back to top

21 Respuestas prácticas a preguntas sobre ejercicios de alta intensidad

De la voz de los expertos.

publicado

Los ejercicios de alta intensidad son los que deben hacerse en intervalos de tiempo para quemar más grasa en menos tiempo.

facebook.com

Desde Insanity, pasando por Crossfit y HIT 56 y culminando en 54D y 8W, mucha gente está empezando a verlos como la opción perfecta para lograr resultados rápidos.

facebook.com

Pero, ¿qué es lo que tienes que saber antes de empezar a hacer estos entrenamientos de alta intensidad?

facebook.com

Tres expertos en el área nos lo dicen todo.

1. Antes que nada, debes conocer en qué estado está tu condición física.

Rebecca Hendin/BuzzFeed

No te avientes así nada más. Antes de comprometerte con una disciplina de este tipo debes estar consciente de tu estado físico.

Ricardo Rojo de la Vega, socio y coach de HIT 56, dice que "conocer tu estado físico y clínico es básico para poder ponerte objetivos". A lo que Andrea Illanes, coach de acondicionamiento físico y fitness, agrega: "también debes saber que vas a salir de tu zona de confort, va a ser desafiante y necesitarás mucha paciencia y determinación. Y buena ropa deportiva".

Publicidad

2. ¡Calentar, calentar, calentar!

Para evitar lesionarte tienes que calentar antes de empezar cualquier tipo de ejercicio, pero sobre todo uno como éste.

Andrea nos dice que ésta es la mejor forma de "hacer que tu sistema circulatorio esté en óptimas condiciones y que tus articulaciones tengan la lubricación adecuada."

3. La mejor hora para entrenar es la que tu cuerpo te diga.

Realmente todo depende de tu rutina y del horario que mejor te acomode... Aunque Ricardo recomienda "hacer ejercicio en la mañana ya que los niveles de testosterona son más altos".

4. Los ejercicios son escalables, así que puedes hacerlos aunque tu condición física no sea la mejor.

Rebecca Hendin/BuzzFeed

Lo que significa cero pretextos. Si tu condición no es óptima solo es cuestión de adapta un poco la rutina, pero los resultados finales te dejarán más que satisfecho.

"Cualquier persona que este médicamente apta puede realizarlos ya que los ejercicios pueden ser más fáciles o más difíciles, así puedes empezar desde cero", comenta Andrea.

5. Necesitas autorización médica si sufres de ciertas enfermedades.

Si tienes diabetes, presión alta o algún otro tipo de enfermedad que pueda desatarse por el ejercicio puedes hacer estos entrenamientos, pero "siempre es necesario contar con la aprobación de un médico especialista en el tema, y con la supervisión y medicación adecuada", explica Ricardo.

Publicidad

6. Si tuviste alguna lesión, es importante que te hayas rehabilitado por completo antes de empezar.

"Y ya después empieza a entrenarse la parte afectada con ejercicios de rango y fuerza para fortalecer la zona", agrega Andrea.

De cualquier forma, tienes que hablar con tu doctor antes de comenzar con un entrenamiento así.

7. Sufrir de sobrepeso no es un impedimento para hacer ejercicios así.

Rebecca Hendin/BuzzFeed

"Pero no es recomendable para la gente con obesidad", aclara Andrea.

La diferencia entre obesidad y sobrepeso está en el índice de masa corporal: si es superior a 25 hay sobrepeso, si supera los 30 hay obesidad.

8. Primero técnica, después intensidad.

Puedes lastimarte "si tu coach no presta suficiente atención y tiempo a la técnica o si decides meter intensidad antes que técnica", aclara Andrea.

Para que este no pase tu entrenador debe "enseñarte a tener la mejor postura", nos dice Mario Esquivel, head coach de 8W Santa Fe.

9. Siempre ponle atención a tu entrenador para no lastimarte.

"Es responsabilidad de los coaches indicar las posturas y rangos de movimiento correctos para desarrollar los ejercicios correctamente", dice Ricardo.

Pero es tú responsabilidad poner atención y pedir que se te ponga la misma atención de regreso.

