back to top

Si hiciste aunque sea 10 de estas 24 cosas, sin duda usaste brackets

Las ligas de colores nunca compensaron el dolor de las aftas.

publicado

1. Moriste de ganas por usarlos, hasta tenías envidia de tus amigos que ya los tenían, te encantaba la idea de tener dientes perfectos.

Pero la emoción te duró bien poquito cuando descubriste la tortura en la que te acababas de meter.
SaintJimmyNdr / Via reddit.com

Pero la emoción te duró bien poquito cuando descubriste la tortura en la que te acababas de meter.

2. Aguantarte las ganas de vomitar cuando estaban haciendo el molde para tu boca.

wiredlady
Dr. Ford Cooper

A veces ni respirar profundo ayudaba y tenías que tomar un descansito.

3. Tener dolor de cabeza, craneo, pómulos, dientes, encías y hasta nariz después de ir a ver al dentista para que te los apretara.

Warner Bros

4. Comprar liguitas de colores y decorar tus dientes según el evento en turno.

¿Día de la Independencia? Venganche esas ligas rojas, blancas y verdes. ¿Evento nocturno? ¡Que brillen en la oscuridad!
amabloom101 / Via imgur.com

¿Día de la Independencia? Venganche esas ligas rojas, blancas y verdes. ¿Evento nocturno? ¡Que brillen en la oscuridad!

Publicidad

5. Tal vez tomaste la decisión de tener brackets transparentes...

Y a menos que tuvieras una higiene con disciplina de soldado, seguro te arrepentiste por culpa de todas esas placas de sarro que se formaron en tus dientes chuecos.
Toa55 / Getty Images

Y a menos que tuvieras una higiene con disciplina de soldado, seguro te arrepentiste por culpa de todas esas placas de sarro que se formaron en tus dientes chuecos.

6. Te babeaste encima sin darte cuenta.

Fox

7. Tuviste que usar palillos o algo similar para sacarte la comida de entre los dientes y el metal.

Porque siempre se atoraba, invariablemente.
Ocskaymark

Porque siempre se atoraba, invariablemente.

8. Te despediste del chicle, las palomitas y las manzanas por meses, sino es que años.

Pero a veces te sentías rebelde e igual lo hacías, lo que nos lleva a:
Osuleo / Getty Images

Pero a veces te sentías rebelde e igual lo hacías, lo que nos lleva a:

Publicidad

9. Fuiste a ver al dentista con la cola entre las patas porque OTRA VEZ, por enésima vez, te safaste un bracket.

Eso solo significaba un mes más de tratamiento 😭. Y si tenías pésima suerte, desaparecía para siempre porque te lo comiste.
fox

Eso solo significaba un mes más de tratamiento 😭. Y si tenías pésima suerte, desaparecía para siempre porque te lo comiste.

10. Te abriste la boca enterita porque chocaste contra un vaso, alguien te dio un codazo o algo igual de tonto que se convertía en una escena gore de película de terror.

http://ailyncotto.tumblr.com/
E!

11. O chance, hasta por dormir boca abajo.

Giphy

12. Sonreíste solo para que tu labio superior se quedara atorado encima de tus frenos.

Publicidad

13. Tenías Kanka a granel para poder curarte todas esas aftas.

¡MILES Y MILES DE DOLOROSAS AFTAS!
kanka / Via youtube.com

¡MILES Y MILES DE DOLOROSAS AFTAS!

14. Intentaste darle un beso a alguien que, como tú, tenía brackets...

Y todo salió muy, muy mal. De suerte no le marcaron a una grúa para separarlos.
Primsky / Getty Images

Y todo salió muy, muy mal. De suerte no le marcaron a una grúa para separarlos.

15. Dejaste de sonreír en las fotos porque no querías tener evidencias de este terrible momento de tu vida.

Dimitrios Kambouris / Staff

16. O empezaste a sonreír con más fuerza porque nada te daba más orgullo que traer brackets.

Al principio, era motivo de emoción, después era pura molestia. Igual que traer yeso o usar lentes.
imgur.com

Al principio, era motivo de emoción, después era pura molestia. Igual que traer yeso o usar lentes.

Publicidad

17. Fuiste varias veces a consulta jurando que ese era el día en el que por fin ibas a ser libre...

Solo para que te salieran con un "ya casi, nomás un mesecito más".
ABC

Solo para que te salieran con un "ya casi, nomás un mesecito más".

18. Compraste cera una y otra vez para cubrir tu pobre boca del estúpido y violento metal.

¿Ya hablamos de las aftas, verdad?
bracesexplained / Via bracesexplained.com

¿Ya hablamos de las aftas, verdad?

19. Era molesto cuando se soltaba un cuadrito de metal, pero cuando el alambre se rompía y quedaba a la intemperie de tu boca.

MTV
Warner Bros.

¡DIOS MIO! ¡EL DOLOR! ¡LA SANGRE! ¡LA HUMANIDAD!

20. Gastaste miles de pesos en herramientas especiales de limpieza.

wordpress / Via wordpress.com
Publicidad

21. Cuando te los quitaron, pasaste tu lengua sobre tus dientes recién pulidos y libres de metal, y sentiste una suavidad como nunca antes.

22. Tuviste, y rápidamente perdiste, el paladar que te dieron cuando te quitaron los brackets.

Hdesert / Getty Images

23. Y juraste que con esto ya ibas a ser libre.

Pero se te rompió el corazón cuando descubriste que era igual de doloroso y muy, muy fácil de perderse.
Antonioguillem / Getty Images

Pero se te rompió el corazón cuando descubriste que era igual de doloroso y muy, muy fácil de perderse.

24. Y sentiste terror de pensar que ahora se te iban a mover los dientes y ¡OTRA VEZ TENDRÍAS QUE EMPEZAR TODO EL PROCESO!

nbc