back to top

19 Cosas que todo empleado de tienda ha hecho

Lo siento, nos quedamos sin esa talla.

publicado

1. Decirle al cliente que no tenía su talla cuando ni siquiera lo habías comprobado.

Fox

2. Fingir que doblas algo y negarte a mirar a un cliente para no tener que ayudarle.

NBC

3. Redirigir al cliente a un compañero porque estaba a punto de llegar tu hora de descanso.

NBC

4. Ver que la tienda se estaba llenando y faltaba personal pero no hacer nada porque aún te quedaban cuatro minutos de tu hora de comer.

5. Decirle a un cliente que el jefe estaba almorzando cuando pidió verle.

6. Irte a la habitación de atrás y sentarte durante cinco minutos diciéndole a tu jefe que ibas por algo para un cliente.

CBS

7. Ver que un cliente parece perdido y confundido y dirigirte hacia otro lado.

20th Television

8. Decir: "Voy a buscar al jefe" para no tener que ocuparte de tonterías.

20th Television

9. Preguntarle a un cliente si podía pagar con un billete de menos valor para no tener que ponerte a contar el cambio.

10. Ser demasiado vago para doblar algo y ponerlo en la parte de abajo del montón.

Warner Bros

11. Ordenar algo que ya estaba ordenado para aparentar que estabas haciendo algo.

E!

12. Contar los segundos hasta que sea lo bastante razonable preguntarle a tu jefe si puedes ir al baño de nuevo.

13. Irte lo más lejos posible de la entrada de la tienda para no tener que saludar a los clientes.

Warner Bros

14. Decirle a un cliente enojado que lo sentías mucho solo para que dejara de hablar.

20th Television

15. Darte un paseo relajado hasta la caja para comprobar cuánto tiempo falta para poder irte a casa.

NBC

16. Indicarle a un cliente la dirección de lo que estaba buscando en vez de acompañarlo tú mismo.

ABC

17. Decirle a tu jefe que ya tenías planes y no podías hacer ese turno extra incluso aunque tus únicos planes fueran pasar todo el día en la cama.

E!

18. Decirle a un cliente que la tienda estaba a punto de cerrar a pesar de que estaría abierta durante 20 minutos más.

CBC

19. Ignorar a un cliente al salir de la tienda porque ya habías fichado la salida.