Publicidad

10. Vomitar se puede evitar con una alimentación adecuada.

Rebecca Hendin/BuzzFeed

No está bien, pero tampoco es raro que suceda. Es más común en gente que está en "sus primeras sesiones de entrenamiento y pasan del 75% de su capacidad cardíaca. Teniendo una correcta alimentación pre-entrenamiento y estableciendo una buena periodización progresiva de entrenamiento se pueden evitar este tipo de reacciones", agrega Andrea.

11. Es igual de difícil al inicio que al final del entrenamiento.

"Tu acondicionamiento físico va a mejorar y tu cuerpo va a demandar más de ti. Pero para el punto de progreso en el que estés debe de ser igual de desafiante al principio que al final", comenta Andrea.

12. Al final de la primera semana comenzarás a ver resultados.

Te sentirás bien desde el primer día (excepto por las agujetas, pero esas se quitan con más ejercicio, ni modo). Andrea explica que "los resultados corporales, llevando una dieta adecuada, se notan en un par de semanas, pero los de condición física desde la primera semana".

13. La dieta es tan importante como el ejercicio.

Rebecca Hendin/BuzzFeed

Para Ricardo "van de la mano. La alimentación, el ejercicio y el descanso son claves para tener un cuerpo en forma y saludable".

La dieta, como el entrenamiento, implican un cambio de hábitos, y el chiste es que cambies tu vida para bien.

Publicidad

14. Y puedes adaptarla a tus necesidades.

Este tipo de lugares suelen tener una nutrióloga que puede cambiar la dieta según lo que necesites, pero es importantísimo que realmente la sigas para conseguir todo el kit de resultados, no nada más bajar de peso.

15. Puedes seguir con el entrenamiento desde tu casa, peeeero...

Debes saberte la técnica, la dieta y las posturas a la perfección para no lastimarte, utilizar solo los videos no es suficiente.

Ricardo aclara que "la ventaja que tenemos nosotros es que tenemos todos los implementos necesarios, los ejercicios y la motivación".

16. El riesgo es el mismo que cualquier otra actividad física de alto impacto.

Rebecca Hendin / BuzzFeed

Ricardo dice que para evitar cualquier problema se debe "poner atención para hacer bien los ejercicios y prestarle atención a lo que tu cuerpo te indica. Los coaches están ahí para ayudarte y hay que estar en comunicación con ellos".

La moraleja es básica, si algo no se siente bien, alza la voz.

17. La mente es fundamental.

Para Andrea: "todo comienza en la mente. Estar en un punto de máxima intensidad no es una sensación de placer, el placer es el resultado de hacer un cambio de hábitos y para hacerlos necesitas una mente poderosa y sobre todo, dominar esa mente". Imagina sentirte en completo control de tu cuerpo y de tus pensamientos. Amén.

Publicidad

18. El ejercicio puede estar impidiendo que duermas bien.

¡Oh, la ironía! Este tipo de ejercicio tan intenso puede afectar tus hábitos de sueño, pero por supuesto hay una solución.

Lo que puede estar sucediendo es que "tu cuerpo no se está recuperando como debe". Para poder regresar a tus horas de sueño habituales solo "tienes que cambiar tus horarios de entrenamiento", aclara Andrea.

19. Es una buena opción si sufres de depresión o ansiedad.

Rebecca Hendin/BuzzFeed

Como cualquier otro ejercicio, es casi una terapia, pero éste tiene el extra de que, como dice Ricardo, "cada clase es un logro", lo que te hará sentir extra bien contigo todos los días.

20. Es catártico.

Estos ejercicios son benéficos para todos los que quieran hacerlos (y que cumplan con los requisitos dichos antes) pero son aún mejores para "quienes más problemas tienen en su entorno. Las personas que siempre están de mal humor por ejemplo. Siempre hay algo detrás y tener una catarsis física trae muchos beneficios", agrega Andrea.

21. La razón por la que le gente se clava tanto con este tipo de ejercicio es clara:

"Funciona" dice Andrea, "Una sola palabra... Resultados", agrega Ricardo.

Agradecemos a Andrea Illanes, coach de acondicionamiento físico de Go! Fitness, Ricardo Rojo de la Vega, socio y coach de HIT 56 y Mario Esquivel, head coach de 8W Santa Fe por la información que nos proporcionaron.