Ir directo al contenido
  • Lola badge
Updated on 22 sept. 2018. Posted on 3 mar. 2016

Un chico me hizo un nega en Tinder y le salió fatal

¡Pero ahora sé lo que es un nega! Spoiler: es patético.

Soy de la opinión de que Tinder es al amor lo que Just Eat es a la comida: tienes que pasar por tanta morralla hasta encontrar un restaurante medio decente que al final se te quita el hambre. Chico con faltas de ortografía en la descripción. NEXT. Kebab 'Istambul'. NEXT. Decimotercer tipo abrazando a un animal exótico en un lugar exótico. NEXT. Foto en ropa interior. NEXT. Restaurante chino La Gran Muralla. NEXT. Y así hasta que acabas apañándote con lo que tienes por casa: un poco de pasta, tomate frito, el Hitachi o el número de tu ex.

El caso es que el otro día estaba en ese solar de las relaciones cuando decidí volverme loca y dar 'Sí' a mansalva. Entendedme, era domingo, llevaba una mascarilla en la cara, una copa de vino en la mano y me dio por la autocrítica: "igual el problema es mío que digo que no a todo, igual me he convertido en esa mujer increíblemente sofisticada y con pelazo que acaba devorada por sus gatos por ser incapaz de bajar un poquito el listón".

En esas hice match con una persona aparentemente normal. Me saludó. Le pregunté qué tal. Me dijo que bien y me preguntó a que me dedicaba. Cuando le respondí me dijo: "Tienes cara de alien jaja". Le puse "?". Me dijo: "O de mala de James Bond.. jaja tienes una cara muy rara". Le pregunté si estaba borracho o es que era completamente imbécil, entonces me respondió "claramente digo esto sabiendo que eres como 10 veces más guapa que yo". Decidí no ser the ranciest, le pregunté a qué se dedicaba y me dijo "ingeniero, ya sabes, tuerca... tornillo... pim...pam". Le eliminé. Si tenía que elegir, prefería ser devorada por gatos.

Al día siguiente tenía un mensaje en Facebook del mismo chico, que no sé cómo me encontró, diciendo que 'Hey', que lo sentía, que de normal no era "tan tontín" y que "tampoco era como para eliminarle".

Habíamos hablado un total de dos minutos.

Cuando le conté la historia a un colega me dijo lo siguiente:

¡UN NEGA!

Espera, ¿qué?

Necesito investigar esto.

Un nega es una de esas técnicas de ligoteo que los cuñados de la Seducción Científica enseñan a otros cuñados para conseguir mojar el churro. Ellos lo llaman nega, cumplido negativo o cumplido ambiguo. Consiste en hacer un comentario que ataque la autoestima de la chica. Consigues que ella se sienta insegura, cohibida o simplemente descolocada. Según estos cracks, el nega demuestra que no te tomas a la chica demasiado en serio y el tema es que si haces un "buen nega" consigues que la chica quiera ganar seguridad demostrándote lo guay que es. La tienes en el bote, crack. Palmadita en la espalda y tal.

Esta técnica de depredador fue inventada por uno de los líderes de la Seducción Científica que se hace llamar Mistery porque nunca debió superar la fase emo del instituto. Y hay un montón de tíos alrededor del mundo que, como Mistery, se lucran enseñando estas y otras técnicas a otros tíos creando una subcultura increíblemente rancia y misógina. Bien hecho, cracks.

Vuelvo a cederle la palabra a mi colega:

Ahá.

No soy carne de nega. Quiero decir que no se me ocurre ningún posible escenario en el que un nega tuviese el efecto esperado en mi. ¿Descoloque? Por supuesto. Previo al descarte inmediato. La razón es que el insulto por el insulto no me impresiona: el mundo ya está bastante jodido como para permitirle a un desconocido tratarme regular en una discoteca. Muchos menos a un tipo de Tinder, donde afortunadamente el bloqueo es tan fácil como hacer click.

Pero más que por eso, creo que es una técnica equivocada: los tíos no se están dando cuenta del mensaje que transmiten haciendo un nega. No hablo ya de parecer maleducado, vulgar, infantil e incluso hostil. Es que consigue el efecto contrario que intenta provocar: no pareces más seguro, pareces un tipo muy inseguro. Como si intentaras desviar la atención de un frágil ego masculino desmontando mi seguridad, que por alguna razón que no consigo llegar a entender, te abruma.

Lo cierto es que esta subculturita de frases motivacionales de gimnasio de extrarradio no ha inventado nada nuevo: no deja de ser la táctica "niña, te tiro de las coletas" una y otra vez. La de "te insulto porque me gustas" y "si se mete contigo es porque te quiere" que confío que las nuevas generaciones no aprendan y las viejas generaciones olviden.

El instituto terminó, ¿no es maravilloso?




BuzzFeed Daily

Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

Newsletter signup form