sobre todo mujeres) trabajan en muy malas condiciones laborales.

Claudia Muñoz, creadora de la petición en Change.org, busca "una disculpa pública".

En entrevista para Crónica, Muñoz explica que lo que buscan "es que exista una disculpa pública, un reconocimiento a la comunidad, que la marca reconozca el plagio y que esta demanda se sume a las varias que hay en México por impulsar las leyes que protejan el patrimonio textil de los pueblos indígenas."

Muñoz es diseñadora textil y trabaja de cerca con artesanas chiapanecas, tanto con su propia marca como con una ONG llamada Impacto.

En entrevista con BuzzFeed México, Muñoz comentó que fue a través de Pinterest en donde se enteraron del plagio, ya que ella y "muchos de los firmantes de la carta (incluidos miembros del Museo Nacional de Culturas Populares y de la Secretaría de Cultura) trabajan con artesanos o están metidos en temas de cultura y conocen la indumentaria de todo el país".
Pinterest

En entrevista con BuzzFeed México, Muñoz comentó que fue a través de Pinterest en donde se enteraron del plagio, ya que ella y "muchos de los firmantes de la carta (incluidos miembros del Museo Nacional de Culturas Populares y de la Secretaría de Cultura) trabajan con artesanos o están metidos en temas de cultura y conocen la indumentaria de todo el país".

En México no existe ningún marco legal que proteja la propiedad intelectual de los Pueblos Indígenas. Lo que los deja completamente vulnerables ante la situación actual del mundo en el que vivimos.

Y las marcas aprovechan estos huecos legales para sacar el mayor provecho de gente que no tiene como defenderse. Con ayuda de abogados, Muñoz y el equipo de firmantes "están dispuestos a llevar el caso un poco más allá aunque sea para irle ganado terreno a este marco legal".
Max Rossi / AFP / Getty Images

Y las marcas aprovechan estos huecos legales para sacar el mayor provecho de gente que no tiene como defenderse. Con ayuda de abogados, Muñoz y el equipo de firmantes "están dispuestos a llevar el caso un poco más allá aunque sea para irle ganado terreno a este marco legal".

La petición en Change le pide a Rapsodia lo siguiente:

1. Que dejen las prácticas de apropiación o plagio iconográfico y de diseños tradicionales de comunidades indígenas que ha caracterizado a la marca. 2. Que reconozcan y remuneren a la comunidad de San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca, a la que plagiaron su blusa tradicional en su colección de invierno 2016 con el nombre de “Marion Missy”.  3. Que a partir de ahora produzcan esta pieza de indumentaria tradicional en dicha comunidad, pagando el precio justo por el trabajo de bordado de las mujeres zapotecas dueñas del bordado tradicional.
change.org

1. Que dejen las prácticas de apropiación o plagio iconográfico y de diseños tradicionales de comunidades indígenas que ha caracterizado a la marca.

2. Que reconozcan y remuneren a la comunidad de San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca, a la que plagiaron su blusa tradicional en su colección de invierno 2016 con el nombre de “Marion Missy”.

3. Que a partir de ahora produzcan esta pieza de indumentaria tradicional en dicha comunidad, pagando el precio justo por el trabajo de bordado de las mujeres zapotecas dueñas del bordado tradicional.

Si te interesa apoyar la causa, puedes firmar la petición aquí.

Tanto BuzzFeed México como los firmantes de la carta han intentado contactar a representantes de Rapsodia sin respuesta.