back to top

Después de leer este post querrás meterte a nadar después de comer

Tu madre te debe horas de alberca.

publicado

¿Recuerdas cuánto tiempo pasaste sentado al lado de la alberca en lo que pasaba media hora desde tu última comida?

Son casi las mismas horas que pasaste esperando a que el estúpido bloqueador se secara.
John Lund / Getty Images

Son casi las mismas horas que pasaste esperando a que el estúpido bloqueador se secara.

El miedo era real: "si te metes a nadar después de comer, te va a dar un calambre y te vas a morir ahogado".

"Necesitas dejar pasar mínimo media hora..."
Stockbyte / Getty Images

"Necesitas dejar pasar mínimo media hora..."

En BuzzFeed México contactamos a dos especialistas para romper este mito de una vez por todas.

La Dra. Edna Nava, vicepresidenta del Colegio Mexicano de Nutriólogos A.C. y a la Dra. Verónica Sánchez, médico especialista en Medicina de la Actividad Física y Deportiva en el Centro de Nutrición y Obesidad ABC.
Fox

La Dra. Edna Nava, vicepresidenta del Colegio Mexicano de Nutriólogos A.C. y a la Dra. Verónica Sánchez, médico especialista en Medicina de la Actividad Física y Deportiva en el Centro de Nutrición y Obesidad ABC.

Hay muchas causas por las que puedes sufrir un calambre a la hora de meterte al agua:

"Deshidratación, exceso en esfuerzo muscular, falta de calentamiento adecuado antes de la natación o falta de electrólitos séricos, especialmente potasio y calcio(...)"
Amstockphoto / Getty Images

"Deshidratación, exceso en esfuerzo muscular, falta de calentamiento adecuado antes de la natación o falta de electrólitos séricos, especialmente potasio y calcio(...)"

Publicidad

"Pero no tienen que ver con el tiempo que pasa entre la ingesta de alimentos y el ejercicio..."

De acuerdo con la Dra. Nava "no se ha encontrado ningún caso [de muertes por meterse a nadar después de comer], y las pocas estadísticas que existen no son para nada confiables".
Design Pics / Getty Images

De acuerdo con la Dra. Nava "no se ha encontrado ningún caso [de muertes por meterse a nadar después de comer], y las pocas estadísticas que existen no son para nada confiables".

Para entender dónde empezó el mito hay que diferenciar entre actividad física y deporte.

Famveld / Getty Images
Digital Vision.

Según la Dra. Verónica Sánchez:

1) "La actividad física es cualquier movimiento del sistema musculoesquelético que produce gasto de energía."

2) "El ejercicio es una actividad sistemática, estructurada, programada que tiene el objetivo de mejorar uno de los componentes de la condición física".

¿Por qué es importante esta diferencia?

Martti Sewell / Via youtube.com

Porque lo que tú haces en las vacaciones es actividad física, que no es lo mismo (obviamente) que lo que hace Michael Phelps en los Juegos Olímpicos. Eso es ejercicio.

"No hay evidencia de que hacer actividad física después de comer ocasione calambres pero lo que sí se sabe es que el ejercicio vigoroso dirige el flujo de sangre del aparato digestivo hacia la piel y los músculos que se van a involucrar durante el ejercicio y que esto puede ocasionar náuseas si es que la comida todavía no ha sido completamente digerida", agrega la Dra. Sánchez. ¿Ves? ¡No era para tanto!

Y como tú no eres Phelps, ¡métete a nadar y márcale a tu mamá mientras lo haces!

The Dodo / Via thedodo.com